Actualidad

“Animo a todos los estudiantes del Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial a intentar hacer carrera en el marketing deportivo, hay muchas posibilidades”

El exjugador de baloncesto Nacho Rodríguez visitó el Campus de Madrid de EAE Business School para ofrecer una ponencia a los alumnos del Máster en Dirección de Marketing y gestión Comercial sobre su experiencia en el marketing deportivo desde la Junta de Andalucía

Martes, 15 de Noviembre, 2016

En las charlas organizadas por Carlos Cantó, profesor del Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial, contaron con la participación de Nacho Rodríguez, exjugador profesional de baloncesto y Director General de Deportes y Secretario General para el Deporte en la Junta de Andalucía hasta el año 2015.

El baloncestista, considerado uno de los mejores defensas de la Liga, jugó 16 temporadas en la Liga ACB, comenzando con el Mayoral Maristas Málaga, pasando por el FC Barcelona, y acabando su carrera deportiva en el Grupo Capitol Valladolid. Además fue jugador de la Selección Española, disputando 125 partidos internacionales. Mientras se dedicaba profesionalmente al baloncesto, Nacho Rodríguez no dejó de lado su formación académica, licenciándose en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Máster en Gestión y Dirección Deportiva.

Tras 20 años en las canchas de baloncesto, Nacho Rodríguez tiene una amplia experiencia en la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, primero como Director General de Actividades y Promoción del Deporte durante más de dos años, y después como Secretario General para el Deporte, actividad que finalizó recientemente en el año 2015. Durante su ponencia, ha explicado las diferentes estrategias que llevó a cabo en esta fase, pero sobre todo ha destacado los valores que aprendió en las canchas y los vestuarios de fútbol, aplicables a las empresas e instituciones.

Durante tu etapa de deportista continuaste activamente formándote, algo que aquella época no se solía ver.

Aunque con 13 o 14 años comencé a destacar en el baloncesto, mis padres me dijeron que tenía que seguir estudiando. Mi entorno y, especialmente, la educación por parte de mis padres me inculcaron la importancia de la formación, no solo para el futuro – que me ha servido -, sino también para el desarrollo personal. El hecho de ir a entrenar y después ponerte a estudiar te abre más la mente, sobre todo a nivel de conocimiento que después podías aplicar en un vestuario.

Para mí la educación siempre ha sido fundamental, también porque sabía que había una vida después en el mundo profesional. Como contaba en la ponencia, un deportista de alto nivel con una formación tiene más posibilidades de inserción en el mundo laboral.

¿Crees que hay una evolución o transformación de deportistas que se centran en la formación durante su carrera?

Hay más, pero desgraciadamente por la situación económica. Encontramos a muchos deportivas que se ven obligados porque no pueden dedicarse por completo al deporte. Sin embargo, debería de ser una decisión voluntaria por parte del jugador.

La verdad que creo que es un fallo del sistema. Los clubes y las federaciones deberían inculcar al deportista profesional la importancia de los estudios, sobre todo a los jóvenes de la cantera. Sin embargo, es cierto que actualmente las propias federaciones deportivas no hablan de formación en las concentraciones por desgracia.

¿Es posible compaginar la vida de un deportista de alto nivel con unos estudios universitario o se puede compaginar?

Es algo que se puede hacer claramente. Sí es cierto que lo más probable es que necesites más tiempo para realizar los estudios universitarios. Por ejemplo Alfonso Reyes, compañero de baloncesto, empezó a estudiar una Ingeniería de Caminos con 18 años y la finalizó con 35 años. Es lógico que su ingeniería no era comparable al Grado en Educación Física que yo hice. Estudiábamos juntos en las concentraciones y recuerdo que mientras yo tenía tres asignaturas en verano, él solo tenía un parcial. Sin embargo lo consiguió y ejerció como ingeniero de caminos. Con voluntad y esfuerzo se puede.

En la ponencia también te has centrado a dar a conocer a los alumnos tu experiencia en la Junta de Andalucía, hablando de los perfiles más demandados en la gestión deportiva. ¿Qué se exige?

El mundo del deporte en España vive un boom desde hace unos años. Encontramos a más gente que realiza deporte, más parques de instalaciones deportivas, grandes éxitos deportivos, una importante marca España en el deporte internacional… Y hay que aprovechar ese tirón. Actualmente tenemos nichos importantes para trabajar en el mundo del deporte.

No obstante, soy una persona de sentimientos y de responsabilidad, por lo cual lo que más exigiría sería la pasión por el deporte y por la gestión del mismo. Si te gusta, con implicación, trabajo y responsabilidad se pueden lograr los objetivos. Desde luego que animo a todos los estudiantes de este Máster a intentar hacer carrera en el marketing deportivo, porque hay muchas posibilidades.

Según los ratios del Instituto de Estadística, tenemos cerca de 20 mil empresas relacionadas con el mundo del deporte, por lo cual es un sector con posibilidades y en crecimiento continuo (aumenta anualmente casi un 2% el número de empresas relacionadas con el deporte). Si te gusta, con implicación y dedicación, seguro que puedes encontrar una posible salida.

¿Qué retos nos podemos encontrar en la gestión deportiva?

Sobre todo el tema de patrocinio y apoyo económico. Las Administraciones – locales, autonómicas o estatales – han sufrido un ajuste de recursos que, lógicamente, se han priorizado para afectar en la menor medida a otros servicios.

Debemos volver a atraer a las empresas. Quizá una ley de mecenazgo ayudaría, para que las empresas colaboren más fácilmente en el apoyo al deporte.

También señalabas los riesgos del intrusismo en el sector, sobre todo en monitores y entrenadores.

En general de profesionales que están en contacto directo con el consumidor y que no tienen títulos oficiales. Desde el punto de vista de la seguridad y la salud, tener este título te garantiza una responsabilidad. En cambio, corres el riesgo de encontrar a personas que lo hacen por hobby o con un simple certificado. Ya hay varias Comunidades Autónomas que exigen titulación oficial, y me parece correcto, sobre todo cuando hay más gente practicando deporte.

Y has finalizado tu ponencia tratando de los valores del vestuario que has aplicado, posteriormente, al mundo empresarial. ¿Cuáles destacas?

Trabajo en equipo, implicación, lealtad y responsabilidad. Es fundamental el trabajo el equipo, crear una familia en torno al vestuario o en torno a la Junta de Andalucía, en mi caso profesional. Desde el ejemplo y el respeto tienes que ganarte a tus compañeros. También destacaría la importancia de la comunicación para lograr un buen ambiente.

Finalmente para los alumnos del Máster que han asistido a la charla y que estén planteando optar por el marketing deportivo en sus carreras profesionales, ¿qué consejo les darías a la hora de enfrentarse al mercado laboral?

Sin duda, que se esfuercen al máximo. Además creo que es importante no sentirse obligados a trabajar en ningún momento, sino hacer lo que realmente te gusta.

Si se implican, son serios y responsables, tendrán un futuro en el marketing deportivo, sobre todo aprovechando lo que hoy significa el deporte en España y las oportunidades y nichos de mercado que surgen.

 

Añadir nuevo comentario: