Actualidad

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social

Lo importante no es el dato

Jueves, 14 de Septiembre, 2017

Por Carlos Cid, profesor del Máster en Dirección de Recursos Humanos de EAE Business School 

 

El dato de afiliación a la Seguridad Social en nuestro país, relativo al pasado mes de julio, ha hecho lanzar las campanas al vuelo por parte de los portavoces del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, para insistir en que nos encontramos en cifras que aseguran el fin de la crisis económica más dura de nuestra historia reciente.

La afirmación es comprensible, porque necesitamos volver a la sensación de seguridad en la recuperación económica y la población quiere dejar atrás ese lastre, que ha pesado como una losa en la actividad productiva del país y que ha dinamitado muchas economías familiares. Se trata de hacer buena la frase de que “la economía también es un estado de ánimo”.

Sin embargo, la realidad es tozuda y no es sencillo torcerla a nuestro antojo. Efectivamente, los datos de afiliación del mes de julio de 2017, considerados como la media de la afiliación de trabajadores a todos los regímenes del Sistema de Seguridad Social en España, arrojaron la cifra de 18.489.329 personas. Lo cual nos coloca prácticamente en números similares a los obtenidos en el mes de diciembre del año 2008, cuando la crisis todavía se negaba en España y no calibrábamos suficientemente la profundidad de la misma.

Otra frase coloquial me surge de inmediato, es aquella conocida expresión que afirma que la alegría dura poco en casa del pobre. Hemos tenido que ver los datos de cierre del mes de agosto para comprobar que nuestro nivel de recuperación de la cifra del total de afiliados a la Seguridad Social no se consolida con seguridad. Así, podemos comprobar que hemos retrocedido de nuevo, hasta situarnos en un total de 18.309.843 afiliados al cierre de agosto, según información del propio Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

No obstante, si observamos las series históricas de afiliación al Sistema de Seguridad Social, podemos comprobar cómo es habitual que los datos de los meses de agosto hagan bajar la cifra total de afiliados al Sistema. Así, en julio de 2016, la cifra de afiliados al cierre fue de 17.844.992, mientras que la de agosto del mismo año quedó en 17.699.995. De la misma forma, en julio de 2014, el dato de afiliación fue de 16.747.102 personas, mientras que en agosto de ese año el retroceso llevó el total de afiliados a 16.649.520.

La causa de lo anterior, por todos conocida, tiene como base la temporalidad en la contratación y el importante incremento de los contratos temporales, necesario para dar cobertura a la temporada turística en nuestro país, que está sirviendo de importante revulsivo para el combate de la crisis.

Pero hagamos un nuevo ejercicio. Observemos los cierres de los meses de diciembre de los últimos años. De este modo podemos constatar cómo en el 2014 el dato fue de 16.775.214 de afiliados totales, en 2015 la cifra subió a 17.308.400 y en 2016 llegamos a 17.849.054 de personas. Desde luego, las previsiones de cierre de 2017 van a seguir la línea ascendente, ya acreditada en los últimos años.

Así pues, lo importante no es el dato aislado, aunque para un titular periodístico es perfecto. Lo verdaderamente relevante es la tendencia que subyace detrás de las cifras. Y en este punto sí podemos ver clara la sensación de que estamos encaminados hacia una etapa de consolidación y salida de la crisis.

Añadir nuevo comentario: