Actualidad

La estrategia es el impulso para la digitalización no la tecnología

La digitalización debería ser un eje estratégico

Lunes, 19 de Junio, 2017

Por Christina Aguado, profesora del Máster en Marketing Online y Comercio Digital de EAE Business School

La digitalización debe ir acompañada de innovación o, mejor dicho, la creatividad de la estrategia parte de la innovación como eje principal de la digitalización. Desde hace unos años, enmascarado por la crisis, internet fue transformando progresivamente e independiente del área funcional o sector, la economía de mercado, nuestras formas de relacionarnos, operar, comunicar, crear e incluso negociar, han variado y requieren nuevas tomas de contacto. La transformación digital pasa por conectar procesos y momentos, los cuales deben adaptarse a la nueva era.

Las empresas españolas que han adoptado el uso intensivo de las nuevas tecnologías de la información buscan conectar con una nueva generación, donde la creatividad y la innovación son disparadores fundamentales para entablar lazos emocionales, y estas empresas son conscientes que, para lograrlo, es necesario un profundo cambio en los sistemas de información reestructurando el modelo de negocio.

La accesibilidad de la banda ancha fija, la digitalización de los servicios públicos, el open source, la expansión de los contenidos online, el desarrollo del Big Data y los servicios Cloud proporcionan unas claras oportunidades en España.

Pero estos contratos, donde la tecnología no es el fin sino el medio, firmados sobre viejos paradigmas es proyectar hacia el futuro una ineficiencia estructural ya conocida, donde arriesgar se torna como una nueva norma cultural y necesaria, a la que los empresarios, las instituciones, las universidades y la sociedad en general no es ajena. No te das cuenta hasta que no fracasas una vez.

Mis alumnos en las clases de la Universidad me lo oyen decir, “cada vez me equivoco mejor”. Como consultora, he podido observar que las empresas que están evolucionadas digitalmente se sienten más cómodas a la hora de adoptar riesgos y esto es porque tienen en su ADN la aversión al riesgo modelizada. Un concepto importante a tener en cuenta a la hora de analizar la toma de decisiones, ya que para llegar a este punto los líderes tienen que haber interiorizado previamente el fracaso como clave de su futuro éxito. Las Universidades abogaban académicamente por adaptar las capacidades que demanda una sociedad digitalizada a las mallas curriculares, think tanks, cursos de especialización, asignaturas de innovatividad, programación o gamificación, programas empresa- universidad son una muestra de ello.

Tomar el pulso al mercado

La clave de la digitalización, me decía recientemente un colega, es “Tomar el pulso al mercado” y para ello se tiene que tener visión. A este respecto, El Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI, por su sigla en inglés (https://ec.europa.eu/digital-single-market/) contempla cinco indicadores que miden la digitalización de la sociedad y la economía:

Figura 1: Interpretación Indicadores digitalización del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales DESI. Autor: Christina Aguado.

El Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI, por su sigla en inglés) que elabora anualmente la Unión Europa destaca que el rendimiento de España en el uso de las tecnologías digitales por parte de las empresas y en la prestación de servicios públicos online es superior a la media de la Unión Europea, sobre todo en materia de conectividad donde el progreso es especialmente relevante en términos de abonados a la banda ancha. Aunque en otros, en cambio, queda trabajo.

Figura 2: Posición España en el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales. DESI.

Diferentes estudios, en los últimos años, analizan la progresión en la transformación digital de los diferentes países, aportando datos relevantes para España y que respaldan la propuesta de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), del “Plan Digital 2020, la Digitalización de la sociedad Española”. La confederación pretende que España se sume al conjunto de países europeos que lideran la digitalización y, para ello, a través del plan, la patronal recomienda un pacto de Estado por la digitalización, que refuerce la capacidad de coordinación transversal en un órgano gubernativo; asigne una comisión en Congreso de los Diputados a la Digitalización de España; coordine las medidas impulsadas por este pacto con la Estrategia Europea de Digitalización del objetivo 2020; refuerce el diálogo social e incluya macro-proyectos transversales.

Las responsabilidades que se deben asumir para que España se sitúe entre los primeros 20 puestos del índice global Networked Readiness Index (NRI) y entre los diez primeros del Digital Economy and Society Index (DESI), de ámbito europeo, en estos últimos meses se han venido sucediendo. Diferentes informes y estudios destacan la necesaria digitalización de las empresas españolas:

Mientras las compañías requieren profesionales que puedan aumentar su capacidad de generar negocio en áreas relacionadas con la digitalización y automatización de procesos, los perfiles existentes en el mercado laboral son insuficientes para satisfacer esta necesidad. Cuando se analiza España en el contexto europeo, se encuentra rezagado respecto a otros países. La digitalización incrementa el PIB mundial y la competitividad, por lo que es básico adaptarnos y coger el tren, comentaba recientemente Juan Rosell, presidente CEOE.

Palancas para la digitalización

Existen medios que facilitan la digitalización y barreras o frenos que pueden dificultarla. Una buena gestión de unos y otros determina la capacidad para diferenciarse y, por tanto, competir en un mundo cada vez más digitalizado y global. En la siguiente tabla se identifican las principales palancas (facilitadores, inhibidores y diferenciadores) para la digitalización. Es fundamental una gestión óptima de las mismas para lograr una eficaz y eficiente digitalización.

Figura 3: Plan para la digitalización de la sociedad española. CEOE. Interpretación Palancas para la digitalización. Autor: Christina Aguado.

La política digital debe ser prioritaria para el Estado, dado su impacto en el conjunto de la actividad económica, laboral y social. Recientemente, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, destacaba que la Transformación Digital juega un papel clave. “La digitalización es un proceso imparable que afecta a todos los sectores, genera una sociedad hiperconectada, más inteligente y disminuye las diferencias sociales, además, estimula el crecimiento y aumenta la productividad”.

Para el presidente de la CEOE, "la digitalización no es una opción", quien no la acometa "estará en desventaja frente a sus competidores". Un pacto de estado por la digitalización es la propuesta de la CEOE, veremos que se adopta, y que desde luego la Transformación digital es una realidad

Añadir nuevo comentario: