Actualidad

La dirección de talento y su misión en el capital humano, tema central del Panel Talent de EAE

Pau Hortal, socio y consejero delegado de Facthum Cat y Redes Sociales Profesionales; Pau Juste, director de RRHH en Asepeyo; y Jaime Ozores, socio en Odgers Berndtson, han debatido en el Café & CEO del 24 de abril acerca de “La Dirección de Talento: Su organización, misión e impacto en el Capital Humano”

Martes, 25 de Abril, 2017

El ajuste al mercado y al entorno de las organizaciones está conllevando una rápida evolución de los departamentos de Recursos Humanos, focalizando la misión en el negocio, reestructurando sus funciones y creando estructuras orientadas al talento y al desarrollo del mismo. Las organizaciones deben cambiar para orientarse al capital humano. “Es importante que el departamento de RRHH pierda la visión administrativa de su función para dar respuesta  a las necesidades actuales de las compañías”, resalta Pau Hortal.

En este marco, el socio y consejero delegado de Facthum Cat y Redes Sociales Profesionales explica que se necesita un trato individualizado de las personas, el uso de las tecnologías y explicarse en datos. “Uno de los retos en recursos humanos es racionalizar los resultados de su propia gestión, pues se necesitan indicadores de retorno”. En este Panel Talent se ha remarcado que el problema fundamental es que hay mucha información y poco conocimiento, “recopilamos muchos datos, pero somos incapaces de transformar estos datos en conocimiento que permita tomar decisiones de gestión; es decir, es necesario transformar la información en herramientas y plasmarlas en datos para tomar decisiones”, acentúa Pau Hortal. También ha explicado que ahora los líderes deben gestionar de forma colaborativa, pues se necesita de la labor de todos los implicados para organizar la empresa.

Por su parte, Pau Juste, director de RRHH en Asepeyo, también cree que la evolución va hacia la dirección por datos. En la conferencia, el invitado ha explicado el caso de transformación de Asepeyo, que cuenta con más de 280.000 empresas asociadas y más de 3.500 empleados. Las palancas del cambio cultural en la empresa se han centrado en innovación (nuevas herramientas de trabajo en red), digitalización de procesos y estrategias de employer branding para atraer talento. En cuanto al cambio en las personas, se han aplicado “nuevas estructuras organizativas, dando preferencia a la comunidad de grupos, la gestión por proyectos y responsables funcionales”, mientras que también ha explicado que el liderazgo colaborativo es esencial, adaptado siempre a los entornos VUCA. En Asepeyo se dirigen al capital humano a través de la captación de talento con el programa Telémaco, la incubadora de talento de la organización, donde se gestiona la carrera profesional de los empleados.

Jaime Ozores, headhunter y socio de Odgers Berndtson, se ha centrado en dar respuesta al nuevo rol de dirección en recursos humanos. Remarca que en su consultoría ya no le demanda la búsqueda de directores de RRHH, ni talent managers sino “directores de cultura y talento, y se consolida para ello el nuevo rol el CPO (Chief People Officer)”. Esta figura debe establecer un tipo de trabajo basado en proyectos, “puesto que en las organizaciones se trabaja cada vez más por proyectos, en situaciones no jerarquizadas, algo que hacen ya los millennials”, explica Jaime. Además el nuevo rol debe estar enfocado al negocio, con una visión economicista de éste, con un retorno de la inversión y orientado siempre a resultados. “También debe saber potenciar entornos intraemprendedores, con un potente liderazgo digital, en el que la reputación online es eje clave”, remarca. El cambio cultural se basa, por tanto, en crear marca y no tanto en las relaciones laborales como sucedía anteriormente.

Añadir nuevo comentario: