Actualidad

Pedro Domínguez, antiguo alumno de EAE, nombrado director de Information, Process & Organization (IPO) de Schneider Electric Iberia

Mar, 12/15/2015 - 12:38

Pedro Domínguez, antiguo alumno de MBA en EAE Business School, ha sido nombrado por Schneider Electric como su nuevo director de Information, Process & Organization para la Península Ibérica. Tras más de ocho años en la compañía, Domínguez asume el cargo en “un momento privilegiado” con el objetivo definir un cambio estratégico en el área de IPO.

Ante este reto, anima a todos los estudiantes de EAE a enfrentarse con “esfuerzo y pasión” a sus proyectos, sabedor de que “el camino para conseguirlo resulta mucho más sencillo de recorrer si haces aquello que realmente te motiva”. Si quieres conocer un poco más a fondo el nuevo papel de Domínguez dentro de Schneider Electric, empresa con operaciones en más de un centenar de países, te invitamos a que no te pierdas esta entrevista.

Pedro Domínguez, antiguo alumno de EAE

Te han nombrado recientemente nuevo director de Information, Process & Organization (IPO) de Schneider Electric para la Zona Ibérica. ¿Qué supone para ti este cambio dentro de la compañía?

Representa una gran responsabilidad y un reto significativo. Somos animales digitales en una economía digital. IDC hablaba de 1,8 zettabytes de información en 2011, y en 2020 la previsión es que estaremos en los 40 zettabytes. Por no entrar a hablar de la conexión entre dispositivos, en los próximos cinco años se conectarán más de 50.000 millones, lo que además de generar un aumento del consumo energético, crea para los que vivimos volcados en la tecnología un entorno de grandes oportunidades.

Este nombramiento me llega, pues, en un momento privilegiado. La tecnología está redefiniendo la forma en que nos relacionamos con nuestros clientes y partners, la digitalización está cambiando nuestros procesos, nuestros productos y soluciones. El rol de un equipo como el de IPO es crucial y nuestra responsabilidad es dotar a la compañía de los mecanismos y sistemas, de acompañar en el cambio que ha de permitir a Schneider Electric maximizar estas oportunidades.

¿Cuáles son tus funciones dentro de este nuevo puesto?

Por un lado, debo velar por la implementación de las estrategias globales y definir cuál es la mejor forma de declinar esta estrategia global a la realidad local y realizarla, dando así respuesta a las prioridades de la compañía.

El equipo de IPO Iberia que me acompaña se encarga del diseño y gestión de los medios tecnológicos sobre los que “corre” el día a día del negocio y de mejorar los procesos en pro de un mejor servicio a nuestros clientes.

Vivimos además en un entorno cada vez más competitivo, donde continuamente aparecen nuevos actores, nuevos modelos de negocio, lo que ayer funcionaba no tiene por qué funcionar mañana, y una función como IPO tiene que ser capaz de avanzarse a estos cambios.

¿Cuáles son tus objetivos a corto plazo dentro de la compañía?

Estamos embarcados en un cambio estratégico de IPO, muy en línea con lo que te comentaba anteriormente. En un mundo en constante cambio, IPO tiene que reformularse para contribuir al crecimiento y aportar musculatura a los objetivos de negocio.

Para ello en 2015 iniciamos una gran transformación incorporando partners de primer nivel mundial a nuestras operaciones que nos complementan a nivel de tecnología, procesos y capacidad de ejecución para lograr objetivos a medio y largo plazo. Mi principal objetivo a día de hoy es completar esta transformación para acelerar nuestro ritmo de crecimiento.

Al mismo tiempo que hemos abordado estos cambios, hemos querido focalizar nuestro esfuerzo en la visión y medición de los procesos de negocio E2E para identificar qué capacidades pueden generar mayor valor en la cadena y optimizar la inversión de recursos. En este sentido, el segundo objetivo a corto plazo es la consolidación del equipo de BRMs, Business Relationship Managers, y cuya misión es la de aportar valor tangible a los procesos de negocio.

Para ello es imprescindible que el equipo de BRMs sea capaz de comprender los desafíos tanto desde su vertiente más técnica, como desde los procesos en el terreno que implica calibrar en todo momento cómo se trasladará a la satisfacción de nuestros clientes y su valor añadido.

La consolidación de este equipo en 2015 ha sido un objetivo prioritario.

¿Cuáles son los principales retos a los que os enfrentáis desde tu empresa en relación a las IT?

Proveer flexibilidad, velocidad y valor con un alto nivel de seguridad. El entorno global dinámico y la creciente dependencia de los sistemas de información son dos realidades que exigen que los departamentos y partners de IT aporten una alta capacidad de adaptación en breves períodos de tiempo, tanto para incorporar nuevas tecnologías como para permitir la implementación de manera sencilla de nuevos procesos y flujos de negocio.

Este desafío tiene una doble lectura. Por un lado, es interno, en el que se incluyen nuestros circuitos y procesos con proveedores y clientes; y por otro, en una empresa con un alto componente tecnológico como la nuestra, en productos y soluciones. Somos el líder mundial en gestión de la energía y automatización, la energía es ya hoy una realidad conectada y por tanto inteligente, y nuestra misión es la de, gracias a la conectividad, el análisis de los datos y el diseño y prestación de servicios de alto valor añadido, permitir a nuestros clientes que puedan hacer más con menos, maximizando el rendimiento de cada kilowatio de energía. En paralelo, somos un actor global en el IoT. Con la conectividad entre objetos, entre máquinas, estamos entrando en una verdadera revolución para las industrias, una revolución equivalente a lo que en su día supuso la entrada de la automatización en los procesos. Nuestras soluciones, productos y servicios están ya preparados para dar respuesta a esta nueva realidad.

En todos los casos la cyberseguridad juega un papel crítico. Vamos hacia un entorno hiperconectado, y en Schneider Electric hemos desarrollado una creciente y muy necesaria obsesión por la seguridad de nuestros sistemas, tanto los que utilizamos en interno como aquellos que ofrecemos a nuestros clientes.

Realizaste un MBA en EAE en 2012. ¿Cómo fue tu paso por la Escuela?

Muy satisfactorio, tanto por el contenido del Máster como por los profesores y compañeros. Los temas y casos prácticos hacen mucho más atractivo y eficaz el proceso de incorporación de nuevas habilidades, y el trabajo en equipo y la participación son intensos y comprometidos.

Aunque cursé parte del Máster de manera remota a través del portal, el nivel relacional no quedó diluido, sino más bien lo contrario. A día de hoy, como la mayoría de mis compañeros de promoción, mantenemos un excelente nivel de relación y con muchos de ellos ha derivado en una gran amistad.

Si analizo mi desarrollo personal y profesional, antes y después del Máster, creo que sin duda muchas de mis competencias han mejorado, pero, sobre todo, me ha aportado la motivación necesaria para continuar formándome como parte integrada a mi desarrollo personal.

¿Qué recomendaciones o consejos les darías a aquellos alumnos que aspiren a un puesto como el tuyo?

Esfuerzo y pasión. La pasión por si sola está sobrevalorada, como comentábamos con Marcelo, profesor de EAE, sin embargo es un factor importante, acompañada de un sincero esfuerzo por contribuir a la organización en la que nos integremos. La suma de pasión y esfuerzo facilita de manera natural la adopción de nuevos conocimientos y competencias: formación, networking, rolemodels, y experiencias.

Acceder a determinadas responsabilidades es consecuencia de la preparación y de los resultados que has ido obteniendo, pero sin duda, el camino para conseguirlo resulta mucho más sencillo de recorrer si haces aquello que realmente te motiva.

Añadir nuevo comentario: