Actualidad

Lunes, 18 de Febrero, 2019

La literatura, el arte y la historia de España están impregnadas en el Barrio de las Letras de Madrid, un entramado de calles y plazas en las que conviven los madrileños con los turistas nacionales e internacionales. Susana Blas, la guía de esta visita cultural de EAE, comienza explicando la denominación de este barrio de la zona centro y su vínculo con las obras de sus escritores; cómo era la vida en el Madrid del momento y la inspiración que encontraban en las musas, aquellas influyentes divinidades de la mitología griega.

Los estudiantes de EAE se han citado en la Plaza de Santa Ana, donde han sido recibidos por las estatuas de dramaturgos como Federico García Lorca y Calderón de la Barca. En este espacio abierto, centro neurálgico del barrio, se encontraba el convento de las carmelitas descalzas de Santa Ana. Después, durante el reinado de José Bonaparte, se destruiría para construir la plaza en la que estuvieron ubicados los corrales de comedias ‘La Pacheca’ y ‘El Príncipe’ (en alusión a Felipe II). Este último se conoce como Teatro Español y sigue funcionando.

La ‘Cervecería Alemana’ a la que acudían toreros como Dominguín e ilustrados de la talla de Hemingway o el ‘tablao flamenco Villarosa’ con su fachada llena de azulejos refuerzan al ambiente popular y típico de Madrid. En el otro lado de la plaza se encuentra el hotel Reina Victoria, actualmente ‘ME by Meliá’. Popularmente este edificio era conocido como “el hotel de los toreros” porque se hospedaban diestros como Manolete o El Viti durante la feria ganadera.

En la actualidad, la plaza de Santa Ana está ocupada por terrazas, tascas y bares populares con una variada oferta gastronómica. Confluye en un esquinazo la Plaza del Ángel, donde se encontraba el Teatro de la Cruz. Este espacio debe su nombre al ángel de la guarda colocado en la fachada de uno de sus edificios. Muy cerquita, y desde la misma plazuela, se puede observar la Iglesia de San Sebastián y el cementerio en el que estuvo enterrado Miguel de Cervantes (ahora es una floristería). Mangie y Emilse Grande, del Máster en Dirección de Comunicación Corporativa, se han unido al grupo en este punto, descubriendo con admiración las anécdotas del Madrid de la época.

Una de las arterias más emblemáticas del barrio de las Letras es la calle de las Huertas. Comienza el recorrido con una placa de Francisco de Rojas Zorrilla, autor “Entre bobos anda el juego”, para sorpresa de Daisy Calderón, del Máster en Finanzas y Dirección y Gestión Financiera. En el suelo aparece grabado un extracto de “Misericordia” de Benito Pérez Galdós, en letras doradas. Este es un pequeño recordatorio del barrio al que pertenece y se repite en las calles aledañas.

El Palacio Goyeneche, las conocidas como “Casas a la malicia” de la calle El Príncipe, los típicos bares con vermuth de grifo y la calle del Mentidero (ahora calle León) llenan de anécdotas una visita guiada cargada de historia de Madrid y de relatos con los que la guía acerca a los estudiantes de EAE algunos conocimientos de historia de España. Eustolia Bárcenas, del Máster en Supply Chain Management, es la primera vez que viene a una visita cultural y toma nota de algunas de las recomendaciones de la guía.

En la actualidad, en el barrio de las Letras conviven tiendas de toda la vida con establecimientos nuevos dedicados a la artesanía y espacios de nuevos diseñadores con tiendas multimarca. Aunque permanecen espacios del pasado que han sido restaurados y poco tienen que ver con sus usos y estructuras iniciales, se mantienen placas conmemorativas de los autores del Siglo de Oro español que vivieron en ellos. Algunos de estos identificativos se encuentran en las casas de Francisco de Quevedo, Góngora y Miguel de Cervantes.

La visita cultural por el Barrio de las Letras celebra su parada obligada en el Ateneo de Madrid. El edificio de la que es la institución cultural, artística y literaria más importante del país ha acogido la visita de premios Nobel, políticos y artistas. Además de restaurante y espacio de exposiciones, destaca por su impresionante fachada, decorada por las figuras en relieve de Velázquez, Alfonso X y Cervantes.

Estudiantes del MBA, Arlette Romero, de Nicaragua y Laura Velázquez, de Guatemala es la primera vez que acuden a la visita cultural y consideran que este tipo de eventos están muy bien para conocer Madrid. Además, al tratarse de una visita al aire libre, han podido conocer los comercios y tiendas del barrio y los locales dedicados al diseño de moda y la restauración más típicos de la capital.

La escultura del embajador de las letras españolas, Miguel de Cervantes se encuentra en la plaza de las Cortes, espacio conocido por acoger el Congreso de los Diputados y el Hotel Palace, dos lugares emblemáticos de Madrid que lindan con la carrera San Jerónimo límite del barrio de las Letras.

El broche de oro de la visita ha tenido lugar en el Círculo de Bellas Artes, una entidad cultural de finales del siglo XIX. En este ambiente científico y filosófico las estudiantes de EAE han disfrutado de un reconfortante refrigerio combinado con momentos de networking.