Actualidad

La gran decepción del déficit de 2015

Vie, 04/01/2016 - 00:00

Por: Javier Rivas, profesor del área de finanzas de EAE Business School.

Se han conocido los datos del déficit público español que sólo pueden calificarse de enormemente decepcionantes, tal vez al nivel que registró el déficit en el ultimo año de legislatura del anterior gobierno por el nivel de desfase con respecto a la previsión que manejaban los agentes económicos.

Moscovici, el comisario europeo, había alertado sobre la posibilidad de que España no cumpliera con el déficit exigido por Bruselas y el gobierno español lo había negado por activa y por pasiva.

Hasta cierto punto era esperable un pequeño desajuste, siempre las elecciones provocan una cierta "alegría" en el gasto público del que son buenos ejemplos la devolución de las pagas de los funcionarios, la subida de las pensiones (siquiera mínima), etc, etc. Pero por otra parte el robusto crecimiento registrado por España en 2015, unido a una sólida recaudación fiscal, no hacían esperar que España superase en casi 1% el déficit previsto (5,16% frente a 4,2%), tal vez sí podía asumirse un 4,5% o un 4,6% pero la realidad ha superado cualquier expectativa.

Montoro ha afirmado que la culpa es de las Comunidades Autónomas, no le falta razón porque el desvío ha sido de un punto (1,66 frente a 0,7 previsto), con un buen comportamiento de la Administración central (déficit de 2,69 frente a 2,9), aunque las grandes cumplidores han sido los ayuntamientos que han arrojado un sorprendente superávit del 0,4 frente a la previsión de equilibrio presupuestario.

Sin embargo, el ministro ha olvidado en su análisis el déficit galopante de la Seguridad Social (1,26 más del doble del previsto) que arroja una preocupante conclusión: tal vez la Reforma Laboral esté creando empleo, pero lo está haciendo sin incrementar en la misma medida la recaudación, y ello por las distintas ayudas y exenciones en las cuentas para fomentar la contratación.

Añadir nuevo comentario: