Actualidad

“Tenemos que aprender a vender lo que somos capaces de aportar a las empresas”

Andrés Pérez Ortega, pionero en Estrategia y Branding Personal en España y Latinoamérica, ha sido el invitado en Madrid para desarrollar la Conferencia de Management: “Desarrolla tu marca personal para aumentar tu valor y posicionarte en el mercado”

Lunes, 6 de Febrero, 2017

Tras dedicar más de 15 años de su carrera profesional como responsable de compras, logística y desarrollo de producto en compañías como Repsol, Carrefour o el Grupo ONCE, Andrés Pérez Ortega lleva desde 2004 asesorando a empresas y profesionales en el concepto de marca personal y posicionamiento profesional. Esta es una pequeña biografía del invitado que ha ofrecido la Conferencia de Management “Desarrolla tu marca personal para aumentar tu valor y posicionarte en el mercado” en el Campus de Madrid.

El invitado, pionero y uno de los principales expertos en Estrategia y Branding Personal en España, ha charlado con un masivo público perteneciente a diversos Másters de EAE sobre la importancia de ser conscientes de nuestra marca, para desarrollarla y fijarnos metas a largo plazo que cumplir en nuestra carrera profesional. Para ello, se focaliza en la asistencia a eventos de networking (y participación activa en ellos), además de recomendar el uso de plataformas como blogs para dar a conocer nuestro perfil, logros y especialidades.

“Venderse a sí mismo”. Fue uno de los primeros conceptos que tenía el público asistente al referirse a “marca personal” y que tú echaste a bajo. ¿Cuál es el error? ¿Qué debemos “vender”?

Las personas no nos vendemos. Las personas no somos productos, ni mercancías, ni objetos. Venderse implica poner precio a tu persona. Ese es el error.

Lo que tenemos que aprender a vender es nuestro trabajo, lo que somos capaces de aportar. Nos van a pagar por resultados, no por nuestro nombre. La pregunta que debemos hacernos siempre es: ¿Qué resultados produce lo que ofrecemos?

Detrás de una marca personal debe haber un producto, una oferta, un valor. Es por eso por lo que nos van a pagar, remunerar, premiar o recompensar.

Llevas escritos cuatro libros, ¿qué encontramos en cada uno de ellos?

En este orden, estos son mis libros y lo que ofrecen:

  1. Marca Personal (ESIC). Es una visión general del concepto. Dónde nace, por qué es necesario, quién lo necesita, para qué sirve y una descripción general del modelo.

  2. Expertología (Alienta). Es un manual completo para descubrir, desarrollar y comunicar tu marca personal. Es muy práctico y está lleno de ejercicios y preguntas para reflexionar y poner en práctica inmediatamente lo aprendido

  3. Te van a oír (Alienta). Se centra en la comunicación de la marca personal. Podría decirse que es un manual de marketing personal. Se explican todos los canales de comunicación, desde los más directos como el networking hasta los de mayor alcance como internet, pasando por la utilización de conferencias, relación con los medios de comunicación o incluso escribir un libro.

  4. Marca Personal para Dummies (Dummies). Es una revisión completa de todos los aspectos relacionados con la marca personal pero explicada de forma muy cercana y amena.

¿Estás trabajando en la redacción de un quinto?

Una marca personal es el resultado de una gestión adecuada de una serie de variables. En mis libros anteriores he dado una visión general de todas ellas. En el futuro me centraré en cada una de ellas por separado (productividad, comunicación, propuesta de valor…).

Tu blog lleva activo desde 2004, por lo general escribes una media de dos post a la semana y todo el contenido lo mueves por tus redes sociales. ¿Puedes especificar cuál es el proceso de organización a la hora de crear contenidos? ¿Cuánto tiempo le dedicas?

Los más ortodoxos del mundo 2.0 suelen decir que hay que realizar una planificación de contenidos con tiempo. Yo prefiero escribir mis contenidos de un modo más directo e inmediato. Sé que voy a publicar los martes y viernes. Sólo cuando debido a algún viaje o curso no puedo escribir el post, lo escribo con antelación y lo programo para que suba a la red automáticamente a una hora y día concreta.

Así que constantemente estoy pendiente de posibles ideas sobre las que escribir (siempre relacionado con la marca personal). Voy anotando esas ideas en una aplicación en el móvil y el día que toca escribir sólo tengo que ir hilando esas ideas. Me pongo un límite de una hora para escribir cada post porque dedicarle más tiempo suele acabar “quemando”.

También hiciste referencia a la importancia de asistir presencialmente a eventos de networking. Nuestros alumnos tienen a su disposición un abanico de posibilidades semanales con actividades a las que asisten diferentes invitados, pero más allá, una vez que acaben el curso, ¿por qué continuar asistiendo a estos eventos?

El networking es la gestión planificada de la red de contactos. Es la mejor forma de generar confianza y sintonía con otras personas. Lo que ocurre es que los efectos pueden no ser inmediatos, por eso es fundamental mantener y desarrollar el hábito de conocer gente y descubrir el modo de aportar valor y descubrir de qué modo podemos beneficiarnos mutuamente.

Siempre digo a los alumnos, especialmente los extranjeros, que aprovechen este tiempo de aprendizaje para conectar con gente para el futuro. Pero cuando acaben sus estudios deben seguir ampliando y reforzando sus redes porque la trayectoria profesional hay que gestionarla cada día.

Para una persona que trabaje, tenga vida social, también gestione su marca personal, etc., no podrá asistir a todos los eventos que quisiera. ¿Cómo seleccionar EL evento, por ejemplo, quincenal o mensualmente?

Aunque cuanto más participes más oportunidades surgirán, una o dos veces al mes es suficiente si se eligen los eventos apropiados. ¿Cuáles son estos? Pues aquellos en los que se produzca una concentración mayor de potenciales clientes, empleadores, prescriptores…

Presentaciones de libros, conferencias, cursos o inauguraciones, en una ciudad grande por ejemplo. Cada día hay muchas actividades en las que ver y ser vistos. Sólo hay que tener la motivación adecuada y no quedarse en una esquina tomando canapés.

Háblanos también de las redes sociales y su relación con la marca personal. ¿Homogeneidad en todos los perfiles o mejor adoptar una estrategia en cada red social?

Desde el punto de vista de la marca personal, no existe privacidad en Internet. Por lo tanto, todo lo que se publique en la red debe tener como meta la búsqueda de prestigio profesional.

Aunque es cierto que cada red social, Twitter o un Blog tienen un lenguaje propio y un tipo específico de audiencia, todo lo que se exprese en cada una de ellas debe ser coherente y con un objetivo y propósito definido.

Por lo tanto, antes de lanzarse a buscar la popularidad en Internet es necesario diseñar un plan estratégico. Si se hace al revés, sólo se generará ruido, confusión y falta de credibilidad y, por lo tanto, un debilitamiento de la marca personal.

¿Cómo delimitar la privacidad en redes sociales tan personales como Facebook?

Lo que define las redes sociales es que “todo lo que digas podrá ser utilizado en tu contra”. No digo que vayas a convertirte en el blanco de ataques cada día, pero incluso la información más inocente va a decir algo de ti.

Por lo tanto, el mantra es: “no hay privacidad en Internet”. Asumiendo esto, será más fácil escoger los contenidos a publicar. Siempre, siempre, contenidos profesionales. Sólo se publicarán contenidos más personales cuando no afecten negativamente a tu prestigio y/o cuando te hagan más humano y cercano.

También “criticaste” un poco la obsesión que solemos tener con LinkedIn como red profesional. ¿Qué actitud debemos tomar en esta red social?

LinkedIn no es una mala herramienta. Y eso es quizás lo mejor que se puede decir de ella. Es una herramienta aburrida, gris y que aporta poca información diferenciadora sobre tu valor. ¿Hay que tener cuenta en LinkedIn? Por supuesto. Pero no hay que invertir demasiado tiempo porque si lo que quieres es dar una visión más completa sobre ti, lo mejor es tener tu propia plataforma como un blog.

Finalmente y como colofón, ¿por qué debería cada persona trabajar en su marca personal?

Porque ya no basta con ser bueno, ahora además debemos demostrarlo creando, aportando y comunicando nuestro valor.

Añadir nuevo comentario: