Actualidad

Perspectivas Laborales, ¿Y tú en qué trabajarás dentro de 5 años?

Atrás quedan los trabajos en empresas “sólidas” con puestos “para toda la vida”

Jueves, 6 de Abril, 2017

Por Cristina Noguera, profesora del Master International MBA de EAE

Que vivimos en la era del cambio es algo ya conocido por todos. Cambio sobre el cambio, produciéndose a un ritmo vertiginoso que necesariamente requieren nuevas habilidades de las personas para poder adaptarse con la mayor rapidez posible y obtener las mayores ventajas de las oportunidades que el cambio siempre brinda.

¿Y en el mundo laboral? El escenario no difiere mucho. El mundo laboral tal y como lo conocíamos y, como nos habían hecho creer que era, se muestra caduco y obsoleto. Atrás quedan los trabajos en empresas “sólidas” con puestos “para toda la vida”.

En apenas una década, una fuerte etapa de transformación tecnológica y económica a nivel global hace que las perspectivas sean bien distintas. Llegó el fin al concepto de “trabajo para toda la vida” y le damos la bienvenida al de “trabajo por proyectos”

Pero no sólo la vinculación con las empresas cambia, sino que las profesiones se transforman y las tradicionales ocupaciones dejan paso a profesiones novedosas que requieren de no sólo nuevas habilidades formativas, si no, y como algo mucho más novedoso, de un enorme elenco de habilidades sociales y emocionales que permitan sacar el máximo partido de las nuevas oportunidades que este contexto nos brinda.

“Consultor en Robótica”, “La figura del médico ingeniero”, “Experto en Ciberseguridad” “Gestores del Universo Cloud”, etc. En realidad, todas las profesiones que combinen ingeniería con digitalización y/o robótica se presumen como las demandadas en el futuro más próximo.

Pero incluso las profesiones más tradicionales se transforman, “médicos ingenieros” “abogados matemáticos” son profesiones de las que oiremos hablar en el corto plazo.

Con las herramientas existentes para garantizar la puesta en marcha de proyectos de alto rendimiento a bajo coste, especialmente gracias a las herramientas tecnológicas y digitales, el emprendimiento se presenta como una alternativa en alza.

¿Y las empresas tradicionales? Estas también se renuevan. Se adaptan a los nuevos perfiles para garantizarse el contar con el “talento” necesario para su supervivencia y éxito.

Se promueve la flexibilidad en el entorno de trabajo, las exigencias del “dress code” se relajan y los tabiques y puertas de los obsoletos despachos dejan pasos a espacios abiertos y colaborativos en el que se asegura que se originen las ideas más innovadoras que den lugar a rentables proyectos para las grandes empresas.

En definitiva, lejos de pronósticos agoreros y apocalípticos, se abre un mundo laboral completo de oportunidades profesionales y retos que permitirán a los profesionales desarrollar todo su potencial y capacidades.

Añadir nuevo comentario: