Actualidad

Resultados de la EPA en julio 2016

El paro se sitúa en 4,5 millones por primera vez desde el año 2010 en la misma línea de la caída por debajo de 4,0 millones del paro registrado. El número de personas ocupadas en el último año asciende por encima de 18,3 millones. El empleo en este último año ha crecido en 434.400 personas. El número de afiliados a la Seguridad Social sube 98.432 en junio

Lunes, 1 de Agosto, 2016

¿Hace buen tiempo en el empleo? 

Por: Fernando del Valle, profesor del Master en Dirección de Recursos Humanos, campus Madrid

Esta semana han aparecido datos en la economía que nos han sacado una sonrisa, como cuando leemos y vemos noticias que nos llenan de positivismo. Es el caso (y es difícil en las estadísticas, sobre todo del INE, Instituto Nacional de Estadística) de la publicación de la encuesta de población activa, y esta nos ha dado datos para titulares de periódicos y telediario:

- El paro se sitúa en 4,5 millones por primera vez desde el año 2010 en la misma línea de la caída por debajo de 4,0 millones del paro registrado.

- El número de personas ocupadas en el último año asciende por encima de 18,3 millones.

- El empleo en este último año ha crecido en 434.400 personas.

- El número de afiliados a la Seguridad Social sube 98.432 en junio.

Podríamos hacer una lista de muchos titulares, pero además deberíamos de reflejar que estos datos se producen en un entorno de no acción de un gobierno en funciones y sin una política de empleo activo que incentive la contratación.

Pero, ¿Qué hay detrás de estos datos? lo primero que debemos remarcar es que este trimestre y, en especial, junio son meses muy estacionales con unas características tradicionales con la llegada del verano, y el incremento de actividad en zonas turísticas, la incorporación masiva de estudiantes a su primer empleo, la finalización de los contratos en el sector de la formación, y la previsión de caída de actividad de muchas empresas durante el verano. Todo influye para pensar que la estacionalidad lo explica todo, pero si vemos algunas cifras, en este caso, hay motivos para sonreír:

Lo primero a destacar es que los hogares donde todos sus miembros estaban en paro se han reducido en 163.800 en este año y aquellas en los que todos sus miembros activos estaban trabajando se han incrementado en 368.600. Un dato que empieza a ser relevante para estadísticas es el incremento de las familias unipersonales (es imparable este crecimiento), pues representan el 20,3% y subiendo.

Otro dato que da a entender la fortaleza de este crecimiento de empleo son los contratos a tiempo completo (han aumentado en 451.500) y los de tiempo parcial (17.100), anualmente. Y, si, además, añadimos el incremento de los contratos indefinidos, incrementos de 223.300 frente al incremento de 202.200 de los temporales, nos hace ver la confianza de los generadores de empleo en el incremento de actividad. Estos últimos se concentran en el sector privado que engloban un incremento de 395.700 personas frente al público con 38.700, anualmente.

En cuanto a la situación por sexos no hay muchas diferencias, remarcar que las contrataciones de mayores de 55 años es una realidad.

Por tanto, ¿hay motivos para sonreír en este escenario de mejora? ¿Debería mejorar la situación con un gobierno?

Añadir nuevo comentario: