Actualidad

Ana García Novo, antigua alumna de EAE: “El Executive Mentoring ha reforzado mi capacidad de liderazgo y gestión de equipos humanos”

Jueves, 15 de Septiembre, 2016

Ana García Novo, periodista freelance y antigua alumna del Máster en Marketing Online y Comercio Digital. Su esfuerzo diario en las aulas le sirvió para formar parte de la Dean’s List de Madrid, cuyas sensaciones nos relató ya en esta entrevista anterior. Ahora volvemos a contactar con ella para conocer su experiencia tras realizar el Executive Mentoring de EAE. Esta iniciativa de la comunidad de Alumni busca formar a antiguos alumnos con perfiles ejecutivos como el de Ana en procesos de mentorización, bajo la batuta del profesor Jordi Vilà Giménez.

Tras formar parte de la Dean’s List en el Campus de Madrid, ahora entras en la primera promoción de alumnos que disfrutan del Executive Mentoring de EAE. ¿Cómo te sientes?

Me siento muy honrada. Para mí ha sido una experiencia muy interesante poder formar parte de la Dean’s List en el Campus de Madrid, una distinción que me ha permitido no solo conocer a alumnos de otras especialidades, sino también ampliar mi formación gracias a mi participación en el Executive Mentoring.

Este programa ha sido muy participativo y he tenido la suerte de compartirlo con compañeros excelentes, todo ello guiado de manera experta por Jordi Vilà.

¿Qué te ha aportado en tu perfil laboral asistir a la formación impartida por Jordi Vilà?

Considero que el Executive Mentoring me ha aportado una serie de habilidades que me resultarán de gran utilidad para cualquier desempeño laboral. En especial, creo que reforzará mi capacidad de liderazgo y gestión de equipos humanos.

Emplear herramientas que me permiten comunicarme mejor y, sobre todo, escuchar de manera activa a los demás será un importante soporte en mi desarrollo profesional y personal, no me cabe duda.

De hecho, creo firmemente que el cultivo de competencias intrapersonales e interpersonales -tales como la empatía, la motivación o las habilidades sociales - es uno de los factores que marcarán la diferencia a nivel laboral en los próximos años. En un entorno en el que el contacto entre los equipos de trabajo será cada vez más virtual, saber cómo gestionar conflictos de manera eficaz, alcanzar acuerdos y buscar el beneficio mutuo será cada vez más importante.

Uno de los bloques desarrollados fue ‘herramientas básicas de comunicación’, sector en el que te has especializado y llevas trabajando durante 18 años. ¿Qué aprendiste nuevo o qué recordaste en especial?

Este módulo me ha resultado muy curioso, ya que confirma algunas herramientas que he utilizado de manera intuitiva durante toda mi carrera como periodista, como por ejemplo el poder que tienen las preguntas cuando se plantean desde una escucha activa.

Normalmente, las personas a quienes entrevisto me ofrecen las respuestas más interesantes cuando les planteo preguntas que no se encontraban previamente en el cuestionario, sino que han surgido dentro de una conversación en la que les estoy prestando una atención plena. Es entonces cuando siento que se abren y expresan lo mejor de sí mismas, hasta el punto de que el 90% de los titulares de mis entrevistas surge de estos momentos. En el plano empresarial, no es difícil imaginar el valor que puede tener ese tipo de escucha en la comunicación con los equipos de trabajo.

Más allá de trabajar o no en comunicación, ¿por qué esta es tan fundamental para cualquier puesto laboral?

Una buena comunicación es esencial en cualquier relación laboral, desde la transmisión de instrucciones básicas a la expresión y recepción de opiniones constructivas acerca del trabajo que se realiza en una empresa. Tanto los empresarios como sus colaboradores deben fomentar una comunicación sana que facilite la evolución del equipo humano y del propio negocio. Una empresa en la que todos sus integrantes se comuniquen de manera eficaz, desde el respeto y la generosidad, tiene mucho terreno ganado en su camino hacia el éxito.

¿Cómo llegamos a ser buenos comunicadores?

Creo que el secreto de un buen comunicador se encuentra precisamente en la escucha de aquellas personas con las que entabla comunicación. El tiempo en el que los medios de comunicación eran púlpitos desde los que se lanzaban mensajes que el público se limitaba a recibir y digería como podía se ha acabado, en gran medida gracias a la popularización de internet.

Tener la humildad de pararte a escuchar a tu público objetivo, saber qué le motiva, qué tipo de lenguaje emplea o qué soportes prefiere es básico en cualquier estrategia de comunicación. A partir de ahí, es cuestión de seleccionar las herramientas adecuadas tanto para hacerle llegar tu mensaje como para recibir el suyo de la manera más eficaz posible.

Añadir nuevo comentario: