Actualidad

¿Qué tienen en común la gestión empresarial y el deporte? Así fue el último Café & CEO de Barcelona

Mar, 06/02/2015 - 00:00

La profesionalización del deporte demanda gestores capaces de entender, a la vez, los mecanismos intrínsecos de una empresa y los de la práctica deportiva.

En muchas ocasiones hemos visto charlas inspiradoras de deportistas o exdeportistas que son utilizadas en el ámbito de la empresa como ejemplo para motivar equipos o reafirmar mensajes exportables al ámbito del rendimiento y la obtención de resultados.

El deporte es una solución muy recurrente para este tipo de acciones porque genera una simpatía especial. Es el paradigma del alto rendimiento y, por tanto, permite jugar con los extremos, que es donde los argumentos se entienden mejor. Además, el deporte tiene un idioma universal e inspiracional que capta la atención hasta de aquellos que no lo practican.

Café y CEO Gestión Empresas Deportivas

Es precisamente lo que sucedió el pasado viernes 29 de mayo en el campus de la EAE Business School de Barcelona. Una docena de personas se dejaron cautivar por las experiencias empresariales de Jaime Fortuño Vidal, fundador de Sports Networking Spain, y Nacho Guerrero, socio fundador de Nama Sports. Dos emprendedores que crearon las empresas que hoy codirigen a partir de su pasión por el deporte y la gestión empresarial.

Y un encuentro sobre gestión deportiva en España no podía girar en torno a otra cosa que no fuese el deporte rey, el fútbol. Y es que ambas empresas nacen de la necesidad de reproducir la calidad futbolística de los jugadores españoles, que ha maravillado a medio mundo y que se ha consolidad con la consecución de dos Eurocopa (2008 y 2012) y una Copa del Mundo (2010). Ambas compañías exportan una forma de concebir el fútbol.

Nama Sports, un vínculo futbolístico entre España y China

Nama Sports es una empresa de marketing deportivo que ha puesto en contacto a China y España por medio del fútbol. Con el objetivo de paliar las carencias del fútbol base en el país asiático, a Barcelona trae niños chinos de entre 12 y 18 años que buscan formación, y lo hace en colaboración con la UE Cornellà, cuya cantera es de las más completas a nivel español.

No hay camino inverso, pero sí medio. Recientemente han llegado a un acuerdo con el FC Barcelona para utilizar sus entrenadores, su metodología y su marca para explicar el fútbol formativo. Una “Masia” azulgrana en China organizada por Guerrero y su socio Ma Dong, un joven chino que aterrizó en Barcelona en 2008 con el objetivo de potenciar el fútbol chino, actualmente en el puesto 82 del ranking FIFA.

Paralelamente, el proyecto se centra en crear en los próximos cinco años academias propias en cinco ciudades del país. Ahí enviarán entrenadores a los que no formarán con ideas futbolísticas, sino culturales. “Una parte importante de nuestra tarea es hacer de traductores culturales. Al final el idioma no es la principal barrera”, explica Guerrero.

El fútbol presenta una extraña dicotomía en un país que copa los primeros puestos del medallero olímpico. Es un espectáculo televisivo de masas, pero a la vez los chicos prefieren jugar al ping-pong, y la liga profesional no es nada competitiva. “Quieren que Messi sea chino”, afirma Nacho Guerrero.

Invitados al café y CEO de gestión de empreses deportivas

Sports Networking Spain, crear futbolistas inteligentes

La empresa de Jaime Fortuño es una consultoría deportiva que ofrece una metodología pionera y única de entrenamiento del fútbol a jugadores, entrenadores y clubs. Bajo el nombre MBP (Making Better Players, para jugadores, y Making Better Professionals, para entrenadores), Sports Networking Spain es una compañía de referencia mundial en entrenamiento objetivo.

A nivel práctico, esto se traduce principalmente en una plataforma online con más de 10.000 vídeos e informes tácticos para analizar posición por posición las acciones en las que deberá intervenir un futbolista a lo largo de los 90 minutos de juego. Cada acción se cataloga para que el jugador mejore tácticamente a base de visualizar los errores suyos o los de otros.

Su lema es “entender la vida a través del fútbol y el fútbol como una forma de vida”. Con poco más de tres años, la empresa tiene clientes de la talla del jugador del Real Madrid Lucas Silva o el club Cruzeiro, actual campeón de la liga brasileña, y han exportado el método a 10 países.

Fortuño y Guerrero representan un modelo de cultura empresarial entendido del mismo modo que el sentimiento hacia un club del aficionado. Son dos ejemplos de cómo de una pasión nace una empresa. Sin embargo, no es todo pasión, advierte Guerrero. “La gestión empresarial del deporte es más necesaria que nunca. Estamos en el camino de la profesionalización del deporte y esto demanda una estructura que canalice el talento. No se trata solo de formar a los deportistas, sino de formar a los gerentes para crear clubes rentables económicamente”, apunta.

Añadir nuevo comentario: