Actualidad

EAE organiza una nueva campaña de donación de sangre en Barcelona

Mié, 11/25/2015 - 13:38

Cada año, a mediados de noviembre, EAE Business School coordina junto con el Banc de Sang i Teixits, una campaña solidaria de donación de sangre. Durante unos días, se hace un llamamiento en las aulas para que nuestros alumnos participen en el acto solidario, y el mismo día, una unidad móvil del Banc se instala en la Escuela y ofrece a los estudiantes y trabajadores del centro la posibilidad de participar en esta iniciativa solidaria.

Nos hemos acercado para hablar con algunos de sus protagonistas – Sandra Melús, Coordinadora de Programas EAE; Laura Montfort, médico responsable; y uno de los donantes, Dani Herguido - a fin de entender cómo funciona la organización del evento.Finalmente la campaña se cerró con 15 donantes, algunos de ellos reconocían que era la primera vez que se acercaban a donar sangre. ¡Muchas gracias a todos!

Campaña de donación de sangre Barcelona 2015

Entrevista Sandra Melús, Coordinadora de Programas EAE

¿En qué consiste la campaña de donación de EAE?

En EAE tenemos muy claro lo que son las campañas solidarias, porque consideramos que hay que participar activamente en esta comunidad. Una de ellas es la donación de sangre. Cada año trabajamos con el Banc de Teixits: les damos facilidades para que vengan aquí e instalen su unidad móvil, e informamos en las clases sobre las donaciones, para que puedan participar todos nuestros alumnos. Entendemos que el esfuerzo que hace la escuela y la persona son mínimos, y que lo que ganamos está claro: todos tenemos algún familiar o amigo que ha necesitado sangre en un momento puntual de su vida.

¿Es un proyecto que se repite en el tiempo o se trata de una campaña puntual?

Se hace cada año, en noviembre. Nos coordinamos con la gente del Banc, y a nivel personal los trabajadores de EAE también se implican mucho y nos ayudan a motivar al alumnado y al resto de personal. Cuando acaba esta campaña, justo empieza la de recogida de alimentos. Son unos meses muy importantes para nosotros, y ayudamos en todo lo que podemos.

¿Me puedes explicar algo sobre la recogida de alimentos?

Pues mira, trabajamos con una pequeña entidad local, Dit i fet, y se lleva a cabo a lo largo de diciembre, pero sobre todo coincidiendo con Navidad. Básicamente invitamos a la gente a que nos dejen un paquete de arroz y un paquete de pasta, y luego a hacer un donativo. Una vez acaba la recogida, los voluntarios hacen compras con el dinero recaudado, en base a las necesidades de nuestra entidad colaboradora. Y a veces se consiguen cosas fantásticas. Al final, cada uno ha puesto su granito para conseguir dinero, alimentos y ayuda para esta pequeña asociación, de la que nosotros somos los principales colaboradores.

Entrevista a Lorena Montfort, médica en el Banc de Sang i Texits de Catalunya

¿En qué consiste el proceso de donación?

Nuestro proyecto siempre empieza cuando el donante llega, identificado correctamente, con el DNI, Pasaporte o Tarjeta de residencia. Entonces llena un cuestionario, donde se ofrece información previa para saber si realmente puede donar, con preguntas un poco íntimas –sobre promiscuidad, uso de drogas, etc. -, a través de las cuales algunos asumen que no pueden donar sangre y lo dejan estar, y luego algunas preguntas más simples, como si ha viajado últimamente, ha ido al médico… Todo esto lo hace el donante. Posteriormente, pasada la entrevista médica y la identificación en nuestro sistema informático, si los parámetros de tensión arterial, de hemoglobina, y la entrevista es correcta, ya pasa a la donación en sí. Si la persona es aprehensiva o no ha comido antes, siempre le recomendamos que tome líquidos –agua o zumo, lo que sea - para tener más en el sistema, y luego pasan a donar 470 ml de sangre. Esto es lo que va en la bolsa, más los tubos que llenamos para hacer las celulogías, aproximadamente da un total de medio litro. Una vez acabado el proceso, se encuentran bien, y les invitamos a que tomen líquido, todo el que puedan, si quieren picar algo, también está bien para subir la tensión arterial, pero sobre todo tienen que tomar mucho líquido. Y que durante las siguientes horas se porten bien: no hacer ejercicio, no fumar ni beber alcohol en las dos siguientes horas, no subir pesos, para evitar hematomas, mantener la tirita puesta y evitar sitios con mucho calor como el metro, o una sala muy cerrada.

¿Cuáles son los criterios de exclusión?

Los hay de dos tipos. Por un lado los que tienen que ver con la afectación que esta sangre podría tener para el propio donante de sangre y, por el otro, la afectación que esta sangre podría tener en el receptor. Es decir, hay que proteger al que dona y al que recibe. Los criterios para excluir a la persona que recibe son un poco más fáciles de entender. Por ejemplo, una persona que es promiscua, una persona que ha tenido más de una pareja sexual en los últimos 4 meses no puede ser donante sangre, porque existe un periodo ventana en el cuál si tú te has infectado de una enfermedad de transmisión sexual te puede salir en negativo en las analíticas, pero esta sangre aún tiene ese patógeno. Y ese patógeno, si salta a un receptor de sangre que probablemente esté inmunodeprimido, y lo que a ti no te hace nada, una pequeña carga viral de hepatitis, que a ti ni siquiera te afectaría, a otra persona que esté inmunodeprimida le puede significar una enfermedad grave e incluso mortal. Luego hay otros tipos de exclusión: viajes a países exóticos donde hay malaria, que no se mira porque económicamente no es viable, u otros criterios como haber sido cliente de prostitución, drogas por vía parenteral, chicos o chicas que se pinchan por los ciclos de gimnasio, y el uso de algunos medicamentos, como los antibióticos, o ciertas medicaciones para el acné, que pueden provocar problemas si una receptora de sangre estuviera embarazada. A parte de estos, tenemos los criterios de exclusión por la salud del donante. Las personas que hayan tenido enfermedades cardiovasculares graves, como es un infarto o un ictus, no pueden donar sangre, porque la pérdida de medio litro les podría significar un problema de salud muy grave. O incluso personas que tomen ciertos medicamentos, como las personas que se pinchan insulina, y que deben tener unos niveles específicos en sangre para controlar la enfermedad, si les sacas de golpe medio litro de sangre lo pueden notar.

¿Entonces los diabéticos no pueden dar sangre?

Los diabéticos que se pinchan insulina no se pueden donar sangre. Igual que con algunas enfermedades psiquiátricas, que la pérdida de medio litro de sangre – y por lo tanto medio litro de medicación - puede desestabilizar la enfermedad, y no pueden ni deben donar sangre.

¿Y en qué tipo de centros se hacen campañas?

En los hospitales grandes, normalmente hay campañas de donación fija, hay en Sant Pau, el Clínic, Vall d’Hebron… Y a parte están los equipos móviles, que venimos a las universidades o estamos en Plaza Catalunya. En el fondo, se buscan sitios donde haya una gran acumulación de gente que pueda ser donante de sangre. No vamos a centros cívicos donde hay gente de más de 70 años jugando al dómino, porque no es nuestro target. En cambio en las universidades hay gente joven, sana, que aún no han desarrollado enfermedades, y que está muy dispuesta a hacer una donación altruista.

Entrevista a Dani Herguido, donante

¿Es la primera vez que haces una donación de sangre?

No. Empecé hace muchos años, en el año 95, porque por desgracia viví de cerca la muerte de un familiar, y a partir de ahí me puse a donar sangre. Esa experiencia me hizo estar muy pendiente y ser muy consciente de que es necesario donar, porque otra vez te puede tocar a ti.

¿Cuántas veces al año donas sangre?

Normalmente lo hago dos veces al año – el máximo permitido -, aunque a veces se me pasa como esta vez, que llevaba un año sin donar. Y hoy, aprovechando que he visto el equipo del Banc en la Escuela, he decidido participar.

¿Qué le parece que EAE impulse este tipo de iniciativas?

Muy bien, porque es una buena oportunidad para pescar gente que no dona habitualmente o, como en mi caso, habituales que no lo somos tanto. Es la primera vez que la veo aquí, pero a partir de ahora lo aprovecharé. Haré una donación dentro de medio año fuera de la Escuela, y luego volveré a participar.

Añadir nuevo comentario: