Actualidad

Barcelona aún te puede sorprender: visita cultural de los alumnos de EAE al Monasterio de Pedralbes

El Real Monasterio de Santa María de Pedralbes, un remanso de paz, tranquilidad y arquitectura gótica, ha sido el protagonista que conocieron los alumnos del Campus de Barcelona en la visita cultural del 22 de marzo

Martes, 4 de Abril, 2017

En la visita guiada, los alumnos recorrieron la iglesia contigua, el claustro y las dos plantas del monasterio, que se levantó en sólo 13 meses y destaca por su gran homogeneidad arquitectónica de estilo gótico. Las piedras blancas (petras albas), utilizadas para construir el conjunto, acabaron dando nombre a la zona: Pedralbes.

La existencia de este monasterio se debe a la voluntad de la reina Elisenda de Montcada, esposa de Jaime II, que el 1322 ya había manifestado la voluntad de fundar un monasterio de clarisas. El lugar fue elegido por la misma reina, con la voluntad de proporcionar tranquilidad a la comunidad sin alejarlas de la ciudad. En sus inicios, a pesar de estar apartado de la ciudad, no se encontraba aislada y quedaba cercano a Sarrià, por aquel entonces un municipio independiente a Barcelona.

Se puso la primera piedra aquel mismo año y en 1327 ya se pudo inaugurar. A pesar de no estar terminado, el lugar fue habitado por una primera comunidad formada por catorce religiosas que procedían del monasterio de San Antonio y Santa Clara de Barcelona.

Con poco más de 30 años, la reina Elisenda de Montcada quedó viuda y se retiró en el Monasterio de Pedralbes. Allí residió 37 años aislada, con la única compañía de las monjas clarisas y la arquitectura gótica.

Entre las joyas del monasterio está la pequeña capilla de Sant Miquel, que destaca por las pinturas al fresco y al aceite (s. XIV), un testimonio excepcional de la pintura gótica catalana; los vitrales góticos del interior del templo (considerados los más importantes de Cataluña por su antigüedad y buen estado de conservación) y el claustro. Este es uno de los más grandes e imponentes del mundo.

La visita cultural ha gustado a los alumnos de EAE por su carácter ameno. Es la impresión de Alejandra Mejía, de Colombia, y estudiante del Executive MBA. Alejandra está contenta con el Máster, que le da la oportunidad de vivir en Barcelona, una ciudad de la que está entusiasmada por la oferta cultural y el carisma de sus ciudadanos. También es el caso de Christian Vexada, que recientemente terminó el Máster en Business Intelligence en EAE.

Ambos están satisfechos con la Escuela y se declaran enamorados de la ciudad, y la combinación perfecta son estas visitas culturas. Vexada destaca de la Escuela que “hay mucha interacción con los profesores” y de las salidas organizadas el privilegio que supone conocer diferentes sitios de la ciudad con un guía. “He ido a otras visitas culturales de EAE y es perfecto porque nos ofrecen la oportunidad de conocer de cerca lugares de la ciudad. Es un privilegio que no hay que desaprovechar”, afirma.

Los alumnos quedaron impresionados con la tranquilidad que se respira. “Me apunté a este visita porque no conocía el sitio y me ha sorprendido gratamente”, afirma Alejandra. De las otras visitas culturales a las que ha asistido, la que más le gustó fue al Museo Picasso, al que acude a menudo pero “ir con guía siempre te hace ver cosas diferentes”. “Estas iniciativas me parecen muy buena idea, la mejor manera de conocer una cultura es sumergirse en ella”. 

Añadir nuevo comentario: