Actualidad

El Madrid Romántico de Isabel II: visita guiada con Caroline Montero de Espinosa

Vie, 05/29/2015 - 00:00

EAE Business School ha preparado una visita cultural para conocer los lugares más representativos del Madrid Romántico, coincidiendo con la época del reinado de Isabel II. La encargada de ilustrar este tour ha sido Caroline Montero de Espinosa, licenciada en Bellas Artes y guía oficial del Museo Thyssen-Bornemisza, que ha mostrado y explicado a una veintena de alumnos estos rincones.

El lugar de encuentro ha sido la Biblioteca Nacional, situada en la misma Plaza de Colón de la capital de España. Un edificio majestuoso obra de Francisco Jareño Alarcón y Antonio Ruiz Salces, al que en 1866 la reina Isabel II colocó la primera piedra, y que no se inauguraría hasta tres décadas después, el 16 de marzo de 1896. “Este retraso se produjo debido a la débil economía española tras las guerras napoleónicas”, señala Caroline.

Visita de los alumnos de EAE Business School por Madrid

El edificio, cuenta con un frontón donde se representan, entre otros, a España junto a un león; al genio (derecha) y al estudio (izquierda); la Paz… “Además, en las escaleras están esculpidas algunas de las figuras más importantes de la cultura española, como Alfonso X el Sabio, Miguel de Cervantes, Lope de Vega”, muestra Caroline señalando las diferentes figuras.

Continuamos la marcha en dirección a la Plaza de la Villa de París, donde se encuentra Tribunal Supremo. “Bárbara de Braganza, esposa de Fernando VI, fue la encargada de inaugurar este edificio, que en su día fue el Palacio y Convento de las Salesas Reales”, afirma la guía. Creado para que las jóvenes aristócratas se formaran, sufrió un incendio en el año 1915, quedando en pie únicamente la fachada. Fue el monarca Alfonso XIII el encargado de su remodelación.

“Es una de las iglesias más demandadas para casarse, y en ella está enterrado Fernando VI, el único rey de España, junto a Felipe V, que no descansa en El Escorial”, explica Caroline, refiriéndose a la Iglesia de las Salesas Reales, que mezcla en su fachada el estilo rococó con notas neoclásicas. Este ha sido uno de los puntos que más han llamado la atención a los de EAE. “Es una iglesia preciosa, sus frescos son impresionantes”, comenta una de las asistentes.

Barquillo, Gran Vía…, recorremos las calles más castizas, para llegar al Teatro de la Zarzuela. Inaugurado en 1856, se creó con el objetivo de acoger zarzuelas, el nuevo género artístico creado en España y cuyos mayores representantes fueron Francisco Asenjo Barbieri, Joaquín Gaztambide o Rafael Hernando. Muchos de los alumnos preguntan por el precio y apuntan las fechas de los próximos espectáculos. “Me encantaría ver una zarzuela, tiene que ser interesante”, comentan algunos estudiantes mientras dejamos atrás el teatro.

Caroline explica a los alumnos sobre la visita por Madrid

La siguiente parada está a tan solo unos pasos, se trata del Congreso de los Diputados. Erigido en 1850, en su frontón se representan alegorías al valor, a la justicia… Pero sin duda, lo más significativo de este edificio son los dos leones que presiden la entrada. “Se llaman Daoiz y Velarde, en conmemoración a dos militares españoles fallecidos durante la Guerra de la Independencia”, explica a los alumnos de EAE que se han apuntado al recorrido. Otro de los momentos que más expectación ha levantado entre los asistentes es cuando Caroline ha explicado que una de las dos estatuas estaba castrada. “¿Cuál será el motivo? ¿Falta de material, un error?”. Una de las incógnitas que se llevaron para casa los asistentes.

La última parada de este Madrid Romántico es la Iglesia de los Jerónimos, situada a escasos metros del Museo del Pardo. “Es uno de los templos más famosos de la capital. Fue Francisco de Asís, esposo de Isabel II, el encargado de restaurarlo, añadiendo las torres y algunas columnas inspirándose en el Hospital San Juan de la Cruz de Toledo”, muestra mientras admiran la belleza de sus acabados.

El tour llega a su fin, algo cansados tanto por el clima como por la duración, pero con ganas de realizar otro recorrido en el que poder seguir conociendo las maravillas, escondidas o no, de esta ciudad. “Al siguiente tour nos apuntamos sin dudarlo. Nos encanta pasear por las calles de Madrid”, destacan algunos alumnos.

Añadir nuevo comentario: