Actualidad

Nueva ley de protección de datos

Los países tendrán dos años para adaptarse a los cambios de la directiva

Jueves, 16 de Marzo, 2017

Por Selva Orejón, profesora del Máster en Marketing Online y Comercio Digital de EAE Business School

La nueva ley de protección de datos sustituye a una directiva del año 95, cuando el acceso y uso de internet era anecdótico. La ley fue debatida públicamente para adaptar la normativa española según el Reglamento (UE) 2016/679 -conocido como el Reglamento General de Protección de Datos-.

¿Para qué sirve?

El objetivo de la nueva ley es poder tomar el control sobre mayor parte de los datos privados, así como garantizar un trato y uso más seguro de los mismos.

¿Cuándo entrará en vigor?

El texto entrará en vigor el día 25 de mayo de 2018. En el mismo se podrá apreciar la reforma completa de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), el Reglamento europeo exigirá a las empresas y organizaciones que traten datos personales adaptándolas al nuevo entorno digital.

La consulta pública

La consulta finalizó el 28 de febrero y se realizaba mediante email a sg_politica.legislativa@mjusticia.es.es, este periodo de tiempo siempre se usa como fase preliminar que tiene lugar antes de comenzar la redacción de un proyecto de Ley. Durante esta fase, los ciudadanos, instituciones y asociaciones que se pudiesen ver afectados por esta ley tienen el poder de dar su punto de vista sobre la problemática y aportar nuevas visiones, así como propuestas. Si no hay cambios, y al tratarse de una ley Orgánica, tiene fecha cercana para ser aprobada, concretamente, dentro del primer trimestre de este año.

Datos personales para fines judiciales y policiales.

La aprobación en el Parlamento Europeo pone fin a más de cuatro años de trabajo para reformar drásticamente la normativa comunitaria sobre protección de datos.

Lo que más destacaría de esta ley son las nuevas reglas que incluyen:

  • El derecho al “olvido”, mediante la rectificación o supresión de datos personales, por ejemplo mediante los formularios de Google, Bing o Yahoo.
  • La necesidad de “consentimiento claro y afirmativo” de la persona concernida al tratamiento de sus datos personales, y no como hasta ahora que se ha hecho un uso comercial de los datos personales
  • La “portabilidad”, o el derecho a trasladar los datos a otro proveedor de servicios, tan costoso en tiempo sobre todo y esfuerzo personal.
  • El derecho a ser informado si los datos personales han sido pirateados, por encima de todo, cuando esos datos habían sido cedidos a una empresa para una finalidad concreta y se les presupone seguridad en la guarda y custodia de los mismos, por ejemplo, una página web de viajes.
  • Lenguaje claro y comprensible sobre las cláusulas de privacidad, y
  • Multas de hasta el 4% de la facturación global de las empresas en caso de infracción.

Nuevas normas sobre transmisión de datos para garantizar una cooperación policial efectiva

El principal problema actual en terrorismo y crimen organizado es que los cuerpos judiciales y de seguridad son reacios a compartir información valiosa, y esto ha desencadenado verdaderos problemas en la duplicación de investigaciones o la omisión de vigilancia por parte de cuerpos policiales.

La intención, aunque también sea proteger a personas implicadas en investigaciones, es evitar riesgos para la seguridad pública, al tiempo que se facilita una cooperación más rápida y efectiva entre autoridades policiales y judiciales.

Plazos de adaptación

Los países tendrán dos años para adaptarse a los cambios de la directiva, algunos países lo harán con excepciones para fines policiales y judiciales, y sólo lo aplicarán de forma limitada.

Añadir nuevo comentario: