Actualidad

Las familias extranjeras residentes en España decrecen un 6,31% desde 2010

Lun, 01/20/2014 - 00:00

El Strategic Research Center de EAE Business School presenta el estudio Las condiciones de vida de los hogares inmigrantes en España 2013, un análisis de la situación actual de los hogares inmigrantes en España, las tendencias en el consumo e inversión, las condiciones de vida actuales dentro de la sociedad y su comparación con el resto de hogares españoles.

Según el estudio de EAE Business School, las familias cuyo sustentador principal es inmigrante representan el 9,97% del total de las familias que viven en el territorio español. En número de hogares, de las 18.095.209 familias españolas censadas totales, un total de 1.802.609 familias tienen como sustentador principal a una persona de nacionalidad extranjera. El total de familias españolas crece un 5,38% entre 2010 y 2012, y el número de familias cuyo sustentador principal es de nacionalidad española crece un 6,18% en el mismo periodo. Sin embargo, las familias de nacionalidad extranjera disminuyen un 6,31% entre 2010 y 2012.

Los hogares en España tienen de media 2,56 personas por familia en 2012, tamaño que se ha reducido entre 2010 y 2012 un 4,12%. El número de personas que conforman un hogar medio español en 2012 es de 2,52 miembros frente a los 2,63 de 2010, un descenso del 4,18%. En el caso de los hogares cuyo sustentador principal es extranjero este descenso es menor: mientras que en 2010 el número de miembros de un hogar extranjero era de 2,85 personas, en 2012 esta cifra ha caído hasta las 2,81 personas, un descenso del 1,40%. Destacar que en 2012 los hogares inmigrantes son más grandes que los españoles, con 2,81 miembros frente a los 2,52 miembros mostrados por los hogares en los que es sustentador principal es de nacionalidad española.

El estudio de EAE muestra también el porcentaje de población extranjera sobre el total del país. En 2012, el 9,97% de las personas que residían en España eran de nacionalidad extranjera, mientras que en 2011 este porcentaje era del 11,98%, un decrecimiento del 16,78%. Se rompe por tanto la tendencia de crecimiento de población extranjera residente en España contemplada desde 2007. Por el contrario, las personas de nacionalidad española residentes en España suponían el 88,01% de la población en 2012 frente al 86,19% registrado en 2011, un crecimiento del 2,11%.

¿EN QUÉ INVIERTEN LOS HOGARES INMIGRANTES?

Según el informe de EAE, el consumo de los hogares en España alcanzó el 59% del PIB en 2012, un total de 509.279 millones de euros. De este consumo, el 8,1% corresponde a extranjeros residentes en España, una cifra de 41.251 millones de euros al año. Así, el consumo de los hogares residentes en España disminuye un 0,37% en el último año y un 4,77% desde 2007. Sin embargo, las diferencias son relevantes si se analizan por nacionalidad: mientras que el gasto en las familias españolas aumenta un 0,44% en el último año, en las familias de nacionalidad extranjera desciende un 7,14%.

El gasto medio por hogar en España se sitúa en los 28.151,51€ en 2012, un 4,51% menos que en 2011 y un 11,90% menos que en 2008. Para los hogares cuyo sustentador principal es de nacionalidad española, el descenso es del 4,8% entre 2011 y 2012, situándose en los 28.846,86€ por familia al año. Sin embargo, los hogares cuyo sustentador principal es extranjero han ajustado menos sus presupuestos: el estudio de EAE muestra que el gasto medio por hogar extranjero ha descendido un 1,92% entre 2011 y 2012, situándose en 22.917,54€ en el último año. Es decir, una familia inmigrante gasta en 2012 un 20,55% menos que una familia española.

Respecto al gasto medio total por persona, en España se situó en 2012 en 10.998,74€, un 1,24% menos que en 2011 y un descenso total del 6,80% respecto 2008. El gasto medio por persona de nacionalidad española ha sido de 11.455,24€, un 1,56% menos que en 2011 y un ajuste del 6,07% respecto a 2008, cuando la cifra de gasto registrada fue de 12.196,09€. Respecto a los hogares extranjeros, el gasto medio ha aumentado en el último año un 0,78%, situándose en los 8.168,49€, aunque acumula un descenso del 10,36% respecto a 2008.

Las cuatro partidas de gasto de mayor relevancia para las familias en España son, en orden de mayor a menor importancia: Gasto en vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, Gasto en alimentos y bebidas no alcohólicas, Gasto en transportes y Gasto en hoteles, cafés y restaurantes. En 2012 las familias inmigrantes destinan un 31,29% de su presupuesto a la vivienda, un 14,71% a alimentos, un 11,80% a transportes y un 8,73% a restaurantes. En total, estas cuatro partidas acumulan el 66,53% del gasto de las familias inmigrantes, y destinan casi la mitad de su presupuesto de gasto (un 46%) a gastos básicos como vivienda y alimentación. El estudio destaca además que estos % son muy similares en una familia de nacionalidad española.

Partida a partida, en el caso de los hogares de nacionalidad española las partidas de gas¬to que han experimentado mayores crecimientos entre 2011 y 2012 han sido “Formación Profesional”, “Equipos de teléfono”, “Servicios postales” y “Otros servicios”, con incre¬mentos del 54,41%, 45,51%, 41,94% y 21,42% respectiva¬mente. El lado opuesto lo ocupan “Compra de vehículos”, “Efectos no declarados anteriormente”, “Equipos y accesorios audiovisuales” y “Equi¬pos duraderos para el ocio”, con caídas del 17,56%, 15,09%, 14,69% y 13,82 respectivamente.

Respecto a los hogares inmigrantes la tendencia de creci¬miento y decrecimiento es muy diferente a la de los hogares españoles. Entre las partidas con mayores crecimientos entre 2011 y 2012 se encuentran “Bienes duraderos para el ocio”, “Educación Superior” y “Herra¬mientas para la casa y el jardín”, con crecimientos realmente importantes. El lado opuesto lo ocupan “Educación infantil y primaria”, “Enseñanza no definida por el grado”, “Servicios recreativos” y “Compra de vehículos”, con descensos del 41,55%, 37,85%, 24,49% y 22,52% respectivamente.

LA VIVIENDA EN HOGARES INMIGRANTES

El estudio elaborado por EAE Business School muestra la situación de la tenencia de vivienda en los hogares españoles. En España las familias tienden a ser propietarias más que a vivir en régimen de alquiler: 79,2% de compra frente al 14,5% de alquiler en 2012. Sin embargo, existen diferencias al comparar la tendencia entre hogares españoles y hogares inmigrantes. En los hogares de nacionalidad española el 84,2% de la vivienda es de compra frente al 9,4% de alquiler. En el caso de los hogares extranjeros de nacionalidad perteneciente a la Unión Europa, la compra supone el 47,4% frente al 48,3% de alquiler. En hogares extranjeros de nacionalidad no comunitaria, sólo el 25,1% son propietarios de la casa en la que viven, mientras que un 69,6% opta por el alquiler. Entre los ciudadanos que si pertenecen a la Unión aumenta el porcentaje de propiedad de vivienda, y pasa del 45,80% de 2011 al 47,40% en 2012, lo que indica que la migración de personas de otros países miembros de la Unión hacia España y con miras a establecerse a largo plazo en España va en aumento.

“La importancia de la población inmigrante residente en España es relevante a todos los niveles de la sociedad, tanto económica como demográfica y sociológicamente. Sin embargo, el estudio pone de manifiesto una tendencia que se intuye desde hace unos años, y es el descenso de población inmigrante instalada en España. Esto puede deberse a múltiples factores sociodemográficos y económicos, pero seguramente la combinación de crisis tanto de España como de la Unión Europea, sumado al buen estado de las principales economías latinoamericanas, es uno de los más importantes” concluye Juan Aitor Lago, Director del Strategic Research Center de EAE Business School.

Conclusiones generales:

– En España hay más de 18 millones de familias censadas, de las cuales 1,8 millones son familias inmigrantes, un 10% respecto el total.

– Los hogares inmigrantes tienen 2,81 miembros de media, un 11,5% más que los de nacionalidad española (2,52 miembros).

– El total de gasto en España en 2012 fue de 509.000 millones de euros, de los cuales 41.200 millones pertenece a extranjeros residentes en España, un 8,1% del gasto total.

– El gasto medio por hogar inmigrante en España es de 22.917,54€ en 2012.

– Una familia inmigrante gasta en 2012 un 20,55% menos que una familia española.

– Las partidas de mayor gasto para las familias inmigrantes residentes en España son Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, Alimentos y bebidas no alcohólicas, Transportes y Hoteles, cafés y restaurantes.

– Las familias inmigrantes destinan el 31,29% de su presupuesto a gastos de Vivienda, el 14,71% a Alimentos, el 11,80% a Transporte y el 8,73% a Restaurantes. Estos porcentajes son prácticamente similares a los observados en las familias de origen español.

– Las partidas con mayor crecimiento entre 2011 y 2012 en hogares inmigrantes son "Bienes duraderos para el ocio", "Educación Superior" y "Herramientas para la casa y el jardín".

– Los hogares de extranjeros comunitarios residentes en España son propietarios de su vivienda en un 47,4% en 2012. El porcentaje en los hogares de extranjeros no comunitarios desciende hasta el 25,1%.

- El 83,80% de los extranjeros no comunitarios en España tiene dificultades para llegar a final de mes, mientras que este porcentaje sube hasta el 60,3% entre los españoles.

+ Ver el vídeo con las conclusiones

+ Solicita el Informe Completo

Añadir nuevo comentario: