Actualidad

Xavier Camps, profesor de EAE: “Todas las empresas deberán, tarde o temprano, incorporar innovaciones o terminarán siendo obsoletas”

Lun, 07/11/2016 - 00:00

Continuamente oímos y leemos la palabra innovación, aplicada tanto a empresas, como a procesos, o incluso a clientes. La charla que ofreció el profesor Xavier Camps, “Cómo llegar a ser una empresa innovadora”, versaba sobre la importancia que tiene primero definir el concepto de innovación para, posteriormente, aportar las claves para encaminar el negocio.

Innovación es cualquier cosa nueva que cree impacto, entendiendo impacto como sinónimo de valor”, señala el experto. No obstante, además de tener una solución innovadora, esta debe ser deseable, factible y rendible. “No hay nada más inútil que crear algo que nadie quiere”.

El experto ha señalado el papel que juegan las personas en el proceso de innovación, pues todas deben estar enfocadas a los mismos objetivos, comprendiendo el porqué de esa transformación. Para ello debemos utilizar un lenguaje común y crear un entorno flexible donde se potencie a observar, conectar, asociar, cuestionar y experimentar. Hablamos con él para conocer más sobre lo que compartió durante la conferencia:

El tema de la innovación, ¿es una moda? ¿Por qué ahora todas las empresas quieren innovar?

Más que una moda es una necesidad que surge de la velocidad a la que actualmente se producen los cambios. Se habla incluso de que vivimos en un mundo V.U.C.A (volátil, incierto, complejo y ambiguo), lo cual obliga a las empresas a estar constantemente renovándose para asegurar su competitividad y no pasar a ser absolutamente irrelevantes.

Inicialmente ligábamos la definición de innovación a la tecnología y al producto final, ¿debe ser así?

Es cierto que durante mucho tiempo el término innovación se ha vinculado a tecnología y producto. Sin embargo, si aceptamos que la innovación es cualquier cosa novedosa que genera impacto, podemos afirmar que se puede innovar en muchas más dimensiones. Por ejemplo, en servicios, procesos, modelos de ingresos, organización, comunicación, etc. La innovación tiene que ver con novedad y valor, no con la forma adopta.

¿Qué empresa puede innovar? ¿Está al alcance de todos?

En general todas las empresas son susceptibles de innovar. Si bien dependiendo de su tamaño, de su posición en la cadena de valor, o del sector en el que operen, las situaciones y las necesidades de innovar, pueden ser distintas.

Por ejemplo las empresas más pequeñas pueden ser más ágiles, pero disponen de menos recursos, tanto humanos como financieros, respecto a empresas de mayor tamaño. Del mismo modo cuanto más cerca esté una empresa del consumidor final más necesidad puede tener de innovar de manera constante, al ser las decisiones de compra mucho más irracionales.

¿Qué barreras suelen encontrarse las empresas a la hora de innovar?

Generalizando podemos decir que existen tres grandes grupos de barreras:

  1. Aspectos culturales y organizativos
  2. Aspectos relacionados con la estrategia y el liderazgo
  3. Aspectos relacionados con el proceso de innovación

Aspectos culturales y organizativos

La realidad es que la mayoría de organizaciones no están diseñadas para ser innovadoras, sino para ser eficientes. Esto se traduce en culturas cerradas a la novedad, organigramas excesivamente jerárquicos y separados en departamentos estancos, que actúan como silos y dificultan la transferencia de conocimiento, elemento indispensable para que la innovación tenga lugar.

Aspectos relacionados con la estrategia y el liderazgo

Las empresas, especialmente cuando tienen éxito, tienden a enfocarse en su negocio central, así como en las necesidades y niveles de satisfacción de sus clientes actuales, lo cual les hace perder de vista a nuevos competidores con modelos de negocio renovados, y a segmentos de mercado emergentes. Para superar este comportamiento, se precisa un liderazgo comprometido con la innovación, y capaz de crear una organización ambidiestra. Es decir, diseñada para explotar el presente, y explorar el futuro de manera simultánea.

Aspectos relacionados con el proceso

Es importante diseñar procesos de innovación que logren un equilibrio entre flexibilidad y disciplina. De ello depende lograr una gestión adecuada de las ideas, conocer con profundidad a los clientes, desarrollar conceptos robustos, realizar una implementación eficaz, reducir los plazos de tiempo, etc.

Si son distintos a las barreras, ¿qué errores se suele cometer?

Tal vez el mayor error sea creer que la innovación es simplemente generar ideas, y no tener en cuenta el resto de elementos que pueden contribuir a convertir las ideas en resultados. A menudo veo directivos que desean lograr los beneficios que la innovación puede aportar, pero que no están dispuestos a aceptar los esfuerzos que la innovación conlleva.

¿Podemos afirmar que la innovación será fundamental si una empresa quiere continuar en el mercado?

Hay quien dice que innovar es arriesgado, mientras que no innovar es letal. Es cierto que  todas las empresas deberán, tarde o temprano, incorporar innovaciones o terminarán siendo obsoletas. Dependiendo de la fortaleza de ventajas competitivas actuales, el margen de tiempo puede ser mayor o menor. Aunque a la velocidad a la que se producen los cambios en la mayoría de sectores, muy pocas podrán permitirse el lujo de no incorporar la innovación a su ADN.

Añadir nuevo comentario: