Actualidad

España y Francia se plantean las autopistas ferroviarias para camiones

Se inicia un concurso para confirmar el interés de este tipo de transporte de mercancías

Miércoles, 12 de Abril, 2017

Por Víctor Ruiz Ezpeleta, profesor del Master en Project Management de EAE Business School

Los gobiernos de España y Francia están finalizando un acuerdo para comprobar el auténtico interés de algunas empresas para iniciar uno de los grandes proyectos que puede cambiar el futuro del transporte de mercancías. Se trata de la denominada “autopista ferroviaria para camiones”.

Los camiones, con cabeza tractora incluida, se introducen en vagones de trenes de mercancías para viajar entre España y Francia, reduciendo así en gran medida el tránsito por carretera, uno de los principales problemas de densidad de tránsito en las carreteras y autopistas de ambos países.

Una autopista ferroviaria se define como un sistema de transporte combinado en el que los vehículos de carretera (camiones) son transportados por ferrocarril en servicios lanzadera empleando material rodante y terminales específicamente acondicionados, según la tipología empleada.

El proyecto plantea una frecuencia futura de trenes elevada, algo que no sucede actualmente. El túnel de Le Perthus está muy infrautilizado y lo mismo sucede con el corredor actual que existe en Hendaya.

Mediante distintos sistemas (ROLA, Modalhor y otros), los camiones acceden al tren, junto con su cabeza tractora, o son introducidos mediante grúas. En Europa ya existen en países como Suiza, Alemania y Austria, y en estructuras muy singulares como el Eurotúnel entre Francia y el Reino Unido. Actualmente ya existe una línea desde Perpignan hacia el Norte y está en proyecto otra desde Bayona, con lo que la conexión francesa estará lista y se hace más atractiva la opción de prolongar las líneas hacia el sur por España.

A pesar de la liberalización del sector ferroviario para mercancías en 2005, éste no ha crecido como se esperaba, siendo actualmente el tren el responsable únicamente del 5% de la carga que se mueve por España (2.3 millones de toneladas), mientras que por vía marítima el volumen es de 60.7 y por carretera de 35.3 millones de toneladas.

Se pretenden licitar dos concursos públicos para recoger muestras de interés de los fabricantes de trenes y otra de empresas interesadas en operar las autopistas, según informa el Ministerio de Fomento. Se deberán detallar el tipo de trenes y vagones articulados para cargar camiones que actualmente tienen disponibles o podrían cargar en el futuro. Una vez estudiada la viabilidad se sacarían a concurso concesiones de “autopistas ferroviarias”.

De plasmarse estos proyectos, se daría un cambio muy significativo en el sistema intermodal de transporte en España, ya que aún sigue siendo muy mayoritario el transporte por carretera. Los efectos más inmediatos serían una disminución del tránsito en las carreteras y autopistas, con el consiguiente beneficio a nivel de seguridad, atascos y, por consiguiente, beneficios económicos. A lo anterior hay que añadirle los efectos medioambientales a los que hay que adaptarse rápidamente, ya que España necesita mejorar la calidad del aire en muchas áreas pobladas del país, y por último significaría un cambio en la mentalidad del transporte ya muy implantado en otros países europeos.

El proyecto es ambicioso y, por lo tanto, necesita del apoyo y financiación de los agentes interesados más importantes. Si hay voluntad, España daría un gran paso hacia la modernización del transporte ferroviario y se equilibrarían déficits históricos.

Más información en: http://www.fomento.gob.es/NR/rdonlyres/58D8E964-F722-4539-A3D7-DA52FFDC9602/134015/EstudioAutopistasFerroviarias2015.pdf

Añadir nuevo comentario: