Actualidad

Yolanda Tarango: "El primer producto que sale al mercado debe tener coste cero pero bastante de diseño e imaginación"

Mié, 07/06/2016 - 00:00

Dentro del ciclo Itinerario de Emprendedores, los alumnos de EAE Business School aprenden nuevos modelos de negocio de Internet, a realizar planes de inversión y técnicas de ventas. En este caso, la jornada del 20 de junio se ha centrado en conocer la metodología Lean Startup, que, según Yolanda Tarango, Strategic Empowerment & Professional Mediation, y responsable de impartir este itinerario, “se basa en salir al mercado, practicar el discurso y comprobar que las diferentes partes implicadas en el negocio entienden y se sienten partícipes de lo que vas a explicar y de lo que quieres implantar”.

El concepto de Lean Startup, desarrollado en 2008 por Eric Ries, es una metodología para abordar lanzamientos de negocios basándose en el aprendizaje validado, la experimentación científica e iteración en los lanzamientos con el fin de acortar los ciclos de desarrollo y ganar retroalimentación de los clientes. Ello permite diseñar productos o servicios para cubrir la demanda de su base de clientes, pero sin grandes cantidades de financiación inicial. En una startup, “es muy importante que el primer producto con el que se sale al mercado tenga coste cero, pero bastante de diseño e imaginación”, resalta Yolanda. “Se trata de vender la idea casi como si uno no tuviera Internet”.

En esta clase, Yolanda Tarango ha expuesto el caso de algunas startups que han aplicado esta metodología. Es el caso de Psonrie, plataforma dirigida a psicólogos y a personas que necesitan estos servicios, cuyo CEO testó antes este servicio y puso en contacto a psicológicos y pacientes previamente para ver cómo funcionaría. O el caso de Biwel, dedicada a implantar programas de salud física en las empresas. Su CEO realizó diversos estudios científicos durante años y extrajo conclusiones que demostraron la reducción de bajas laborales y una mejora del clima laboral en las empresas con las aplicaciones de tales programas. “Lo importante es dar credibilidad al proyecto que quieres lanzar, pues el proceso de Lean Startup sirve para mejorar y también a aprender a vender un servicio para que los demás me entiendan”, matiza Yolanda.

Esta metodología permite que mi propuesta de valor, es decir, la satisfacción de la necesidad que se provoca en el cliente-consumidor, sea creíble, consiguiendo datos que acrediten que la propuesta de servicio funciona. “Debo generar confianza y contrastar la aceptación de mi discurso. Es toda una necesidad recoger datos reales para luego hacer un plan de negocio”, explica Yolanda, “esto permite asegurarme del valor percibido”. Por ello, es importante destacar que el plan de negocio se hace cuando ya hayamos probado que los productos que queremos vender funcionan.

Según Yolanda, lo importante y la diferencia es saber de qué manera observo el mercado. Cómo hago las preguntas, siempre en base al presente, pues el futuro es incierto; el consumidor no sabe qué hará en un tiempo, contesta según lo que piensa en ese momento y es mejor consultar preguntas que sabe y no sobre el futuro. Además, Yolanda destaca que la especialización es también positiva, igual que hablar el mismo lenguaje y argot de los clientes que te van a comprar, “si no me entienden, no genero confianza”. Por otro lado, en la clase se ha enseñado que la diferenciación es lo que distingue un proyecto de otro, aunque la idea ya exista.

Añadir nuevo comentario: