Actualidad

Jueves, 20 de Septiembre, 2018

Berta explica a los estudiantes de EAE algunos de los rincones más emblemáticos del parque de “El buen retiro del rey”, el jardín más histórico de la ciudad con una extensión de 118 hectáreas. La visita comienza en la puerta de la Plaza de la Independencia, cercana a la Puerta de Alcalá. Fundado por y para los reyes en el siglo XVII (1640), el Parque del Retiro era un lugar de ocio, recreo y esparcimiento. Para construirlo, el valido del rey, el Conde Duque de Olivares, compró unos terrenos para el rey Felipe IV cuya superficie ocupaba cerca de la mitad de la ciudad de Madrid. En 1868, durante el reinado de Isabel II, se abren al público sus nueve puertas.

El Estanque Grande, la parte principal del Parque del Retiro, ocupa la misma extensión del original del siglo XVII. En un principio, el estanque fue creado para representaciones teatrales; había una isla en medio y se recorría con góndolas que fueron traídas desde Nápoles. En el siglo XIX, con Fernando VII, se convierte en zonas de embarcadero y pesca. El monumento ecuestre de Alfonso XII destaca en este espacio por su altura. Este fue diseñado por José Grases Riera y la escultura creada por Mariano Benlliure y Gil, figura representativa del realismo español.

Irene Martínez Margallo y Edgar Sambrano, compañeros del Máster en Project Management, repiten salida cultural con EAE. Los estudiantes han estado también en la visita guiada por la Gran Vía y, especialmente para Irene que es de Madrid, es una maravilla “conocer cosas nuevas de tu ciudad que ni siquiera conocías”.

Berta explica, a continuación, dónde se encuentra el árbol más antiguo de Madrid, del siglo XVII, el abuelito ahuehuete, el árbol nacional de México que está ubicado en el Parterre, un jardín afrancesado con árboles recortados y disposición geométrica. Para llegar a él, han transitado por el Paseo de las Estatuas, esculturas dedicadas a los monarcas españoles que fueron creadas para decorar la cornisa del Palacio Real de Madrid durante el reinado de Fernando VI, aunque nunca llegaron a su destino.

Maritza Chuquirima, del Máster en Project Management, ha visitado también el Museo del Prado y el de Sorolla con EAE y esta es su cuarta visita, aunque ha querido ir a otras pero no ha podido asistir por horario o aforo. “Esa iniciativa me parece muy interesante para que haya networking con las personas de los otros másters y para que conozcamos más la cultura de Madrid”. Maritza tiene planteado volver a su país para poner en práctica todo lo aprendido durante el Máster.

Utilizados en la actualidad como salas de exposición y adscritos al Museo Reina Sofía, el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal son obras del arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, una combinación de bóvedas de hierro y cristal con decoraciones de azulejos procedentes de la Real Fábrica de La Moncloa. Estos elementos decoran también la estructura brillante del Palacio de Cristal, referente de la arquitectura de hierro, construido en 1887 con motivo de la Exposición de Flora de las Islas Filipinas.

Carolina Gutiérrez, Máster en Dirección de RRHH, y Yesenia Martínez, del Máster en Project Management, contemplan con admiración la estatua del Ángel Caído, creada por Ricardo Bellver. Aunque tiene fama de ser la única escultura en el mundo que representa al diablo, Berta comenta que existe otra en Turín. La estatua se encuentra en el espacio que ocupaba antes la fábrica de porcelana destruida durante la Guerra de la Independencia en 1813, de la que aún se conserva la noria.

Más de 5.000 rosales ocupan La Rosaleda, creada en 1915 por Cecilio Rodríguez, Jardinero Mayor de la Villa. A continuación, la visita transcurre por el Paseo de coches, antiguo paseo de carruajes, en el que se encuentran los emblemáticos árboles del madroño, símbolo de la ciudad de Madrid junto con el oso, que en realidad es una osa.

Deycy Calderón, Máster en Dirección y Gestión Financiera, es la primera vez que acude a una visita guiada aunque lleva en la Escuela desde el mes de abril. Contenta con la iniciativa, se encuentra metida en plena preparación de exámenes y tiene la mirada puesta en la realización de sus prácticas.

La visita guiada de EAE finaliza en los Jardines de Cecilio Rodríguez, de 1940, en los que se encuentran la fuente de las gaviotas, las columnas y los setos perfectamente recortados y recorridos por pavos reales. El último rincón del Parque, la Casa de Fieras, en realidad fue el primer parque zoológico de Madrid. Asolado durante la guerra civil, su espacio ha sido reconvertido en una biblioteca municipal.