Actualidad

El plazo de pago en España se sitúa en 94 días

Mar, 07/15/2008 - 00:00

Bajo el título Morosidad en tiempos de crisis , Pere J. Brachfield , director del Centro de Estudios de Morosología de EAE , y primer morosólogo de España, ha presentado esta mañana un informe sobre la gestión de la morosidad en tiempos de crisis, en el marco de The BEST of EAE 2008 ( B usiness& E conomics S ummer T raining), un programa monográfico de formación directiva cuyo objetivo es impartir herramientas de gestión ante la crisis.

Brachfield asegura que en la actualidad se estáproduciendo de forma intensa el denominado“efecto dominóde impagos”que tiene su inicio cuando un cliente no paga sus débitos a una empresa proveedora, y esta a su vez, se encuentra con problemas de tesorería para hacer frente a sus pagos.

Los datos estadísticos revelan que los impagados comercialesse han situado en el nivel más alto en quince años.“Por su parte, los impagados interempresariales derivados de operaciones comerciales aumentan un 100% respecto el año pasado”, afirma Brachfield.

Según cálculos del Centro de Estudios de Morosología, en la actualidad los impagos empresariales que se generan mensualmente suponen unos 15.000 millones de euros, teniendo en cuenta todos los incumplimientos de pago que se producen. No obstante, más del 95% de estos impagos se consigue recuperar antes de 180 días después del vencimiento del cobro.

El período medio de cobro en España se ha alargado en cuatro días más a lo largo del año 2008, lo que sitúa a España, con veinticuatro días de media de pago, a la cola de Europa en plazos de pago, solo superada por Polonia, República Checa, Grecia y Portugal.

Para Brachfield, el principal problema que están sufriendo en estos momentos las empresas acreedoras, es el elevado coste de la morosidad, provocado por el encarecimiento paulatino del coste del dinero, la elevada inflación en España y el incremento de los gastos de gestión.

El Centro de Estudios de Morosología de EAE, ha confeccionado un cuadro para que los acreedores puedan tener una idea aproximada del coste que les provoca la morosidad en una factura impagada de 10.000 euros, en función del plazo que se tarde en recobrar la deuda. Por ejemplo, el coste que genera el impago de una factura de 25.000 euros y que el cliente paga con tres meses de retraso se eleva a 750 euros.

Las recomendaciones básicas que se dan desde el Centro de Estudios de Morosología de EAE para aminorar el riesgo de impago son: disponer de la mayor cantidad de información posible acerca del cliente (situación financiera, solvencia, liquidez, moralidad, informes finacieros y comerciales, etc), y obtener los documentos esenciales del tráfico mercantil firmados por el cliente para demostrar la existencia de la deuda y su cuantía.

 

 

Brachfield afirma que“actualmente, el 80% de las empresas intentan solucionar los impagos mediante la vía amistosa, ya que sólo la mitad de las sentencias llegan a ejecutarse. Recuperándoseúnicamente el 34% del dinero impagado”.

En el caso de una factura impagada y transcurridos noventa días,“es aconsejable recurrir a profesionales de la recuperación de créditos”.

Añadir nuevo comentario: