Actualidad

Nuevo Post del SRC: Cortefiel y el Rublo

Mar, 01/13/2015 - 00:00

Las divisas pueden suponer un riesgo enorme, y trastocar los mejores planes empresariales, eso es algo que aprendí bien cuando trabajaba en el Departamento de Consolidación en Saint - Gobain, en París. Muchas veces se explica en clase, y no sin razón, las variables macro pueden ser enormemente importantes cuando se traza un plan estratégico, y, sobre todo, cuando se pone en marcha en real.

Cortefiel planeaba abrir en el año 2015 nada más y nada menos que 130 tiendas en Rusia. ¿Es un buen plan?

Cuando se diseñó a mediados del 2013, sin duda parecía muy bueno. De todos los BRIC, Rusia es de los más estables, con unos crecimientos muy fuertes, pero, en principio, asumibles, con unas estructuras sociales y unos gustos muy parecidos a los de Europa occidental (junto con Brasil, es el país que más se nos parece), y con unas ganas locas por gastar (que se lo pregunten a Inditex).

 Cortefiel y el rublo

¿Qué ha pasado entonces? ¿Por qué Rusia ahora no es un país interesante para vender? Cortefiel ha decidido poner en stand-by este plan, ya que el rublo se ha devaluado de una forma vertiginosa en apenas unas semanas, y claro, con una caída tan fuerte, los productos de cortefiel serían carísimos para los rusos, y consolidar esas ventas en euros supondría unos descuentos enormes...

En fin, que no está claro que se pueda vender lo que se esperaba, ni se sabe cómo se traducirían esas ventas a la cuenta de resultados general del grupo.

Lo cierto es que el riesgo divisa es algo a lo que se enfrentan todas las grandes multinacionales, y uno de los motivos por los que el euro fue tan recibido cuando se planteó, ya que, aunque ha creado otros problemas no menos pequeños, al menos ha dado un respiro a las empresas que operan en distintos países de la zona euro, ya que, a la hora de consolidar, simplifica el trabajo, y, sobre todo, minimiza y mucho el riesgo.

Un ejemplo sería lo sucedido en Argentina a comienzos del 2014 cuando el peso argentino cayó un 40% respecto al euro. Para las empresas francesas, españolas o italianas que operaban en el país, los ingresos obtenidos en Argentina que deseaban repatriar (que este es otra tema que da para mucha letra), eran, automáticamente un 40% menos, ya que sus libros contables, a nivel global, están en euros.

En el caso de Rusia, habrá que ver qué sucede con el precio del petróleo este año, pero, sin duda, Rusia necesita que este suba para volver a funcionar adecuadamente, y después, que se mantenga alto.

¿Será esto posible? Puede ser, pero hasta que la economía global no crezca con fuerza, se me antoja complicado. La cuestión es si, EEUU y la UE serán capaces de generar el crecimiento necesario para tirar del precio del petróleo hacia arriba, como lo han hecho desde 2007 las economías emergentes, sobre todo China... 2015 va a ser un año de transición muy interesante.

Juan Aitor Lago, SRC de EAE

Juan Aitor Lago Moneo
Director del Strategic Research Center de EAE Business School




Añadir nuevo comentario: