Actualidad

La conversión del teléfono móvil en medio de pago

Viernes, 2 de Septiembre, 2016

Por: Selva Orejón, profesora del Máster en Marketing Online y Comercio Electrónico Part-Time campus Barcelona

Con las Apps y los pagos móviles, un ejemplo de innovación fueron las aplicaciones App Payment en España. Por ejemplo, myTaxi introdujo el primer sistema de pago mediante móvil en el mercado español del taxi mediante la App móvil.

Los usuarios del taxi empezaron a abonar las carreras sin necesidad de tener dinero en efectivo en enero de 2013. La App introdujo a lo largo del año 2012 en los mercados alemán y estadounidense «myTaxi Payment», el primer sistema de pago mediante móvil que permitía formalizar directamente la transacción entre el pasajero y el conductor con un smartphone. A partir de febrero, ya empezó a ser un método exitoso concepto y gracias a ello decidieron salir al mercado español, concretamente en Madrid y Barcelona.

Tras este lanzamiento vía pago por App, España empezó a ver las nuevas aplicaciones del pago móvil a través de situaciones cotidianas. Los beneficios son claros: dejar de tener la necesidad de llevar dinero en efectivo o tarjetas. La introducción de las app Payment en el mercado se vio acompañada de varias actividades promocionales durante los primeros meses. Las Apps invirtieron durante los primeros años millones de euros en vales para dar a conocer estos  sistemas, como por ejemplo en las Apps de transporte para aumentar el número de pasajeros.

El uso de las Apps de pago móvil es completamente gratuito casi siempre para el usuario final. Al contador se le aplica una tasa de un % sobre el precio del servicio, al que se añaden x € en concepto de costes de transacción.

La introducción de las Apps de pago supone una considerable ventaja no sólo para el usuario final, sino también para el vendedor, ya que este servicio adicional le permite aumentar el número de ventas. Mientras que los vendedores pueden registrarse para utilizar los métodos de pago móvil; para los usuarios, la inscripción se debería llevar a cabo de manera muy sencilla a través de la propia aplicación. El usuario sólo debería introducir una vez la modalidad de pago que prefiera y a partir de entonces podría pagar de inmediato con el pago móvil.

El dinero en efectivo para "propinas, o para agradecimientos" en diferentes Apps tampoco sería ya preciso, ya que es el usuario quien establece la suma a transferir a través de la aplicación.

Con la confirmación del precio del servicio, el pago se lleva a cabo de manera segura y transparente en pocos segundos. «Todos los datos se cifran para su transmisión durante el proceso». En la mayor parte de las transacciones, se requiere además una autorización mediante PIN. Inmediatamente después de haber efectuado el pago, el usuario recibe el recibo por correo electrónico.

¿Por qué no funcionan? Por un lado, por los usos y costumbres: Algunas personas no tienen confianza en la seguridad y la privacidad de los métodos de pago móvil; y por otro, por el funcionamiento: Algunas aplicaciones tienen un mal funcionamiento al iniciar los servicios y pierden la oportunidad de volver a "gustar" al usuario.

Añadir nuevo comentario: