Máster en Responsabilidad Social Corporativa

executive MBA

Presentación

Aunque la expresión fue intermitentemente utilizada desde mediados del pasado siglo por empresarios europeos y estadounidenses para describir sus preocupaciones y acciones motivadas por el bienestar de sus empleados, el desarrollo pleno del concepto RSC surge en la década de 1990 en Europa cuando la Comisión Europea decide adoptarlo para implicar a los empresarios en una estrategia de empleo que crease mayor cohesión social. Pronto se sumaron iniciativas de impulso de la RSC de organismos muy diversos, como la ONU con su Pacto Mundial y muchos otros (GRI, OCDE, CSR Europe, etc.) que lanzaron modelos y estándares que inspirasen las estrategias de RSC de las empresas.

Desde entonces su alcance se ha ido ampliando, al amparo de una sociedad que viene demandando en los últimos tiempos, un comportamiento de las organizaciones más responsable, comprometido y transparente, que haga fuertes en los directivos un código de valores sociales que promueva su ejemplaridad, además de cumplir las leyes, las normas y los compromisos que ha asumido, y de integrar en la toma de decisiones y en la estrategia las relaciones con los grupos de interés a fin de engarzar las preocupaciones sociales y medioambientales en la gestión cotidiana. La RSC puede entonces definirse actualmente como la estrategia de gestión a través de la cual las empresas toman decisiones y planifican acciones teniendo en cuenta tanto consideraciones financieras como sus dimensiones social y medioambiental. Por tanto, los beneficios asociados a la RSC se extienden más allá del ámbito económico de la rentabilidad, y comprenden además los beneficios percibidos por los grupos de interés y plasmados en la reputación corporativa, el goodwill social, la fidelidad de los consumidores o el sentimiento de pertenencia de los colaboradores a la organización.

Este planteamiento de responsabilidad social y sostenibilidad conlleva la formación de los directivos, mandos intermedios y especialistas técnicos de todos los niveles, para facilitar la integración de las personas en las organizaciones y de éstas con la sociedad, mediante el impulse de una gestión socialmente responsable, sostenible y transparente. La demanda no es sólo como profesionales en la gestión de la RSC o del plan de sostenibilidad de la compañía, sino también en demandas puntuales como reporting o gestión de las relaciones con los grupos de interés. La reciente Estrategia de Responsabilidad Social Empresaria en España de 2014 promueve, entre sus objetivos, el estudio de la RSC y la sostenibilidad en las universidades.

Las nuevas competencias, como la visión estratégica de la responsabilidad social empresarial, la promoción de los equipos autodirigidos, la gestión socialmente responsable, la sostenibilidad y la excelencia en las operaciones y procesos, son ya necesarias para desempeñar eficazmente los nuevos modelos de gestión que están desarrollando las organizaciones públicas y privadas más avanzadas. Los directivos que promoverán la responsabilidad social y la sostenibilidad se convertirán en agentes de desarrollo profesional que promueven el crecimiento y la competitividad empresarial desde la innovación, la calidad, la cooperación, la excelencia operativa y la gestión socialmente responsable.

Puntos Clave

1

Multiculturalidad

Más del 85% de los estudiantes son internacionales, lo que aporta una valiosa aproximación multicultural a las distintas disciplinas abordadas durante el programa.

2

Membresía de EAE Business School

EAE es miembro de la Asociación Española del Marketing y de la Asociación Española de la Economía Digital (ADIGITAL).

3

Membresía de los alumnos

Los estudiantes de programas del área de Comunicación Corporativa de EAE se convierten en miembros de la Asociación Española del Marketing con una cuota de 5 € anuales (la cuota habitual cuesta 150 € anuales).