Actualidad

“Los smartphone han cambiado nuestra forma de andar”

Lun, 11/16/2015 - 10:49

El martes 10 de noviembre se realizó en EAE Business School, y de la mano de Adigital, partner de la Escuela, la conferencia “Adaptando nuestro negocio al entorno digital”. Kim Bosch, Digital Marketing Manager en Saba y profesor del Máster en Marketing Online y Comercio Digital en EAE ofreció ante un público heterogéneo, salido de todos los másteres de EAE, una clase magistral sobre cómo aprovechar las oportunidades de negocio que nos da la nueva tecnología móvil.

Conferencia con Kim BoschHay algo que Bosch tiene muy claro: los cambios de modelo de negocio siempre se producen a raíz de cambios tecnológicos, y lo que más cambia con la tecnología es precisamente el comportamiento de los clientes y las empresas. Y añade que la rápida evolución tecnológica de los teléfonos móviles ha marcado un antes y después en nuestra manera de concebir el mundo: “Los Smartphone han cambiado en la forma en que nos comunicamos, consumimos contenidos y redes sociales, leemos los e-mails, realizamos las búsquedas y jugamos a los videojuegos. Incluso han cambiado nuestra forma de andar”.

Sin embargo, aún hay mucho por avanzar en este modelo de comercio. “Las empresas aún no se han dado cuenta de que el usuario está en el móvil”, afirma Bosch. Muchas compañías siguen dedicando más presupuesto a la web clásica, la que se consulta en el ordenador, que a la web para móvil o la app. Y esto es un error, porque los datos demuestran que el usuario está en el móvil y además, los que compran a través de las APPs tienen mejor conversión y un Average Order Valuer más alto. Hay que añadir que gracias a las APPs se consigue mucha más información para conocer mejor a nuestros clientes.

Las últimas tendencias en el sector tienen que ver con el contextual computing: las tecnologías están empezando a entender cosas sobre nosotros y nuestro entorno, utilizan la geolocalización para conocer mejor a sus consumidores y así hacer ofertas mucho más personalizadas. Es cierto que perdemos la experiencia personalizada y ser recibidos por el propietario que sabe lo que estamos buscando. Sin embargo, contextual computing nos ayuda con cosas nuevas. Por ejemplo, Uber puede aprender de los hábitos de sus clientes y enviar un coche para que lo recoja antes que su cliente se lo solicite.

Añadir nuevo comentario: