Actualidad

El hielo combustible, una futura fuente de energía

El esfuerzo de la inversión mundial en fuentes de energía debe ir dirigida a las energías renovables

Jueves, 27 de Julio, 2017

Por María Ángeles Ruiz Ezpeleta, profesora de Gestión Global en el Máster en Supply Chain Management Full Time y Executive de EAE Business School en Barcelona

Según un artículo de este junio de Eleconomista.es, China se ha convertido en el primer país capaz de extraer del fondo marino "hielo combustible", una materia prima que, según sus científicos, puede ser la gran fuente de energía del futuro.

El hielo combustible es una materia que combina moléculas de agua y gas natural, y se encuentra en aguas marinas a gran profundidad y también en suelos helados como las tundras.

Descubierto por primera vez en la Unión Soviética en los años 60, esta fuente de energía tiene el aspecto del hielo que le da nombre, pero al ser fundido o despresurizado genera agua, por un lado, y gas natural, por otro. Hay diferentes tipos de hielo combustible. El que ha extraído China es hidrato de metano, uno de los más abundantes.

Según los científicos chinos, si se perfeccionan las técnicas de extracción y de obtención de energía -algo que podría tardar entre 10 y 30 años, según las previsiones chinas- podría haber reservas para asegurar mil años de consumo energético global.

Ello se debe a que existen grandes yacimientos de hielo combustible en todo el planeta, como la gran bolsa que se extiende por 8.000 kilómetros en el fondo del Océano Pacífico, entre Centroamérica y Hawái.

Sin embargo, existen muchas dudas y temores sobre esta posible fuente de energía, por los posibles daños medioambientales que su extracción a gran escala podría entrañar.

El metano es altamente explosivo, por lo que su extracción entraña grandes riesgos, y una vez obtenido, es un gas de efecto invernadero más potente aún que el dióxido de carbono, por lo que sería perjudicial para el calentamiento global del planeta.

El coste de extracción es elevado y no se sabe si podrá abaratarse hasta conseguir que sea una fuente de energía rentable y está claro que, aunque el metano produce un 20% menos de emisiones contaminantes que el petróleo, no deja de ser perjudicial para el medio ambiente.

¿Cómo es posible que el ser humano no aprenda de sus errores? Después de la nefasta experiencia medioambiental de los recursos energéticos no renovables utilizados, China está invirtiendo en la posible extracción de un nuevo recurso energético tampoco renovable, perjudicial para el medio ambiente.

Es cierto que China invierte en energías renovables, pero, tal como indica el artículo,: La tortuosa marcha de China hacia las energías renovables, los desperdicios de la energía eólica y solar implementada han hecho que no sean aprovechadas adecuadamente.

La gran potencia mundial invertirá en tecnología para la extracción de una energía alternativa al petróleo o al carbón, no renovable, sin tener la certeza de que la extracción de esa fuente de energía sea finalmente rentable. y sabiendo que perjudica al medio ambiente. El problema es que probablemente otros países sigan sus pasos.

El esfuerzo de la inversión mundial en fuentes de energía debe ir dirigida a las energías renovables, que no están siendo aprovechadas adecuadamente.

Añadir nuevo comentario: