Actualidad

"Alumni EAE supone cerrar el círculo entre sociedad, egresados y la institución"

Entrevista a Javier Lozano, presidente de la Asociación Alumni de EAE Business School

Miércoles, 28 de Diciembre, 2016

La Reunión de Alumni de EAE congregó a empresas, profesionales y a antiguos alumnos en una velada muy especial. Su presidente, Javier Lozano, elaboró un discurso sobre la importancia de la comunidad alumni. En esta entrevista nos explica qué significa pertenecer a eta comunidad y cuál es el día a día de su profesión.

Hace ya más de un año que ocupas el puesto de Medical Manager Haemophilia Spain & Portugal en la biofarmacéutica SOBI, Swedish Orphan Biovitrum, especializada en enfermedades raras. ¿En qué dirección van los últimos avances en el campo de las enfermedades minoritarias?

Los avances en el diagnóstico y tratamiento son muy numerosos. En cuanto al diagnóstico, podemos decir que alrededor de 2.000 enfermedades raras ya cuentan con la posibilidad de establecer su diagnóstico genético y se estima que en cuestión de pocos años estará disponible para la mayor parte de estas patologías.

En el ámbito del tratamiento, actualmente hay autorizados en Europa, aproximadamente, unos 100 medicamentos huérfanos (medicamentos para el tratamiento de enfermedades raras) y alrededor de 1.500 medicamentos huérfanos en investigación con los que podrían tratarse unas 600 patologías.

¿Cuál es la situación del I+D para las enfermedades minoritarias?

La situación general de la inversión en I+D en el sector biofarmacéutico es muy variable y depende en gran medida del ámbito de actuación y del enfoque estratégico de la compañía en cuestión. En términos generales, la inversión en I+D de las compañías biofarmacéuticas que tienen su foco en las enfermedades raras oscila entre el 15 y el 20% de los ingresos operativos de ésta. Siendo el departamento de I+D una de las áreas que cuentan con mayor peso en el apartado de recursos humanos, alcanzando porcentajes de hasta el 25% del total de empleados de la compañía.

¿Hay suficiente inversión para la investigación?

Hay variables que nunca parecen satisfacer a ninguna de las partes implicadas y ésta es una de ellas. En estos últimos años se ha recorrido un arduo camino en favor del desarrollo del conocimiento de las enfermedades raras y éste ha ido acompañado de un incremento, más que notable, de la inversión en investigación.

¿Qué resaltarías del capital humano que trabaja en esta área?

El entorno de las enfermedades raras está formado por profesionales ampliamente formados y que abordan desde la vocación estas patologías de escasa prevalencia, poniendo al paciente y su bienestar en el corazón de todo aquello que hacen. Si tuviera que reseñar una sola de sus cualidades, ésta sería la pasión que demuestran sentir por lo que hacen.

Has desarrollado gran parte de tu carrera profesional en Novartis asumiendo diferentes roles durante algo más de 14 años. ¿Cuáles fueron tus mayores retos?

Principalmente, la adaptación al cambio y la gestión de sus consecuencias. Yo venía de realizar una actividad intensa como investigador durante varios años en el Servicio de Cardiología del Hospital Clínic de Barcelona. Años que pasé, preferentemente, encerrado en el pequeño laboratorio de Cardiología Molecular. La aparición de un nuevo planteamiento vital requería un cambio drástico de paradigmas. A pesar de lo cual, y para sorpresa propia, la decisión de cambiar radicalmente mi actividad profesional no fue difícil de tomar. Es más, abrió nuevos caminos que ahora transito con satisfacción.

Tu experiencia en el sector farmacéutico pasa por distintos ámbitos como el de Ventas, Planificación Estratégica, Marketing y Desarrollo Clínico y “Medical Affairs” (CD & MA). ¿Cómo te adaptaste a estos perfiles tan dispares?

Hace algunos años comprendí que mi “driver” de acción es el reto. Es lo que me mueve. Es mi motor. Después, claro está, están el resto de cualidades que acaban por conformar el puzle. Mi caso es el de un apasionado de la construcción de relaciones y de la generación de procesos de participación para influir y transformar la realidad. Curioso por naturaleza, siempre me ha fascinado la felicidad que despierta en mí la búsqueda de respuestas, el proceso de aprendizaje y la comunicación. Tal vez, este binomio explique mi pasión por el mundo de la ciencia y el inexorable camino recorrido en el terreno profesional.

Una carrera profesional tan completa no puede llevarse a cabo sin una formación adecuada. Cuentas con distintos másteres y en tu currículum destaca el MBA Executive de EAE Business School. ¿Qué supuso para ti este curso?

Como a estas alturas de la entrevista habrás podido apreciar, soy un firme defensor de la formación continuada. Como ejemplo, te hablaré de mi caso; soy Licenciado en Bioquímica por la UAB y Máster en Biología Molecular por la UAB, además, realicé un “fellowship” en Cardiología Molecular en el Institut de Malalties Cardiovasculars del Hospital Clínic de Barcelona, centro adscrito a la UB. En ese momento de mi vida, y tras mi capacitación técnica, aparece la necesidad de dotarme de conceptos y herramientas para entender y participar en el mundo de la empresa con los más altos estándares. Y es ahí donde aparece el MBA Executive de EAE Business School. Esta formación, que a nivel académico supuso un punto y seguido en mi carrera, me condujo a nivel profesional al desempeño de diferentes roles en tres de los más importantes departamentos de una multinacional farmacéutica, el de Medicina, el de Marketing y el Comercial. E, incluso, me ha permitido aventurarme en otros entornos profesionales que nada tienen que ver con el de la industria de la salud.

El pasado mes de junio te nombraron presidente de la Asociación Alumni de EAE Business School. ¿Qué representa este cargo para ti?

Un nuevo reto. Pero, sobre todo, la oportunidad de devolver a la escuela parte de lo que ésta me dio, tanto a nivel formativo como humano. Es por tanto, una oportunidad única que afronto desde la ilusión y el deseo de aprender.

¿Qué labores desempeñas?

Alumni EAE es una iniciativa conjunta de estudiantes, antiguos alumnos, claustro académico y comunidad empresarial que tiene vocación de servicio a los más de 70.000 estudiantes que se forman o se han formado en nuestra escuela desde 1958. Mi labor, como miembro del consejo de Alumni, será ofrecer asesoramiento y dar seguimiento a los servicios e iniciativas ofrecidos desde la asociación, así como la representación institucional de ésta.

Desde tu óptica y experiencia, ¿qué crees que puedes aportar a la comunidad Alumni?

Creo en la contribución desde la vertiente colaborativa. Mi deseo es aportar las habilidades que he aprendido a lo largo de mi carrera académica y profesional, así como los valores que me sirven de guía, desde la frescura que da llegar desde “fuera de la caja” a un nuevo ámbito de actuación. A lo largo de los años, he prestado mi colaboración vinculado a ámbitos muy diversos y que abarcan desde la investigación y la docencia, hasta posiciones de gestión en los departamentos comercial, de marketing y de medicina. Esto me ha dotado de una amplia visión estratégica y operativa que me permiten un cierto grado de análisis y adaptabilidad. Pero, ante todo, me mueve una gran voluntad de servicio.

Desde tu opinión, ¿cómo valoras que EAE Business School disponga de una Asociación de Antiguos Alumnos?

Valoro la asociación de alumnos de forma muy positiva porque supone cerrar el círculo entre la sociedad, a través de los egresados plenamente integrados en el mercado laboral, y la institución formativa. Entiendo esta relación desde una multilateralidad dinámica que permita un intercambio de ideas y recursos, diverso y productivo.

¿Qué ventajas tiene pertenecer a la comunidad Alumni?

En el panorama laboral actual, y si me apuras en el personal, es cada vez más importante estar formado e informado. Formar parte de esta asociación de alumnos lo permite y lo facilita. Amén de potenciar otros propósitos, como el “networking” y el desarrollo profesional, que los profesionales y su entorno valoran muy positivamente.

En otras palabras, el objetivo de EAE Alumni es poner a disposición de sus asociados diferentes herramientas e iniciativas con el propósito de satisfacer de manera integral sus intereses académicos y profesionales. Iniciativas que han sido circunscritas en cinco áreas de servicio:

  • Desarrollo profesional
  • Formación
  • Knowledge
  • Networking
  • E-club

¿Tienes algún proyecto definido para impulsar Alumni?

Durante el año próximo, nuestra comunidad de alumnos estará centrada en dos grandes objetivos. El primero de ellos es continuar trabajando en la mejora de la calidad de los servicios que desde Alumni se ofrecen, con la intención de poder anticipar nuestros movimientos a los del mercado, dando, así, la mejor cobertura posible a las necesidades de nuestros asociados. Y el segundo, consolidar e internacionalizar nuestra actividad, para hacerla más relevante.

En el capítulo de la internalización de Alumni EAE, me gustaría reseñar nuestra firme voluntad de ampliar la red de embajadores el próximo año. La intención, no es otra que la de potenciar su doble cometido.

Pretendiendo, por un lado, dinamizar a las comunidades internacionales mediante la generación de iniciativas de Alumni EAE en su área de responsabilidad. Y, por otro, fundar los primeros “chapters” de EAE a nivel internacional.

EAE Business School representa una de las opciones más completas para desarrollar los estudios de negocios y management. ¿Qué destacas de tu experiencia EAE?

Frecuentemente tendemos a valorar una experiencia en función de aquellos aspectos que aglutinan los referentes cuantitativos y cualitativos, siempre dentro del ámbito de lo medible. En esta ocasión, por el contrario, me gustaría destacar la vertiente más holística y hacer referencia a “ese tejido conectivo” que cohesiona y articula la experiencia y que la hace, o no, memorable. Esos aspectos que aglutinan y dan sentido a la experiencia y que se encuentran en el rango de la intangibilidad son los que me hacen calificar la experiencia de enriquecedora e imperecedera.

Añadir nuevo comentario: