Actualidad

Antonio Miralles, Director Financiero de Teknia Group: “El rol del director financiero está cambiando de manera muy rápida y radical”

Mar, 08/16/2016 - 00:00

El Café & CEO celebrado este mes en Madrid se ha reconvertido en un Café & CFO, con la colaboración de Antonio Miralles, Director Financiero de Teknia Group, compañía vasca fabricante de componentes de automoción. “Finanzas y Estrategia: un nuevo reto para la dirección no financiera” ha sido la charla, didáctica, amena y colaborativa, que el ponente ofreció a los asistentes, donde ha explicado las funciones de un CFO y la importancia de este departamento dentro de una empresa.

Con el objetivo principal de cualquier empresa siempre en mente (ganar dinero), los alumnos han aprendido el papel de las finanzas y las razones por las que, en ocasiones, el director financiero niega ciertos proyectos o ejecuciones. “Asegurar que existe la liquidez disponible en la compañía para que sea posible la retribución de accionistas, afrontar compromisos de pago y afrontar el crecimiento de la compañía”, señala Miralles como finalidades del departamento. Hablamos con él para conocer más sobre el director financiero:

Durante la charla hemos visto la importancia de un departamento financiero. ¿En qué momento debemos contar con un departamento y un director financiero desde que nace una empresa?

Siempre ha de contarse con un director financiero y/o un equipo que maneje correctamente esta área. Todas las fases en las que se pueda encontrar una compañía requieren de una actuación y de una toma de decisiones, que en esta área es crítica para el futuro de la compañía. Si no es tomada por un profesional o un equipo con conocimientos suficientes, la repercusión que pueden tener errores en dicha toma de decisiones nos pueden acompañar durante mucho tiempo, incluso pueden ser fatales para el éxito de la empresa.

La clave aquí no es si tenerlo o no tenerlo, sino qué perfil de financiero o departamento requiere la empresa, que no siempre es el mismo. Esto es clave para que haya una buena sintonía y se adecúen tanto los procedimientos, como las expectativas y resultados a los objetivos de la empresa.

Muchas empresas optan por externalizar este servicio. ¿Cuál es su opinión?

Se puede externalizar parte de las funciones menos críticas de todo lo que abarca un departamento financiero. Si bien hay áreas que están mucho más cerca de la estrategia de la compañía y que no pueden (o al menos en mi opinión no deben) ser externalizadas. No se puede perder el control y la visión estratégica al 100% del departamento financiero. Con todo, independientemente del porcentaje de externalización que se haga, considero que debe haber una figura que coordine, tenga visión del negocio y de los objetivos y estrategia de la compañía y que por supuesto esté en permanente contacto con el resto de directivos y que en mi opinión debe ser parte de la propia compañía.

 ¿En qué influye la externalización de este departamento?

Tiene ventajas obvias como es el posible ahorro de costes, flexibilización de la plantilla y en determinadas áreas, sirve también para cubrir falta de conocimiento que se haya detectado en el departamento y que no se considere oportuno cubrir con personal propio. Esto último pasa muy frecuentemente con el área fiscal.

En contra podemos perder el control de ciertas áreas que no considerábamos críticas y que se han convertido en ello y podría generar una “dependencia” de los proveedores de este servicio que no es recomendable. En muchas ocasiones y no gestionando bien este proceso, puede ser incluso mucho más caro y menos eficiente que nuestra propia plantilla.

¿Cómo reconocemos un buen director financiero?                                

Pues es una cuestión complicada. A veces cuando la empresa no está confortable con el director financiero que tiene, no se trata de si el financiero es bueno o malo, o si necesito alguien “mejor”. En muchas ocasiones es una cuestión, como decía anteriormente, de adecuación del perfil de esta persona y lo que requiere la compañía de dicho puesto. Lo que valía antes no vale ahora, porque la evolución de la compañía no se ha seguido por dicho profesional. O bien porque hemos incorporado un profesional cuyo perfil no es exactamente el que se busca, a pesar de que sea un genio de las finanzas. Es muy importante por tanto que la compañía se plantee y tenga muy claro qué perfil de responsable de esta área necesita y sea fiel esta necesidad a la hora de contratar o hacer evolucionar al profesional en cuestión.

Dicho esto y yendo más a la pregunta, creo que un buen director financiero, dejando a un lado los conocimientos técnicos que se requieren para el puesto, los cuales se le presuponen, debe ser alguien que conozca perfectamente el negocio y la estrategia de la compañía dentro de ese negocio. Debe ser un buen comunicador, tanto a nivel interno, procurando hacer entender un área que en ocasiones pude resultar complicada, árida e incluso aburrida para el resto del equipo. Como a nivel externo, ya que cada vez tenemos que enfrentarnos a más “stackholders” y grupos de interés que requieren de nuestra atención. Debe por tanto saber adecuar el mensaje y hacer fácil lo que para muchos es complejo, y saber defender sus decisiones y propuestas ante cualquiera. Y, por supuesto, debe ser alguien al que se le reconozcan valores como la ética profesional y honestidad, ya que la confianza es algo vital dentro de las finanzas, en cualquiera de sus facetas.

De forma breve, ¿a qué retos fundamentales pero importantes debe hacer frente un director financiero?

Hoy en día son muchos, muchos más que hace años, ya que el rol del director financiero está cambiando de manera muy rápida y radical. Hemos pasado de ser esos seres del cuarto gris y oscuro, vestidos con manguitos en busca del céntimo perdido, a estar en la vanguardia de la relación de la compañía con terceros. Ya sea reportando datos, explicando líneas estratégicas o “vendiendo empresa”, el departamento financiero se ha abierto al resto y está dirigiéndose cada vez más hacia el lado estratégico de la compañía. Este es el gran reto que hoy tenemos los directores financieros y quién no se adecúe correctamente y evolucione, quedará fuera de juego.

Respecto a Teknia Group, ¿qué perspectivas de futuro tiene para este 2016?  

Teknia tiene por delante años muy interesantes, con unos crecimientos tanto a nivel orgánico como vía adquisiciones de en torno al 15% de media anual acumulada, lo cual es bastante elevado en nuestro negocio. El segundo de dichos años dentro de nuestro actual Plan Estratégico es este ejercicio 2016, en el cual queremos acabar facturando por encima de los 300 mil de euros, estar presentes en nuevos mercados como USA y Turquía, y obtener una rentabilidad Ebitda de dos dígitos.

Para afrontar estos crecimientos, en Teknia nos marcamos objetivo estratégico salir a los mercados de capital en este año 2016 y así hemos hecho. En junio registramos un Programa de Bonos de hasta 40 millones de euros en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) y desde el 6 de julio cotizan los bonos de nuestra primera emisión inaugural cuyo objetivo de captación fue de 20 millones, que cubrimos ampliamente. Esto ha sido un auténtico hito en Teknia y el reto ahora es utilizar correctamente los fondos para conseguir los objetivos estratégicos marcados por el área de negocio.

Añadir nuevo comentario: