Actualidad

Miquel Garcías, Partner de Altabox: "Es posible levantar un proyecto sin financiación mediante Bootstrapping"

Jue, 04/14/2016 - 00:00

Durante la tarde del 13 de marzo, EAE Business School ha acogido una nueva conferencia de management en el Campus de Madrid. “Emprendimiento digital” es la charla que ha ofrecido Miquel Garcías, ingeniero en organización industrial, CEO y fundador de Focus on Emotions y partner de Altabox.

La conferencia se convirtió en una charla amena, basada en su experiencia y de la que los alumnos pudieron aprender de primera mano qué dificultades y qué fases se encontrarán a la hora de emprender. Miquel Garcias quiso distribuir las dos horas de charla en tres apartados, el primero más teórico sobre el emprendimiento, una segunda parte contando su caso y, finalmente, establecer un diálogo con los alumnos para conocer sus proyectos con el fin de aconsejarles.

Conferencia Management

En la primera parte de la conferencia el ponente comenzó explicando qué es empredimiento y quién es un emprendedor. Se apoyó en Bill Gross para definir los cinco elementos clave en una startup: la idea, el equipo, el modelo de negocio, la financiación y el momento. Aunque el ponente no se mostró del todo de acuerdo con la importancia que tenía cada elemento, según el estudio realizado por Bill Gross, se observa que el momento o timing marca, en la mayoría de los casos, la diferencia entre éxito y fracaso. Seguido por equipo, idea, modelo de negocio y, por último, financiación.

Deteniéndose en ese punto, Miquel Garcias quiso destacar cómo, al final, algo que tanto preocupa a los que quieren emprender, la financiación, acaba siendo lo último en la cadena de importancia para llegar al éxito. “El mayor fracaso es no intentarlo”, expresó el ponente, y es por ello que animaba a todos los presentes a perseguir su proyecto.

Tras esta iniciación, el ponente explicó precisamente cómo consiguió poner en marcha sus ideas. Sacó el máximo provecho a contactos que fue haciendo en su experiencia laboral en Everis, hasta llegar al mundo de las telecomunicaciones cuando internet estaba en auge. Ahí entró en contacto con el desarrollo de internet y supuso un punto de inflexión en su vida, en el que decidió emprender.

Surgió así “Focus on Emotions” junto con dos socios más. Su inversión inicial la consiguieron después de ganar el premio a la mejor iniciativa emprendedora por ESADE gracias a Caixa Capital Risc mediante un préstamo participativo. Tras un periodo de turbulencias, pasó de una idea inicial relacionada con la publicidad en pantallas ubicadas en el punto de venta a un concepto más amplio de “shopping experience”. Con este último enfoque la empresa fue creciendo hasta integrarse hace un año en Altabox, con presencia en más de 60 países y líder en el sector del Digital Signage.

Finalmente Miquel Garcias charló con los alumnos que asistieron a la conferencia para conocer sus ideas y, aunque reconoció que no le gusta demasiado dar consejos, sí que apuntó algunas claves. Una de ellas fue animarles a fortalecer el networking que les proporciona estar en EAE Business School, no solo con profesores y personas que puedan llegar a conocer, sino también con sus propios compañeros de Máster, quienes podrían convertirse en socios del proyecto.

Para acabar quiso destacar tres claves esenciales para que un proyecto tenga éxito: que haya una necesidad en la sociedad, que detrás esté un equipo unido, responsable y bien complementado y, en último lugar y no por ello menos importante, que el proyecto apasione a las personas que estén trabajando en él.

Hablamos con Miquel Garcias para descubrir más sobre el mundo del emprendimiento digital y su propia experiencia:

¿Cuál es la diferencia entre proyectos viables e invertibles?

Un negocio viable es un negocio que genere de forma sostenible más ingresos que gastos. Esta es la condición básica para cualquier tipo de negocio, si no es viable no tienes negocio.

Los negocios viables pero no escalables, su actividad suele estar centrada en servicios, la velocidad de crecimiento suele ser pequeña y el crecimiento suele estar condicionada inevitablemente a crecer en personal.

Los negocios invertibles son aquellos que son escalables ya que son los únicos son los únicos en los que se puede obtener un múltiplo de x10 de lo invertido en un plazo de entre 5 y 10 años.

Escalables significa que pueden crecer en ingresos y/o clientes de forma exponencial sin que los gastos incrementen de igual forma.

Un negocio puede parecer escalable y crecer mucho en usuarios pero a la larga no ser viable porque no son capaces de monetizar este gran volumen de usuarios. Del 100% de todas estas empresas, el 70%-80% no duran 10 años.

¿Es realmente posible levantar un proyecto sin financiación?

Claro que sí. Es probablemente la mejor manera de financiar tu negocio aunque no por ello será la más sencilla. Incluso hay un nombre para ello: “Bootstrapping”, que viene del inglés (bootstraps) y significa “sin ayuda de nadie”.

Se trata principalmente de coger la esencia de lo que será tu futuro negocio y ponerla en práctica a pequeña escala. Si tienes éxito, es muy probable que vaya cogiendo tracción para buscar financiación en condiciones mucha más ventajosas y de menor riesgo para el fundador.

¿Cuál es la fase más difícil de emprender? ¿Por qué?

Todas las fases son complicadas y la más complicada es siempre la que tienes que superar en el corto plazo. Cuando empiezas, cuesta mucho arrancar por la enorme dificultad de captar talento, clientes, financiación… Pero una vez has conseguido cierta madurez debes buscar formas de seguir creciendo sin mermar la calidad y con una mayor presión por parte de la competencia. En estos momentos, uno de nuestros retos el de desarrollar nuestro negocio en el mercado latinoamericano. Está siendo muy difícil pero eso es lo que lo hace todavía más apasionante.

Después de trabajar para grandes empresas como Everis, ¿qué te llevó a emprender?

Siempre digo que la consultoría es una gran escuela para la emprendeduría. Como consultor desarrollas una gran capacidad para detectar oportunidades de negocio y llevarlas a cabo. Además te permite trabajar con grandes profesionales y en variedad de clientes. La decisión de lanzarte a emprender llega cuando te sientes con la confianza y las condiciones necesarias para tener éxito liderando tu propio proyecto empresarial.

¿Por qué el 80% de las empresas quiebra en los primeros cinco años? ¿Qué podrían tener en común para fracasar todas ellas?

Resulta sencillo analizar los motivos por los que una empresa ha fracasado, pero es tremendamente complejo determinar lo que se debería haber hecho para haberlo evitado. Son muchos los emprendedores que, a pesar de haber tenido varios éxitos, han fracasado con posterioridad. Esto pasa porque los factores que determinan el éxito son múltiples (equipo, idea, modelo de negocio, financiación, momento, etc.) y muchos de ellos son casi imposibles de predecir o controlar.

Desde tu punto de vista, ¿cuál es el elemento crítico a la hora de emprender?

El elemento fundamental a la hora de emprender es la confianza en uno mismo y la perseverancia.

Uno de los problemas que has señalado es elegir mal los socios. ¿Por qué? ¿Qué recomiendas desde tu experiencia?

Para el correcto desarrollo de un negocio es fundamental que los socios estén bien avenidos y que sean complementarios. Las empresas suelen pasar por momentos difíciles, como en el matrimonio, y se generan tensiones que terminan dificultando la buena relación.

Mi recomendación es juntarse con gente honesta, inteligente y con gran capacidad de liderazgo.

¿Por qué animas a los alumnos a emprender? ¿Qué consejos básicos les darías para finalizar?

Yo recomiendo perseguir los sueños. El que quiera emprender, que emprenda y el que no lo quiere que no lo haga. Lo más importante en la vida es descubrir aquello que nos hace felices y el emprendimiento puede ser una forma de conseguirlo.

Añadir nuevo comentario: