Actualidad

Las exportaciones de servicios aumentan un 6,5% en el segundo trimestre de 2016

Miércoles, 28 de Septiembre, 2016

Por María Ángeles Ruiz Ezpeleta, profesora de Gestión Global en el Máster en Supply Chain Management Full Time y Executive de EAE Business School en Barcelona.

La encuesta de Comercio Internacional de Servicios (ECIS), publicada en nota de prensa por el INE, Instituto Nacional de Estadística, denota que en el segundo trimestre del 2016, aunque todavía son datos provisionales, las exportaciones de servicios han aumentado un 6,5% en tasa anual, alcanzando los 15.289,7 millones de euros. Por otro lado, las importaciones de servicios se incrementan un 2,4 % y se sitúan en 9.869,6 millones de euros, lo que indica que el saldo, o diferencia entre las exportaciones e importaciones de servicios, si sitúa en 5.420,2 millones de euros, con un aumento del 15.0 % en la tasa anual.

La noticia favorable de un aumento de las exportaciones de servicios superiores a las importaciones, hecho que repercute en una balanza de pagos aún más positiva, se debe analizar en profundidad y lejos de estar eufóricos por las buenas perspectivas del comercio internacional del sector servicios en nuestro país, ser críticos y comprender el largo trayecto que aún falta por recorrer en la evolución del comercio internacional en España.

La buena marcha del comercio internacional de servicios no absorbe el déficit de la balanza global del comercio internacional. Según datos del Instituto de Comercio Exterior, ICEX, las exportaciones españolas de bienes ascendieron en el pasado año 2015 a 250.241,3 millones de euros y las importaciones a 274.415,2 millones de euros, con lo que la cobertura es tan solo  del 91,19 % con un déficit de 24.173,8 millones de euros.

Aunque España esté aumentado sensiblemente su exportación en servicios, está claro que, a no ser que se establezcan políticas de investigación y desarrollo que permitan producir bienes con más valor añadido, esta buena evolución no representará un aumento de la exportación de los bienes provenientes del sector industrial en general y del sector de productivo en particular.

Por otro lado los datos de la encuesta del ECIS, publicada por el INE, indica que de los 15.289,7 millones de euros de exportación de servicios, un 64% van dirigidos a Europa y un 36% al resto del mundo, América, África, Asia y Oceanía. De ese 64% que va destinado a Europa, un 82% de los servicios se venden a países de la Unión Europea y solo un 18% al resto de países no comunitarios.

De este análisis podemos concluir que España necesita ampliar la cobertura geográfica de sus exportaciones de servicios  y no vender mayoritariamente a los países de la Unión Europea. No se puede considerar que las ventas comunitarias sean exportaciones propiamente dichas al existir la libre circulación de bienes y servicios entre los estados miembros. Además, existe una necesidad de establecimiento de políticas y estrategias  que apoyen la investigación y desarrollo para la producción de bienes y servicios con más valor añadido, lo cual permitiría aumentar las exportaciones  en un porcentaje superior a las importaciones y, de esa forma, paliar de forma progresiva el saldo negativo actual de la balanza global de comercio internacional de bienes y servicios.

Añadir nuevo comentario: