Actualidad

Las exportaciones siguen siendo un pilar de la recuperación

Se confirma la tendencia ascendente por encima de la UE

Miércoles, 11 de Enero, 2017

Por: Victor Ruiz Ezpeleta, profesor del Master en Project Management de EAE Business School

Según el Ministerio de Economía en su artículo del 22 de diciembre de 2016, los datos arrojados siguen invitando al optimismo. Las exportaciones vuelven a marcar máximos históricos que hacen ver el vaso más que medio lleno. Aunque en algunos sectores la recuperación se está haciendo esperar mucho, los datos macroeconómicos siguen siendo positivos para España.

Las exportaciones de enero a octubre de 2016 se han efectuado por un valor de 210.292 millones de euros, lo que supone un aumento de 0.9 % respecto al año anterior. Más leve que la registrada en septiembre pero sigue siendo un ascenso positivo, y poco a poco el papel de las exportaciones se consolida como un pilar fundamental en la recuperación económica. Las importaciones aminoraron un 1.6 % hasta un importe de 225.352 millones. Leve pero más que las exportaciones,  disminuyendo el gap entre las exportaciones y las importaciones (balanza comercial) que ha ascendido a un déficit comercial de 15.060 millones (en el período enero-octubre).

Seguimos teniendo déficit, lo cual es fácil apreciar que no es positivo, pero es un 26.6 % menor que el registrado en el mismo período del año anterior y el segundo mejor saldo desde 1997 (únicamente superado, curiosamente, por 2013, año aún de recesión en España). Esto nos indica que tenemos uno de los déficits más pequeños y no podemos dejar escapar esta oportunidad de seguir marcando tendencia y acercarnos al déficit 0, deseable para un mayor crecimiento económico y síntoma de prosperidad.

Como país no productor de petróleo y otras energías, el saldo energético sigue siendo uno de los puntos débiles de todo el balance, pero la caída del precio de las energías ha beneficiado la Unión Europea en General y España en particular, con una disminución del 41.6 %. El reciente acuerdo de países de la OPEP con el apoyo de Rusia de bloquear la producción ya está haciendo subir el precio del petróleo (no se podía pensar que la situación iba a durar eternamente). Un aspecto a mejorar es fomentar otras fuentes para seguir disminuyendo este déficit y ser más libres de energías importadas, mejorando entonces la balanza comercial.

Comparativamente respecto a otros países de la Unión Europea, España sigue estando por encima de la media a nivel de exportaciones (-1.2%), muy superior a países como Francia (-2.2%), Reino Unido (-3.2%) o Alemania (0.3%). El dato es una buena medida en sí porque permite aumentar la producción y crecer en exportaciones, pero el análisis no se debe quedar aquí y el nivel de los salarios tiene mucho que ver en estos datos. Es tarea de los políticos, patronal y sindicatos llegar a grandes acuerdos para empezar a aumentar los salarios y el nivel adquisitivo de los trabajadores. Además no hay que olvidar que debemos esperar a los motores de Europa, ya que debemos ir juntos para seguir mejorando el déficit comercial con el resto del mundo.

La mala noticia es que Estados Unidos, China o Japón han decrecido sus exportaciones, lo que hace pensar que aún quedan temas de calado por resolver y la marcha no es tan rápida como se desearía.

La Unión Europea sigue siendo el mejor cliente para España (66.4%) y así debe ser por los tratados y comercio vigente, pero no se deben olvidar mercados más lejanos pero emergentes ya desde hace años y que pueden seguir contribuyendo al desarrollo de la economía. Canadá, China, Hong Kong y Marruecos experimentan aumentos significativos que hay que explotar aún más. Se deben seguir potenciando aquellos mercados que siguen siendo pequeños o que han sufrido descensos significativos como Oceanía o América Latina. Sin duda la competencia y globalización también tienen su lado negativo en mercados más tradicionalmente amigos.

Las Comunidades con más crecimiento a nivel porcentual han sido las dos Castillas y Galicia, hecho que debe considerarse como muy positivo ya que no son las comunidades tradicionalmente más exportadoras, aportando más valor añadido a la economía nacional.

Los datos finales del informe del Ministerio de Economía se basan en las cifras del mes de octubre, que dan unos números muy parecidos a los comentados anteriormente. Quizás destacar un leve retroceso en algunos puntos porcentuales que pueden disminuir en algo los buenos números adquiridos hasta la fecha, pero España sigue teniendo superávit comercial con la Unión Europea, hecho que demuestra el valor de los productos españoles especialmente en Europa.

No hay que creer que el trabajo está hecho, ni mucho menos, pero la senda es positiva. Esperemos que los aumentos salariales vuelvan pronto y esto no suponga un retroceso significativo en las exportaciones. Potenciar los valores tradicionalmente fuertes y la inversión en energías renovables para disminuir la dependencia exterior deben ser las metas a medio alcance para dar el salto definitivo a la balanza comercial.

Añadir nuevo comentario: