Actualidad

“El hombre que mató a Houdini” es el nuevo libro del profesor de EAE Rufino Fernandez

Mié, 09/10/2014 - 10:00

Hoy tenemos el inmenso placer de presentaros a Rufino Fernandez, Profesor de EAE y Asesor en Implantación de SCM y reducción de costes logísticos y operativos como freelance, quien nos presenta su sexto libro "El hombre que mató a Houdini":http://www.amazon.es/El-hombre-que-mat%C3%B3-Houdini-ebook/dp/B00MVRYC6I... .

COMO PROFESOR DEL MÁSTER EN SUPPLY CHAIN MANAGEMENT, ¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE GUSTA DE DAR CLASES?

Compartir experiencia con los alumnos, aportar conocimiento sobre las materias que imparto y sentir que de algún modo he colaborado en el crecimiento personal y profesional de alguno de mis alumnos. Si lo logro, aunque sea con uno solo de ellos, tengo la sensación de que todo ha valido la pena. Respeto a los alumnos y el esfuerzo que realizan durante un tiempo en el que trabajo, familia y amigos deben compaginarse con los estudios y el resultado es sacrificio. Así que creo que todo profesor debe entregarse a ellos en ese tiempo. Es lo menos que podemos hacer. Además, desde un punto de vista en cierto modo egoísta, de alguna manera, ellos también contribuyen a mi propio enriquecimiento como persona.

Rufino Fernández El hombre que mató a Houdini

¿QUÉ TE LLEVÓ A ESCRIBIR LIBROS?

Parece la salida lógica para quién ha leído mucho y desde muy pequeño. Tuve la fortuna de escuchar pronto los cuentos que me leía mi padre. Ya sé que no en todos los casos significa que el niño vaya a ser un gran lector, pero me gusta pensar que en mi caso fue así. Luego, mucho más adelante, vino el tiempo en que quise escribir mi propio cuento, y un día me puse a escribir un relato más largo que se convirtió en novela. Mi primera novela. Esa fue “La sombra del mercenario”, aunque no sería la primera obra publicada.

TIENES VARIOS LIBROS, ALGUNOS DE AMBIENTACIÓN HISTÓRICA Y OTROS ENFOCADOS AL SECTOR EMPRESARIAL, ¿A QUÉ SE DEBE ESA DIVERSIDAD?

No es tan sorprendente como pueda parecer. Me explico: lo enfocados al sector empresarial surgen de mi actividad profesional. Toda mi vida dedicada al mundo de las organizaciones. Y los tomé como un medio más de llegar a los profesionales que transitan los mismos páramos. En cambio los de temática histórica nacen de otra de mis vocaciones/aficiones: durante bastantes años invertí buena parte de mi tiempo libre a la Arqueología. De hecho colaboré en excavaciones de los diferentes periodos históricos: paleolítico, neolítico, bronce, íbero, romano y altomedieval, con arqueólogos como Eudald Carbonell, co-director de Atapuerca. Al mismo tiempo estudiaba Historia y Humanidades y todo ello me dio la base necesaria de conocimiento para escribir novelas históricas. Siempre teniendo en cuenta que una novela histórica no puede abrumar al lector con multitud de datos recogidos de las fuentes. Eso sí, tampoco deseo escribir el típico thriller en el que lo que cuenta es la trama, por encima de los hechos reales importantes. Una novela histórica debe aportar conocimiento sobre lo que se relata, y entretener al lector de modo que disfrute con la lectura. Ese es el contrato que un autor de novelas históricas firma con su lector.

¿CUÁL HA SIDO EL RETO MÁS COMPLICADO QUE SE TE PRESENTA CON LA PUBLICACIÓN DE UN LIBRO? TANTO EN FORMATO DIGITAL COMO IMPRESO.

En el libro impreso el reto más importante es que una editorial compre el manuscrito de la novela. Que crea que hay mercado para ella. Eso es un reto extraordinario porque desde hace ya bastante tiempo las editoriales son empresas que buscan rentabilidad e ingresos a corto plazo. Las apuestas por el medio y largo son escasas. En su mayoría, sobre todo las grandes, buscan al autor consagrado que solo con su nombre convoque a los lectores, o al mediático de turno que ya tiene un público entregado, por el medio en el que trabajan, o el tema que se ponga de moda en un momento determinado. Ejemplos no faltan: vampiros enamorados, novela negra del norte, erotismo casero, etc… Si no eres uno de ellos o no es el tema que presentas, lo tienes más que difícil. A mí, sobre todo, me abrió las puertas de la publicación en su día, La sombra del mercenario, cuando quedó finalista, a nivel nacional, del premio más importante de novela histórica. Pero a pesar de ello, mi agente literaria tuvo que pelear con cada manuscrito para que fuera publicado. El segundo reto importante en el libro impreso no cabe duda que es la distribución. Si la editorial no distribuye convenientemente el libro, y no aparece en las mesas expositoras de las editoriales, es como si no existiera. Por otro lado, en la mesa suelen durar dos semanas, a menos que seas consagrado por los lectores.

En cambio los retos del libro en formato digital son, desde mi punto de vista, hacer visible el libro a base de que los lectores lo valoren (caso de las cinco estrellas en Amazon, por ejemplo), y que lo acompañen con comentarios sobre el libro. El segundo reto, en este formato, es que las redes sociales se hagan eco de la aparición de libro. En mi caso harto difícil, ya que no estoy en ellas por convicción personal. Salvo en "Linkedin":https://www.linkedin.com/pub/rufino-fern%C3%A1ndez/30/149/ab , por supuesto. Aunque creo que eso no cuenta.

¿EN ESTA OCASIÓN EL LIBRO SÓLO ESTÁ DISPONIBLE EN FORMATO DIGITAL? ¿POR QUÉ?

Por algunas de las razones que apuntaba antes. Mi agente ofrecía el manuscrito a los editores y buena parte de ellos le preguntaban que quién era Houdini. Y le decían que si ellos no lo sabían, cómo iban a estar interesados los lectores. En fin. Así que decidí que lo que quería, por encima de todo, era que el libro tuviera la oportunidad de ser leído, y busqué el medio desde el que pudiera llegar a un público que pudiera estar interesado. El tiempo dirá, si el libro logra ser visible, si los lectores tienen interés en el mayor escapista de todos los tiempos y, sobre todo, en la vida y avatares del hombre que lo mató.

¿POR QUÉ ESCOGISTE A HOUDINI COMO TRAMA PRINCIPAL DEL LIBRO?

En realidad, el protagonista principal, no es Houdini, sino el hombre que lo mató: Joscelyn Gordon Whitehead. Es él el que, en primera persona, nos contará su vida, también lo que sabía y supo después de Houdini y, sobre todo, lo que le llevó a matar al gran mago. Hablando un día con un amigo surgió la figura de Houdini y cómo había muerto en realidad y aquello me llevó a reflexionar sobre lo que habría ocurrido con la vida de ese hombre sabiendo que había matado al Gran Houdini. Luego quise conocer cómo era ese hombre incluso antes de que tuviera lugar “el incidente”, como él lo llama en la novela. Además, por otra parte, el lector podrá disfrutar las músicas de ese momento, la atmósfera de prohibiciones y el entorno de Houdini y el hombre que lo mató. Uno de ellos fue Artur Conan Doyle, el autor de las novelas policiacas que dio vida a Sherlock Holmes.

¿A QUÉ TIPO DE PÚBLICO VA DIRIGIDO ESTE LIBRO?

A todos los públicos. A todo aquel lector que desee pasar un buen rato de lectura y quiera conocer la atmósfera de Montreal, y el mundo de los espiritistas, los magos.

SI FUERAS ADEMÁS DEL AUTOR, EL CRÍTICO DE TU PROPIA NOVELA, ¿QUÉ PUNTO FUERTE Y QUÉ PUNTO DÉBIL DESTACARÍAS DE LA MISMA?

Un autor siempre encuentra puntos a mejorar cuando lee de nuevo la novela. Pero en algún momento debe dejarla salir a la crítica de los lectores. Ellos lo valorarán.

¿PODRÍAS HACERNOS UN BREVE RESUMEN DEL LIBRO?

Desde luego que sí: Joscelyn Gordon Whitehead, el hombre que mató a Houdini, vive aislado con sus recuerdos en un sombrío apartamento de Montreal, a mediados del siglo XX. Ni siquiera el amor de Mabel Jackson será capaz de sacarle de su encierro voluntario. Así que desde allí nos llevará a recorrer los avatares de su azarosa vida, nos desvelará los motivos que le llevaron al Princess Theater y cómo acabó con la vida del más famoso escapista de todos los tiempos.

En una atmósfera cargada de resentimiento y amargura, tan solo alterada por el saxo de Charlie Parker, el piano de Jelly Roll Morton, o la voz de Bessie Smith, reviviremos los acontecimientos que rodearon la vida del mago y la del hombre que lo mató. Unas vidas que les llevaron a cruzarse con personajes como el autor del más famoso detective de la novela policiaca, Sir Arthur Conan Doyle, y su esposa Jean Leckie, o incluso con el mismo Vladimir Ilich Ulíanov, alias Vladimir Lenin.

Esta es una novela que nos adentra en la vida de los dos personajes, en el mundo de los magos y también de los videntes, contra los que luchó el propio Houdini, pero que a su vez nos lleva a viajar por los escenarios de una época marcada por las prohibiciones y los establecimientos ilegales, y nos lleva a conocer el mundo donde se desarrolló el ragtime y los nuevos ritmos llegados del viejo Sur de Estados Unidos.

¿CÓMO ANIMARÍAS A ALGUIEN A LEER TU NUEVO LIBRO?

Pidiéndole que le dé una oportunidad al libro para que le ofrezca un tiempo de lectura entretenida y un mayor conocimiento de la época que cuenta y de lo que ocurrió en realidad con el más grande escapista.

¿RESULTA DIFÍCIL COMPAGINAR LA ESCRITURA CON TU VIDA PERSONAL Y PROFESIONAL?

No demasiado. Procuro dejar los espacios necesarios en mi actividad profesional para que pueda concentrarme en una nueva historia.

DESPUÉS DE 6 LIBROS, ¿CONSIDERAS ESCRIBIR UN HOBBIE O UN SEGUNDO EMPLEO?

Sigue siendo una afición. Es el placer de fabular y vivir otras vidas y otros mundos que de otro modo difícilmente viviría.

Y PARA TERMINAR, SI TUVIERAS QUE ELEGIR UN PERSONAJE DE TU LIBRO CON EL QUE TE ASEMEJAS, ¿QUIÉN SERÍA Y POR QUÉ?

La tendencia de siempre del lector es tratar de ver en alguno de los personajes al propio autor. La mala noticia es que generalmente no es así. El reto del autor es introducirse en los personajes y tratar de que sus voces y actos sean los propios de ese personaje en razón de su carácter y su trayectoria vital. Escapando al máximo de exponerse él mismo. Es cierto que en cada libro algo hay del propio autor, pero lo más probable es que esté repartido entre los diferentes personajes que transitan por la novela. De ese modo, queda diluido entre todo ellos. Aquí es así. Esa es la razón por la que no puedo fijarme en una concreto como si fuera el portavoz de mi propio yo. Entiendo que a pesar de mis explicaciones, los lectores que me conozcan escucharan mi voz en algunas reflexiones de protagonista. No puedo evitarlo, de algún modo, yo le doy vida en el papel al personaje. Es así y bien está.

¡Muchas gracias y muchísima suerte!

Añadir nuevo comentario: