Actualidad

Ana Matarranz, subdirectora general de Willis Iberia, comparte tertulia con los alumnos de EAE Madrid.

Vie, 02/08/2008 - 00:00

Ana Matarranz, subdirectora general de Willis Iberia, charlóanimadamente el pasado martes, 5 de febrero con los alumnos de EAE Madrid sobre la carrera profesional, la gestión de quipos y la conciliación.

“¡Quérecuerdos volver a las aulas!”. Fueron las primeras palabras que Matarranz dirigióa los casi cuarenta estudiantes que la escuchaban. La directiva comenzóhaciendo un repaso al negocio de Willis y a su crecimiento en España. Tras esta presentación, Ana pasóa explicar su carrera profesional.“Entréen Willis como laúltima persona del equipo en unárea que tenía proyección e integrada por dos personas que aún no había empezado a crecer”, explicóMatarranz.“Seis años más tarde, estaárea es una de las más rentables y estáintegrada por un equipo de 45 personas".

Matarranz es licenciada en Ciencias Actuariales por la Universidad Complutense de Madrid y ha realizado varios posgrados en el campo de la dirección y administración de empresas. Comenzósu carrera profesional en MAPFRE Vida y, posteriormente, se integróen el departamento Actuarial de Caser. En el año 2000, se incorpora a Willis y, a los pocos meses, es nombrada directora de Employee benefits. Dos años más tarde, asume la dirección comercial de la compañía y, en 2006, pasa a formar parte del Comitéde Dirección de la correduría.

Hoy, a sus treinta y seis años, Matarranz, además de cuidar de sus dos hijas, es la vicepresidenta de Willis Iberia, uno de los principales broker mundiales que emplea en España a 550 personas y que tiene entre sus clientes al 70% de las empresas del IBEX35. Ha sido recientemente considerada por la revista _Business Insurance_ como una de las mejores mujeres directivas del mundo dentro del sector asegurador. 

Mantener relaciones estables con los clientes y empleados más rentables se ha convertido en una prioridad para las organizaciones. Ya no basta con vender y cobrar.“Los clientes son más exigentes”, sentecia Matarranz.“Atraer, retener y fidelizar tanto a empleados como a clientes se ha convertido en un factor clave en la gestión de organizaciones”, subraya la directiva. Para Ana Matarranz, existe una estrecha relación entre la fidelización de clientes y empleados.‘‘Si nuestros empleados están motivados y satisfechos con el trabajo que realizan, damos un paso muy importante para que nuestros clientes estén también satisfechos. Un empleado motivado transmitiráilusión, confianza y credibilidad’’.

En este sentido, la directiva reconoce que aunque el sueldo es importante lo más relevante es el salario emocional:‘”ambiente de trabajo agradable, saber escuchar planes de carrera, horarios flexibles, el reconocimiento por el trabajo bien hecho, todo esto juega un papel fundamental’’.

La conferencia forma parte del proyecto Directivas en las Aulas, organizado por el Grupo Intereconomía y patrocinado por la Consejería de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid. El proyecto tiene por objetivo apoyar el desarrollo profesional de la mujer en el seno de las organizaciones a través de la educación ejemplarizante de los futuros directivos. De este modo, se persigue alentar a los estudiantes a continuar el ejemplo de mujeres directivas deéxito y a desarrollar su carrera profesional con el claro convencimiento de que acceder a puestos de responsabilidad es una realidad.

Añadir nuevo comentario: