Actualidad

La importancia de los idiomas para la empleabilidad

¿Por qué los españoles no hablan idiomas?

Martes, 25 de Abril, 2017

Por Gabriel Pazos, profesor del Máster en Project Management de EAE Business School

España es el octavo país por la cola en nivel de inglés por la falta de interacción en las clases, según el índice Education First. Algo muy destacable que debe tenerse en cuenta especialmente hoy 24 de abril, Día de la lengua inglesa. La globalización hace que se trabaje con profesionales de cada vez más países y con distintos idiomas, convirtiendo la movilidad internacional en una de las herramientas más eficaces para aumentar la empleabilidad, estando directamente relacionada con su capacidad para desarrollar su actividad en diversos idiomas.

Gigantes globales como Microsoft manejan más de 80 idiomas. La mayoría de las compañías globales manejan idiomas del este de Europa, chino, árabe, malayo, hindú y bengalí. El inglés como “lingua franca” llega a ser tan importante como el lenguaje de la interacción global en las organizaciones multilingüísticas.

Así, el multilingüismo, a juicio de la UE, es un elemento importante de la competitividad de Europa. Por ello, como parte de sus esfuerzos por promover la movilidad y la comprensión intercultural, la UE ha designado el aprendizaje de idiomas como una prioridad importante y financia numerosos programas y proyectos en este ámbito. Uno de los objetivos de la política lingüística de la UE es, por tanto, que todos los ciudadanos europeos dominen otras dos lenguas además de su lengua materna.

La UE apoya el aprendizaje de idiomas porque:

  • mejorar las habilidades lingüísticas: permite a más personas estudiar y/o trabajar en el extranjero y mejorar sus perspectivas de trabajo,
  • hablar otros idiomas ayuda a personas de culturas diferentes a entenderse, esencial en una Europa multicultural y multicultural,
  • para el comercio eficaz en Europa, las empresas necesitan un personal multilingüe,
  • la industria lingüística -la traducción y la interpretación, la enseñanza de idiomas, las tecnologías del lenguaje, etc.- se encuentra entre las áreas de mayor crecimiento de la economía.

En España, de acuerdo con datos del barómetro de diciembre de 2016 del CIS, el conocimiento de idiomas se sitúa como segundo factor más importante para encontrar trabajo en la actualidad, por delante de la experiencia profesional o los conocimientos informáticos.

De hecho, según un informe publicado por Randstad el pasado 30 de enero, el conocimiento de idiomas aumenta un 37% las posibilidades de los profesionales de acceder a un empleo. De esta manera, la habilidad de desarrollar la actividad laboral en otra lengua diferente es la capacidad que más aumenta las expectativas de los candidatos para encontrar un puesto de trabajo.

La mitad de los estudiantes de secundaria de Europa aprenden actualmente dos o más lenguas extranjeras (50,3%). Sin embargo, en el caso de España este porcentaje desciende hasta el 24,6%, al nivel de Italia.

En este mismo sentido, Bernadette Holmes en su Research Paper, titulado “The Age of the Monolingual Has Passed: Multilingualism Is the New Normal”, señala que Los candidatos del futuro requerirán unas habilidades híbridas. Necesitarán conocimientos específicos del sector, experiencia internacional y una gama de habilidades transversales tales como liderazgo estratégico, resolución de problemas, gestión de clientes globales y conciencia comercial. Todas estas habilidades están asociadas con las relaciones humanas y éstas se desarrollan a través de habilidades de comunicación global en una variedad de idiomas. La edad de los monolingües ha pasado. El multilingüismo es la nueva normalidad.

Nuevas iniciativas para la práctica y el aprendizaje de idiomas están revolucionando este sector: aplicaciones de móvil, métodos online, videoconferencias, etc. El problema de que los idiomas sean la asignatura pendiente de gran parte de los españoles es que nos quedamos atascados en los niveles bajos e intermedios a causa de los métodos tradicionales de enseñanza….hasta ahora. En Madrid ha nacido un nuevo fenómeno social y educativo que está sacando a los estudiantes de las aulas: el Social Learning.

“Dime algo y lo olvidaré; enséñame algo y lo recordaré; hazme partícipe de algo y lo aprenderé”

- Confucio, filósofo chino – 500 a.C. -

El Social Learning integra metodologías de aprendizaje que sostienen que aprender una lengua es un proceso social, en el que hablar (mucho) en un contexto natural tal y como lo haríamos cuando domináramos el idioma, es imprescindible para no quedarnos sumidos en la inseguridad de quien se enfrenta a algo por primera vez. En definitiva, establece la comunicación tanto como estación de salida como fin último del aprendizaje.

Así es como nació hace dos años la iniciativa Milingual, nacida en 2013 cuando estudié el Máster de Project Management en la EAE. Siguiendo el ejemplo de empresas como Airbnb o Blablacar, Milingual nació como una plataforma colaborativa donde los usuarios son los primeros que pueden organizar encuentros, mejorar el idioma y ganar dinero, siempre bajo el paraguas de la compañía. Hasta hoy, más de 10.000 personas han vivido una experiencia milingual, de las cuales el 70% han sido mujeres.

Una apuesta, en definitiva, marcada por una evolución de la vieja economía, basada en el individualismo, a la moderna, fundamentada en el consumo colaborativo, que cuenta con el apoyo de las grandes escuelas de idiomas del país.

Añadir nuevo comentario: