Actualidad

Guillermo Cornet, consultor senior de S&D Human Capital, visita el campus de Barcelona para hablar de expatriación y desarrollo directivo

Mié, 05/18/2016 - 00:00

El aula magna de EAE Business School acogió el pasado martes 10 de mayo la conferencia La expatriación y el desarrollo directivo, a cargo de Guillermo Cornet, psicólogo y especialista en recursos humanos a nivel internacional. La presentación y moderación del acto fue a cargo del experto en liderazgo Santiago Ávila, profesor del Máster en Dirección de Recursos Humanos de EAE.

Conferencia extraditación

Guillermo empezó explicando a los alumnos su experiencia como expatriado, que realizó para la empresa alimentaria de gran consumo Gallina Blanca, primero en Argelia (2010-2012) y luego en Costa de Marfil (2012-2015). Si bien había participado previamente en varios procesos de expatriación, siempre había sido desde el punto de vista de los recursos humanos. El hecho de ser él mismo el expatriado le permitió tomar un cambio de perspectiva y entender mejor las dificultades con las que se encuentran los trabajadores que participan en estos proyectos. Y por ese motivo cree que es muy importante plantearse la finalidad que se pretende al llevar a cabo una expatriación, ya que se trata de un proceso costoso para la compañía, donde hay que justificar muy bien los recursos que se consumen.

Guillermo pasó luego a definir lo que, bajo su punto de vista, es una expatriación, y habló sobre la importancia de tener conocimientos en legal, fiscal-tributario y cotización para llevar a cabo un buen proceso de estas características. El especialista también comentó algunos de los errores clásicos en la elección de candidatos para la expatriación: escoger al único trabajador que se ofrece como voluntario, o a alguien que destaca principalmente por la confianza que genera o por su expertise técnico. Y compartió una de las leyes básicas de las expatriaciones: el éxito de una operación en un país no garantiza el éxito de la misma operación en otro país. Por ese motivo, tampoco es aconsejable elegir como expatriado a alguien valorando solamente que haya llevado un proceso similar a buen puerto en otro sitio.

Por último, Guilermo habló sobre los beneficios de las expatriaciones para el empleado: enfrentarse a nuevos retos –donde el idioma es también de una importancia vital-, adquirir nuevas habilidades y competencias, participar de un proceso de crecimiento acelerado, dónde sólo se puede aprender muy rápido o fracasar, y “volver con una mochila más grande”, es decir, volver de la experiencia con un mayor desarrollo a nivel personal y profesional.

Añadir nuevo comentario: