Actualidad

La controversia de las cláusulas suelo sigue con actuaciones del Gobierno y los bancos

Tanto afectados, abogados y el resto de implicados en este caso actúan para encontrar las mejores soluciones

Lunes, 6 de Febrero, 2017

Por Javier Heredia, profesor de MBA de EAE Business School

Como informábamos hace apenas dos semanas, ha habido un “continuará” en el culebrón de las clausulas suelo. Tal y como se había anticipado, el Gobierno, los bancos y los afectados han seguido actuando y, en lo que antes se daban noticias con cuentagotas, ahora vamos con una emoción a cada minuto. El Gobierno ha tomado decisiones para intentar minimizar potenciales efectos negativos en el normal funcionamiento de nuestro tribunales, los bancos han tomado medidas para minimizar por un lado los efectos negativos en sus balances pero sobre todo en su imagen, en la que vuelven a aparecer otra vez como los villanos del drama, y los afectados por hipotecas suelo se encuentran ahora indecisos entre aceptar acuerdos extrajudiciales que agilicen el cobro de cantidades que podrían cobrar o escuchar los cantos de sirena de numerosos bufetes de abogados, lanzados a costosas campañas de marketing en busca de lo que parece un lucrativo negocio.

El Gobierno ha tomado medidas dentro de sus límites y ha estado informando casi a diario a través del Ministro De Guindos de todas las acciones que está llevando a cabo. La más notable de las medidas anunciadas se llevó a cabo el pasado día 20 de enero a través Red Decreto Ley en el que se establecía el cauce cauce extrajudicial para las reclamaciones de los consumidores derivadas en relación a las clausulas suelo. Se establecía un procedimiento obligatorio para la entidad financiera cuando lo solicitara el cliente y esta tendrá tres meses para llegar a un acuerdo y resolver las reclamaciones. Aunque la vía judicial siempre está abierta, se intenta con esta solución evitar el colapso de nuestros tribunales ante un potencial aluvión de demandas. Por otra parte la polémica se ha politizado y determinadas opciones políticas no han dudado en tomar ventaja de la pobre imagen de la banca entre los españoles. Así, el Ayuntamiento de Barcelona ha lanzado un servicio de asesoramiento jurídico para ayudar a aquellos afectados en cualquier medida judicial o extrajudicial que desearan ejercer.

Los bancos no están mostrado un frente unido sobre este tema. Por un lado vemos como Bankia ha anunciado a través del señor Goirigolzarri que devolverá de motu proprio cualquier cantidad cobrada de más sin esperar a que los afectados lo reclamen. Es relevante reseñar que sólo el 4% de sus hipotecas se encuentra afectado, que se ahorraran notable costes judiciales y que ganan imagen en una situación que está teniendo impacto social. Otros bancos, especialmente a través de sus Asociaciones, están lanzando consistentes mensajes sobre cómo esta situación encarecerá el mercado y las condiciones hipotecarias, corriendo el propio negocio hipotecario el riesgo de desaparecer al no poder resultar rentable. El propio Francisco González, de BBVA, ha vuelto a cuestionar la viabilidad del negocio bancario tradicional. Igualmente sigue pendiente sobre el sector, la realidad jurídica de que los bancos afectados tuvieran que devolver cantidades a aquellos afectados con los que habían llegado a acuerdos si el Supremo declarara esos acuerdos nulos al ser las clausulas nulas de pleno derecho. Esto haría subir notablemente la factura final.

Los afectados ven como la situación va cuadrando. Por un lado, no tendrán que sufrir grandes molestias para ver como se les devuelve cantidades, y por otro, siempre tendrán abierta la vía judicial, hubieran aceptado esos acuerdos previos o no. Los  abogados  especialistas son conscientes de que han encontrado un filón y no dudan en invertir en costosas campañas de publicidad. Será interesante ver cómo se van a desarrollar los siguientes acontecimientos y, si al final, este problema se acabará socializando y seremos todos los que paguemos la factura de las cláusulas suelo. 

Añadir nuevo comentario: