Actualidad

“El 90% de los problemas de liderazgo son de carácter”

Vie, 10/16/2015 - 00:00

Santiago Ávila, Socio Director de Executives On Go, y autor de “Aprendiendo a liderar” y “La gestión emocional” de la Editorial Pearson, ofreció una conferencia sobre management bajo el título Aprendiendo a liderar. Tras la sesión, hablamos con él para obtener más detalles sobre el liderazgo en las empresas.

Santiago Ávila
¿Qué cualidades debe tener un buen líder?

La verdad es que no me gustan las recetas y menos las listas. En todo caso, sí debería tener unos principios claros y seguirlos, a la par que debiera comportarse de forma ejemplar. Además, un buen líder es aquel que se preocupa por el desarrollo de las personas que le rodean. Tiene que creer en ellos para que ambos puedan crecer.

¿Qué diferencias hay entre un jefe y un líder?

Muy sencillo (sonríe). El jefe solamente lo es con ocasión del trabajo, y cuando no está en el mismo deja de serlo. Un líder seguirá siéndolo en muchos otros ámbitos de su existencia, porque ha interiorizado toda una serie de valores y modus operandi que saldrán a la luz de forma espontánea en su vida cotidiana.

¿Por qué es tan importante el compromiso para conseguir un logro?

Sin compromiso no hay logro. Para que cualquier empresa u objetivo que te plantees funcione, debe haber una buena planificación y mucho trabajo (comprometido trabajo) posterior. Y eso, implica establecer la confianza y la sinceridad, necesarias para con tus colaboradores en el proyecto. Solo con talento resulta imposible.

¿Cree que los principios y valores de los líderes y directivos son parecidos? ¿Por qué?

Los principios debieran ser idénticos; los valores, en cambio, se deben adaptar a cada situación concreta, eso sí, en un lecho de esfuerzo y dedicación constante. En muchas ocasiones no resulta así porque frecuentemente se olvidan este tipo de condicionantes en beneficio de un egoísmo resultadista. La mayoría de directivos no sabe dirigir, y con ello no hago referencia a elaborar un plan de negocio, presupuesto o actualización del flujo de fondos, en concreto me refiero al carácter. El 90% de los problemas de liderazgo son de carácter.

¿Hay un lugar para la ética y los valores en una lógica empresarial donde muchas veces lo que prima son los beneficios?

Sí, desde luego que lo hay, pero hay que saber encontrarlo. En dependencia de lo que hagas, y de lo que estés dispuesto a hacer, encontrarás un lugar u otro en el mercado laboral y te situarás en un estadio de esta escala de valores. A veces, también hay que tener en cuenta un contrapeso que pudiera provocar verdadero pánico: defender tus principios puede resultar muy costoso personalmente, hasta el punto de perder un trabajo por no renunciar a ellos.

¿Hay algún líder que tome usted como referencia?

Bueno, me acuerdo mucho de mi antiguo profesor Andreu Collell. Fue un hombre realmente ejemplar en todos los niveles. A día de hoy, aún me sorprende que, a pesar de haber estado preso durante la Guerra Civil, fuera una persona incapaz de generar odio. Con él aprendí sobre el arte de vivir; de liderar la propia vida.

Añadir nuevo comentario: