Actualidad

La zona de confort, el networking o la escasez del tiempo, puntos clave del discurso del antiguo alumno David Martínez en la Graduación 2016

Tras 24 años de experiencia profesional y trabajando como Director General del Grupo Alorca en Rumanía (Grupo Arpada en España), David Martínez Vallbona decidió realizar el Global Executive MBA de EAE Business School. Destaca el esfuerzo que le supuso poder realizar el Máster, con periodos residenciales en tres ciudades mundiales, mientras compatibilizaba su vida personal (casado y con dos hijos) con su vida laboral (continuamente viajando por diferentes países del mundo).

Vie, 06/03/2016 - 00:00

Reconocido como el mejor estudiante de la promoción y, por tanto, ganador también entre sus compañeros de la Dean’s List, subió al escenario durante la Ceremonia de Graduación para ofrecer al resto de sus compañeros unasemotivas palabras.

Salir de la zona de confort, ponerse metas elevadas e ir al siguiente nivel. Durante las palabras, bromistas y emotivas, que quiso dedicar a sus compañeros de Máster, David recalcó como consejo para los más jóvenes que “el recurso más valioso que tenemos es el tiempo”.

Al finalizar quiso reconocer la labor de sus profesores que le han acompañado durante el paso académico por la Escuela. “Solo voy más rápido, pero en grupo voy más lejos”, señaló hablando de la importancia de trabajar en equipo, de la misma forma que lo ha hecho junto con sus compañeros del GEMBA, agradeciéndoles haberle hecho mejor persona durante estos meses compartidos. “Se os quiere mucho pero se os añora más”.

¿Qué supone para ti representar a los Masters de fin de semana y realizar el discurso durante la graduación?

En primer lugar es un gran honor que la Escuela me haya elegido y una gran responsabilidad por tener que representar a mis compañeros de Máster y a los alumnos de los otros masters en esta modalidad. Fue un verdadero placer tener la oportunidad de dirigirme a más de 1.400 alumnos de esta promoción y más de 2.000 familiares, ver el Madrid Arena lleno desde el atril impresionaba bastante, pero muy orgulloso a la vez.

Durante el discurso has destacado el networking efectivo en tu paso académico por la Escuela. ¿Por qué es tan importante fortalecer la cartera de contactos? 

Éste es uno de los “inputs” importantes de mi paso por la Escuela y de estudiar un Máster, ya que durante muchos meses te relacionas de forma intensa con los otros estudiantes, conociéndolos y conociéndote, en nuestro caso en el GEMBA, compañeros de 12 nacionalidades distintas, residiendo en 14 países diferentes. ¡Imagínate la diversidad, riqueza cultural y de conocimientos que puedes aprovechar!

Por otro lado, al trabajar codo a codo con ellos, aprendes sus formas de ver los “casos” y su forma de dirigir y gestionar en sus propios trabajos y empresas, es absolutamente enriquecedor. Además el networking social es fantástico, ahora ya tengo “casa” en Colombia, Ecuador, México, Perú, Dominicana, Italia, Chile, etc.

También señalaste que debemos tener un nivel en la vida que busquemos alcanzar. ¿Cuál es tu ‘siguiente nivel? 

El siguiente nivel al que aspiro y para el cual estoy trabajando es el de una vida laboral sostenible en equilibrio con mi vida familiar y social. Manteniendo siempre una sana inquietud y buscando no quedarme en la zona de confort, reaprendiendo para mejorar, buscando una versión mejorado de mí mismo en el ámbito laboral y personal/familiar.

¿Por qué te valió la pena a ti estudiar el Máster en EAE Business School? 

Para adquirir nuevas herramientas de trabajo, que ya están ahí, en los acelerados tiempos que corren en los que todo pasa tan deprisa, los profesionales corremos el riesgo de quedarnos desfasados y de no entender el nuevo y cambiante entorno profesional, de herramientas, de nuevas generaciones, digital. El GEMBA me permitió actualizarme y “resetear” una nueva versión de mi yo profesional, además de abrirme nuevas posibilidades y relaciones con el networking que hemos comentado antes.

¿Qué te llevó a hacer el Global Executive MBA?

Sentía inquietudes y sentía a la vez que llevaba demasiado tiempo en zona de confort, formaba parte del siguiente nivel al que aspiraba cuando empecé el Máster.

Por otro lado el GEMBA es un programa tremendamente atractivo con sus tres sesiones en Europa, Asia y América, dinámico por su formato “blender” online, por el idioma, me apetecía volver a estudiar en “español” y por el prestigio de EAE Business School a nivel de España e internacional.

Desde hace seis años eres el director general de ALCORCA, ¿qué te ha aportado el Máster en tu día a día de la compañía? 

¡Esa pregunta es mejor que se la hagas a las personas que trabajan en mi entorno! Desde el primer día pude aplicar los conocimientos que iba adquiriendo en el Máster en mi posición de Director General de ALCORCA (ARPADA), en una mejor gestión de los recursos humanos, o sea un trato más profesional y eficaz con los equipos con los que trabajo. Me aportó una visión estratégica de la empresa, para desde donde estamos establecer a donde queremos llegar, el porqué y el cómo, analizando con inteligencia el entorno en el que nos encontramos. A gestionar mejor el tiempo, tanto el profesional como el personal, a implementar nuevas herramientas tecnológicas y de gestión de los procesos de trabajo para que sean más eficaces, a implementar el CMI tan importante y necesario en estos días. A prestar más atención a la innovación y las megatendencias, ¡y a no tener miedo de abrir una startup!

Además has recibido el reconocimiento de mejor alumno, no solo de la Dean’s List sino de toda la Escuela, ¿qué significa para ti? 

Cuando me llamó el decano para decírmelo y después de colgar el teléfono no me lo podía creer, pues aunque sí es verdad que me había esforzado bastante durante el Máster, no me lo esperaba. Inmediatamente se lo dije a mi familia y mi hijo Max, de ocho años, me dijo “¡qué bien papá, eres el mejor alumno de clase!”, entonces me di cuenta del logro obtenido y de que los esfuerzos son recompensados de una manera u otra.

Pero el pasado jueves en Madrid, cuando vi a los 1.500 alumnos de EAE, me di verdadera cuenta del valor de este reconocimiento, y tengo que confesar que cuando dijeron por el micrófono mi nombre y salí a recoger el premio, se me puso la carne de gallina. Por otro lado, los sacrificios que mi familia y entorno han tenido que hacer para que yo pudiera estudiar este Máster también se veían recompensados. También quiero decir que este reconocimiento es de mis colegas del GEMBA, por su exigencia, dedicación y aportación en todo momento, y lo quiero compartir con ellos desde esta entrevista.

Finalmente, ¿algún consejo que le quieras dar a los alumnos que comiencen ahora sus masters? 

Que vale la pena, que sean tenaces, que no se vayan a dormir sin reflexionar sobre si hoy han hecho todo lo posible por su Máster, porque esta es una “carrera” de fondo, de cada día, cada esfuerzo cuenta. Que “se aprovechen” de sus profesores ya que son grandes docentes y mejores personas. Que esta es una oportunidad única, que vale la pena aprovecharla, y que tomen consciencia de la brevedad del recurso tiempo, no lo pierdan nunca, aprovechen cada momento. Y que una vez terminado ejerzan su liderazgo con responsabilidad (RSC), que aporten más amor a su día a día laboral y familiar, con amor y pasión se llega más lejos y mejor.

Añadir nuevo comentario: