Actualidad

Inversiones alemanas en España

Las empresas alemanas siguen creyendo en la economía española

Martes, 23 de Mayo, 2017

Por: Josep Bertrán, director del Máster en Dirección Financiera de EAE Business School

Según el reciente informe “Radiografía de la empresa alemana en España”, publicado por La Cámara de Comercio Alemana en España, durante el pasado año 2016 las empresas alemanas aumentaron en un 182% sus inversiones directas en España. El volumen de estas inversiones ascendió a unos 2.200 millones de euros.

Actualmente las empresas alemanas cuentan con 2.20 filiales en España, lo que representa el 18,5% del total de las empresas extranjeras, mientras que Francia y Estados Unidos representan el 13,2% y el 10,8%, respectivamente.

Según los datos del INE, correspondientes al año 2014 la cifra de negocios de las empresas alemanas alcanzó los 61.430 millones de euros, lo cual representa el 13,2% del total de la facturación de las empresas extranjeras en España, y que sitúa a Alemania en el tercer lugar por detrás de las empresas francesas y las norteamericanas. Asimismo en ese mismo año las empresas alemanas generaron 168.000 empleos directos y unos 750.000 empleos indirectos.

Este favorable evolución de las inversiones provenientes de Alemania pone claramente de manifiesto la apuesta de las empresas alemanas por el comportamiento futuro de la economía española, ya que gran parte de estas inversiones se dirigen a la puesta en marcha de proyectos de nueva creación, aquellos que parten de cero. Hay que destacar que la mayoría de estos nuevos proyectos van dirigidos a la exportación, lo que a su vez favorece la creciente internacionalización de la economía española.

Sin embargo, aunque en general los empresarios alemanes siguen apostando por el futuro de la economía española, su principal preocupación se centra en la inestabilidad política del país, la inseguridad jurídica, el funcionamiento de la justicia y el auge de los sentimientos nacionalistas.

Con respecto al nivel de competitividad de la economía española, a las empresas alemanas les preocupa especialmente el elevado coste de la energía, pero no están preocupados por los costes laborales.

Añadir nuevo comentario: