Actualidad

Brawn GP: El triunfo de lo imprevisto

Mar, 11/17/2009 - 00:00

La irrupción de lo inesperado, el triunfo de la creatividad y la simplicidad, es la primera lección empresarial de Brawn GP, según el autor.“Tener una estrategia ganadora que prime las ideas frente a la fuerza”, es la segunda de las lecciones. Para Gutiérrrez-Rubí, el poder no depende del presupuesto ni de la jerarquía sino del talento. El tercer acierto del equipo de Brawn GP se basa en la combinación de experiencia y juventud. Es la primera vez en un Mundial GP donde la distancia de edad entre el numero uno y dos del equipo es mayor.

 

La cuarta fórmula se centra en saber que el líder es el equipo y enél reside la fortaleza. Para Gutiérrez- Rubí, otra de las claves se encuentra en la ambición calculada del equipo de F1“que ha sabido gestionar la publicidad y patrocinio en el límite”. La sexta lección, la definiócomo“la rapidez como actitud colectiva”. Para el autor, supieron formar un equipo en tres semanas, entre otros logros.“Lo breve y rápido gana la batalla lo denso y lento”, resumió.

 

En séptimo lugar, Gutiérrez–Rubíelogióa Brawn GP por su capacidad para desafiar lo establecido. Una nueva escudería frente a los clásicos a las que supera por su desafío colectivo.“Un nuevo poderdescentralizado, abierto y compartido, basado en elmérito y la creación, se abre paso con fuerza en las organizaciones y en todas lasáreas de la actividad”. Para el autor,“la jerarquía nunca había estado tan seriamente cuestionada por lalibertad y la inteligencia. Este es el desafío definitivo: la innovación liberadora frente al privilegio que da la posición dominante.”“Si lo piensas no llegas, pero si lo crees es posible”, razonóel autor frente a los ejemplos de otros deportistas como Nadal.

 

El caos es una oportunidad porque los grandes se suelen adaptar mal al desconcierto, según Gutiérrez-Rubí. Mientras Brawn innovaba, el resto de escuderías discutían sobre quéhacer.“El primer momento de desconcierto es decisivo para ganar la ventaja”, subrayó. 

 

La penúltima lección, el autor la ligóa la audacia de Brawn GP de comprar Honda en un momento de incertidumbre. Enúltimo lugar, Gutiérrez–Rubídestacóel triunfo del trabajo bien hecho debido a la cultura de trabajo diario implantada en el equipo.“Los equipos deben estar compuestos por personas con talento y deben transmitir ese talento en redes”.“A nadie le importa como estamos organizados sino como funcionamos”, culminóel autor para cerrar el encuentro.

Añadir nuevo comentario: