Actualidad

Un nuevo desafío a la banca tradicional: las operadoras de móvil

Nada nuevo bajo el sol, ¿o sí?

Miércoles, 17 de Mayo, 2017

Por Javier Rivas, director del Máster en Dirección y Gestión Financiera de EAE Business School

Hace poco se confirmaba que Orange anunciaba que su banco operaría también en España, promete un “todo gratis” a cambio de un determinado número de operaciones al mes… Orange se suma a un amplio número de competidores no tradicionales que han hecho recientemente movimientos en el sector, sólo a título de ejemplo:

  • Facebook permitirá el envío y recepción de dinero
  • Carrefour, como Orange, ha lanzado una cuenta corriente en Francia, permitiendo asimismo otros servicios financieros.
  • Starbucks y sus medios de pago alternativos
  • El sistema de pagos de Apple Pay
  • La posibilidad de retirada de dinero en Día, GAP, etc…y un larguísimo etcétera.

Todo ello se suma a una miríada de empresas Fintech que permiten asesoramiento financiero o bancario, así como la realización de determinadas operaciones.

Estos movimientos tienen aspectos muy interesantes:

  • Por un lado, aumentan la competencia y, a medio plazo, pueden forzar una bajada de las comisiones bancarias, en máximos tras la crisis del sistema financiero.
  • Por otro lado, obligan a la banca tradicional a adoptar tecnologías nuevas rápidamente, en muchas ocasiones como movimiento defensivo.

Con todo, hay que preguntarse si efectivamente este movimiento de Orange es verdaderamente novedoso, y lo cierto es que no:

  • Para empezar, la mayor parte de las entidades financieras ya permiten operar a través del móvil, incluso existe una entidad que usa este medio de comunicación como único canal (Imagin Bank).
  • En el pasado, la banca española ya ha realizado compras de empresas tecnológicas para adaptarse a las nuevas tecnologías, tal vez el caso más conocido sea el de Patagon.
  • Empresas como BBVA permiten una completa transaccionalidad (mayor que la de Orange) a través de una APP.

A pesar de que el movimiento de Orange puede no ser totalmente novedoso, no es menos cierto que refleja diversos movimientos importantes:

  • La creciente importancia del canal móvil, el consumidor cada vez tiene menos miedo a usar el móvil para realizar operaciones financieras.
  • Orange propone un banco a nivel europeo, algo que de una manera efectiva no existe todavía, un banco que permita realizar operaciones de una manera sencilla al cambiar de país, tan simple como cuando uno conecta su móvil en cualquier otro país de la Unión Europea.
  • También es interesante indicar que la entrada de nuevos operadores no tradicionales, no es sino una muestra de la relativa mala imagen de los bancos tradicionales, sobre todo entre los llamados “millenials”.

 

La gran pregunta es si en este caso, al contrario que en la primera oleada de Internet que acabó en la burbuja de 2000, nuevos jugadores tendrán un papel relevante en el mercado. Por ello, que grandes empresas como Orange lancen este tipo de propuestas ponen en cuestión la capacidad de las entidades financieras para evitar, por ejemplo, mediante compras defensivas, la llegada de nuevos jugadores.

Esta es la gran diferencia de esta nueva “oleada” de jugadores financieros y la primera previa a la burbuja, el tamaño de muchas de las nuevas amenazas (Orange, Facebook, Amazon…), sólo el tiempo podrá decir si efectivamente será así.

Añadir nuevo comentario: