Actualidad

Javier Cantera, Presidente del Grupo BLC: “Tener flexibilidad laboral supone una ventaja competitiva a nivel de empresa”

Mié, 07/29/2015 - 12:39

Los ritmos laborales están en continuo cambio y eso es un hecho. Javier Cantera, presidente del Grupo BLC, lo sabe. BLC nació como la primera compañía española de gestión de personas y su objetivo es el de intentar poner a disposición de todos sus clientes el mejor talento. Tras la Webinar Desarrollo del Talento: Mercado y sectores laborales emergentes con la que nos deleitó en EAE Business School, Javier nos ofrece las claves para poder adaptarse a esos nuevos ritmos. “Hay que estar constantemente aprendido”, afirma.

Javier Cantera, presidente del Grupo BLC

¿EXISTE UNA FECHA DE CADUCIDAD MÁS TEMPRANA PARA CADA EMPLEO? ES DECIR, ¿ES CADA VEZ MÁS NECESARIA UNA ADAPTACIÓN?

Los empleos evolucionan rápidamente porque no solo cambiamos el contenido (el conocimiento) sino también los formatos (digitalización). En este sentido, somos la primera generación que vamos a ver cambiar los empleos radicalmente en la misma época como sucedió en el Renacimiento. La caducidad del contenido y formas de trabajar conllevan la profundización en la capacidad de adaptación. Hoy día, hay que estar constantemente aprendiendo y orientándose al cambio continuo. En este sentido, en los perfiles profesionales se va a poner foco en las competencias como resiliencia, tolerancia a la ambigüedad, flexibilidad mental, capacidad de cambio y orientación al aprendizaje. Y desde la Escuela debemos buscar personas que se asienten en el aprendizaje a lo largo de la vida y que sean amigos del cambio.

¿PERO ESTO NO SUPONE UNA MAYOR INSEGURIDAD LABORAL?

La seguridad laboral ya no está en los empleos y en la empresa sino en ti mismo. Nuestro verdadero seguro de paro es la variedad de habilidades y conocimientos con valor de empleo que tengamos. De aquí la importancia de la formación continua y la apertura mental al cambio profesional. Lo importante en un curriculum no es lo que has hecho sino lo que has podido hacer, es decir, la capacidad de reinvención profesional que has tenido que abordar a lo largo de tu carrera profesional. Por tanto, la seguridad no hay que ponerla en lo laboral sino en la persona que trabaja. El capital laboral no es cuantitativo sino cualitativo, porque un activo humano no se puede apreciar sólo con un valor numérico.

¿EN QUÉ MEDIDA ES IMPORTANTE CREAR UNA CULTURA CORPORATIVA DENTRO DE UNA EMPRESA?

La cultura empresarial es la sangre de la Organización, como dice Juan Carlos Eichholz en su último libro: “Capacidad adaptativa”. Sin cultura poco podemos hacer en un mundo nominalista donde cada persona es su personal branding. El branding empresarial se construye a partir del story telling que denota su cultura empresarial. Tener cultura propia es tener un discurso, un saber y, ante todo, unos valores para compartir. Y no se trata de un ejercicio teórico de valores y tampoco es un “postureo” directivo. La cultura enraiza la identidad, con lo cual podemos identificarnos y generar el orgullo de pertenencia que es fundamental para ser competitivo en un mundo de libre acceso al conocimiento.

¿POR QUÉ ES NECESARIA UNA MAYOR FLEXIBILIDAD LABORAL?

La flexibilidad laboral se desprende del mundo tan cambiante que tenemos actualmente. Si hace años las empresas tenían asegurada una estabilidad de mercado, con entornos predecibles, competidores clásicos y con barrera de acceso o bien por el conocimiento “cautivo” o por la legislación proteccionista. Hoy día la globalización, la digitalización y las enormes capacidades competitivas de cualquier empresa en cualquier entorno nos hace imprevisible el futuro del trabajo. Y es en este preciso entorno, donde no podemos encarar la realidad laboral con rigideces que dan seguridades ficticias a los empleados. Creo que la transparencia en los negocios conlleva aceptar que dar seguridades de palabra es ir contra el momento histórico y hay que aceptar que la flexibilidad como la única solución para mantener nivel de seguridad aceptable a un entorno tan cambiante. Tener flexibilidad laboral es una condición muy competitiva empresarialmente y una forma de trabajar al tenor de los tiempos.

Webinar con Javier Cantera, presidente del Grupo BLC

¿CONSIDERAS QUE LOS BLOGS INTERNOS O LAS WIKIS SON UN MODELO DE APRENDIZAJE CORPORATIVO?

Los blogs internos o las wikis son modelo de aprendizaje a nivel micro que son necesarios pero no suficientes. El aprendizaje organizativo debe estar interiorizado en las empresas como forma de trabajar habitualmente. Procesos de mentoring y coaching internos, modelos de desarrollo en el puesto de trabajo, retos formativos continuos a través de proyectos y publicaciones. Es decir, el aprendizaje es imprevisible y se da en el “hacer” diario que es el trabajo. Nadie puede solo trabajar sin tener un gradiente de aprendizaje. Hacer que los puestos tengan retos de aprendizaje es un gran esfuerzo pero supone la continuidad de la propia empresa en un futuro. El aprendizaje organizativo ágil es el elemento competitivo fundamental en un mundo en el que se compite por la adaptabilidad, la cercanía al cambio en el mercado y por la pasión por lo que haces.

¿ES POSIBLE IDENTIFICAR EL TALENTO A TRAVÉS DEL USO DE LA TECNOLOGÍA EN LOS PROFESIONALES?

El talento y la tecnología son el envés y el revés de la competitividad empresarial. Nunca ha estado tan ligada la productividad al uso de la tecnología. Y el nivel de intelectualización de los trabajos conlleva a la utilización masiva de la tecnología de la información y telecomunicación. Por esta razón, la tecnología se ha convertido en una variable explicativa del nivel de talento de las personas. No significa que la tecnología es talento sino más bien que el talento cada vez más necesita de la tecnología para expresarse correctamente. Los profesionales tienen que poner foco en una visión tecnológica y digital de su quehacer profesional, porque además de competencias personales deben preocuparse de sus competencias digitales.

ACTUALMENTE EN NUESTRO PAÍS, ¿HAY UNA VERDADERA CONFIANZA CORPORATIVA CON RESPECTO AL EMPLEADO?

La confianza se labra en el día a día empresarial. Es lógico que tras el convulso entorno de crisis haya mucha gente que no confié en las empresas. Pero no debemos olvidar que las personas y las empresas son dos obras sociales que se retroalimentan continuamente. No hay empresa sin personas y las personas necesitan de las empresas para vivir. En este sentido, la confianza debe restablecerse desde la sinceridad, cercanía, honestidad y humildad de las empresas. Ya no estamos en tiempo de prometer carreras profesionales y contratos con seguridades “irreales”, sino más bien de generar expectativas realistas desde una visión de experiencia empleado. La experiencia empleado es el paradigma que implica el desarrollo futuro de la relación de confianza empleado-empresa, se trata de decir a los empleados que la empresa lo único que va a luchar es que la experiencia con ella sea lo más positiva que podamos. Lo importante no es prometer sino hacer grata y satisfactoria dicha experiencia dure lo que dure. La confianza es un activo que hay que reinventar continuamente.

Añadir nuevo comentario: