Actualidad

María Trujillo Calleja, alumna del Master in Human Resource Management

Jueves, 5 de Abril, 2018

Con la ayuda del servicio de Carreras Profesionales de EAE Business School, María Trujillo fue escogida para el proceso de selección de Loewe. Para ella, la elección fue fácil porque Loewe le resulta “una empresa con un atractivo muy potente” para desarrollar su carrera profesional en el área de recursos humanos.

La alumna del Master in Human Resources Management siente que se encuentra en el entorno idóneo para seguir formándose académicamente. Optó por la Escuela por su posicionamiento en los rankings y por la buena recomendación por parte de antiguos alumnos, y no se ha arrepentido. Ahora, en una clase que comparte con alumnos de 18 nacionales distintas, nos declara cómo lo que para otros podría considerarse como “rutina semanal” se convierte en “divertida, motivadora y entretenida”.

En primer lugar, qué puesto ocupas en Loewe y cuáles son tus funciones.

Me encuentro en el departamento de Recursos Humanos, concretamente, en los equipos de Talent Acquisition y Training and Development. Mis funciones son: apoyar al departamento, dar soporte en los diferentes procesos de selección, apoyar en el on-boarding de empleados, y ayudar en las diferentes actividades de Employer Branding.

¿Cómo te surge la oportunidad de incorporarte a Loewe? 

El servicio de Carreras Profesionales de EAE Business School facilitó mi CV a la empresa, que se encontraba buscando una persona para incorporar en prácticas. El equipo de recursos humanos de Loewe contactó conmigo telefónicamente y concertamos una entrevista personal.  

¿Por qué te interesó inscribirte en esta oferta? 

La firma Loewe en sí misma, así como el grupo LVMH al que pertenece, me resultan lugares con un atractivo muy potente donde comenzar mi carrera profesional en el área de los recursos humanos. Además, los departamentos de mis prácticas (Talent Acquisition y Training and Development) son dos especializaciones que ya me estaban gustando mucho durante su estudio en el Máster. Tener la oportunidad de aplicarlo en Loewe me pareció una oportunidad irrechazable

¿Cómo fue el proceso de selección y cómo te lo preparaste? 

Lo primero fue la entrevista telefónica. Luego tuve una entrevista personal con el responsable de adquisición de talento y, más tarde, una entrevista personal con las managers de los departamentos en los que presto apoyo.

Como preparación, sobre todo, fui muy tranquila a las entrevistas y me informé sobre la historia/cultura de Loewe

¿Por qué crees que te eligieron a ti y no a otra persona? 

¡La verdad es que no se lo he preguntado a mis compañeras de recursos humanos, pero supongo que influyeron varios factores! Desde el primer contacto telefónico por parte de la empresa, les transmití mi entusiasmo e ilusión por formar parte del equipo de Loewe.

Mi formación académica tendría su peso, pero sobre todo creo que influyó bastante mi experiencia profesional previa. Aunque sea en el mundo de la abogacía (y en un área que poco tiene que ver con el mundo de los recursos humanos como es el derecho mercantil), he trabajado en equipos muy multidisciplinarios e internacionales que requerían mucha dedicación y pasión por lo que se hacía. Esto me ha permitido desarrollar una gran capacidad de trabajo, rapidez en el aprendizaje y habilidades sociales tanto personales como profesionales; fortalezas necesarias en cualquier trabajo.

¿De qué forma compartes los valores de la compañía

Los valores Loewe son excelencia, innovación, pasión e integridad. Comparto los cuatro y, de hecho, son palabras que me definen personalmente.

La excelencia la comparto desde la búsqueda de la perfección; soy una persona detallista que persigue la corrección con paciencia.

En cuanto a la innovación, he aprendido a gestionar los cambios y novedades, considerándolos oportunidades en lugar de amenazas. Las innovaciones permiten la evolución personal y profesional y si no funcionan, siempre cabe rectificar y aprender de los errores.

Sobre la pasión, lo identifico con la motivación, ilusión y ganas con las que se hacen las cosas. Como he dicho antes, desde el primer contacto por parte de Loewe les transmití mi entusiasmo por la firma y me parece fundamental estar apasionado por la profesión que cada uno ejerce para rendir al máximo posible.

Por último, pero no por ello menos importante, la integridad es, para Loewe y para mí, el respeto a todas las personas, desde nuestras similitudes y diferencias que son las que nos enriquecen. Desde siempre me han encantado los equipos diversos en los que la variedad de nacionalidades son una fuente de valor. 

¿Qué experiencia te está dando tu puesto en Loewe? 

Un primer contacto súper enriquecedor con los recursos humanos. El equipo me recibió de forma espectacular desde el primer día, y desde entonces, participo en muchos de los procesos, temas, cursos, iniciativas, etc., que tienen lugar en Talent Acquisition y Training and Development.  

¿Se están cumpliendo tus expectativas? 

¡Al 100% o incluso más! No me imaginaba tener la oportunidad de poder participar en tantas cosas.

Ahora desde dentro, ¿qué destacarías de Loewe? 

Su respeto hacia lo tradicional y artesanal, sobre ellos se construye la seña de identidad Loewe. También me parece muy destacable el cambio que está viviendo la firma con Jonathan W. Anderson, sin olvidar la tradición y la artesanía, el diseñador gráfico está inyectando un chute de modernidad y conciencia cultural. Asimismo, su conexión con el mundo del arte (pintura, cerámica, poesía, diseño floral, etc.) me parece sublime.    

¿Apuesta la empresa por los jóvenes? ¿De qué forma? 

¡Mucho, el equipo de Loewe está lleno de jóvenes! Solo con decir que el diseñador gráfico, Jonathan W. Anderson, nació en 1984, puede dar una idea de cuánto se valora el talento joven.

Más allá de tu actual puesto en Loewe, también has estado en los despachos Garrigues y Allen & Overy. ¿Qué tipo de experiencia te han dado esos sitios? 

Ambos despachos son firmas de abogados muy potentes y de reconocido prestigio a nivel nacional e internacional. En ambos, aprendí a trabajar y colaborar en equipos muy diversos, a priorizar proyectos en momentos multi-tasks de elevada presión, a comunicar objetivos individuales y/o comunes, así como a trazar proyectos para conseguirlos. Como he dicho anteriormente, todo ello favoreció que haya desarrollado de una gran capacidad de trabajo, rapidez en el aprendizaje y habilidades sociales tanto personales como profesionales.  

¿Cuáles son tus objetivos profesionales a corto y largo plazo? 

A corto plazo, finalizar el Master en Human Resources Management y continuar mis prácticas en Loewe aprovechándolas al máximo posible. A largo plazo, me encantaría convertirme en una buena profesional de los recursos humanos. También me atraen mucho las áreas de psicología, coaching y PNL, así que no descarto probar en el futuro alguna de estas áreas. 

Cuéntanos también sobre tu formación académica. Estás licenciada en Derecho y Administración y Dirección de Empresas. ¿Por qué elegiste esa licenciatura? 

La verdad, hice bachillerato Ciencias Tecnológicas con la idea de estudiar alguna ingeniería o arquitectura. Pero tras probar, en 2º de Bachillerato, un curso de iniciación a la ingeniería, tuve claro que no era lo mío.

Así que, con la idea de abrirme la mayor posibilidad de salidas profesionales, decidí estudiar la doble licenciatura. Pensé, y luego he comprobado, que es muy buena combinación. El mundo de la empresa es muy amplio y ADE permite tener una visión 360º de los negocios.

Por otro lado, y aunque suena algo estrambótico, ¡todo es derecho! Es decir, todo está regulado de una manera u otra, así que me parece muy enriquecedor saber sobre el mundo legislativo, como nos afecta y hacia dónde se dirige en este mundo cada vez más globalizado.

Durante la carrera realizaste un intercambio Erasmus en París. ¿Qué te aportó –académica, personal y profesionalmente- esta experiencia internacional? ¿Crees que todo el mundo debería vivir una experiencia similar y por qué? 

Paris Dauphine es una universidad muy exigente y muy estricta con los estudios. Desde el punto de vista académico/profesional me permitió estudiar asignaturas inglés y francés. Algunas clases formaban parte de Másters, ya que la estructura de estudios es distinta en Francia, así que las convalidaciones de asignaturas de licenciatura en España eran de máster en Francia. El nivel era muy alto así que aprendí muchísimo.

Personalmente, vivir en París es de las cosas más chulas que he hecho en mi vida. Es una ciudad icónica, llena de vida, espectáculo, historia, etc.

Pienso que estudiar/vivir en otro país abre mucho la mente. Convives con una cultura distinta y se aprende mucho. A pesar de lo mucho que me apretaron las tuercas en la universidad francesa, pasado el tiempo, se valora aún más y se guarda un recuerdo maravilloso.

¿Crees que las empresas valoran ese intercambio? 

Sí. Por la institución en la que hice el intercambio y por la desenvoltura que me aportó. Además, los idiomas son un MUST en el mundo de hoy.

¿En qué momento decidiste dar ese cambio del mundo del derecho y las empresas a los recursos humanos? 

Desde los estudios universitarios me gustaron mucho las asignaturas de recursos humanos. Comencé mi carrera profesional en el mundo de la abogacía porque también me gustó bastante, pero desde mis inicios tenía la curiosidad de probar también este sector. Tras casi tres años ejercidos como abogada, pensé que o daba el cambio o la especialización que estaba alcanzando en Derecho Mercantil dificultaría la decisión de cambiar si pasaba más tiempo. Así que este verano me decidí a dar el cambio.

¿Qué te ha aportado, a nivel de competencias o habilidades, la licenciatura en derecho y ADE que ahora puedas complementarlo con los conocimientos y la experiencia en recursos humanos? 

Competencias como adaptabilidad, tenacidad, sociabilidad y trabajo en equipo, planificación y organización, capacidad analítica y crítica, comunicación, decisión, energía, etc. 

¿Por qué optaste por EAE Business School a la hora de especializarte con el Master in Human Resources Management? 

Opté por la Escuela por su posicionamiento en los rankings y por la buena recomendación por parte de antiguos alumnos.

¿Por qué decidiste cursar el Máster en inglés? 

Porque ofrecía un ambiente muy internacional y diverso, ¡ese entorno me apasiona!

Más allá de la formación académica, ¿qué otras experiencias has vivido en este año en EAE Business School? 

Me considero muy afortunada y me siento muy orgullosa de la clase de la que formo parte. El ambiente es excepcional y la unión del grupo permite que lo que podría considerarse "rutina semanal" sea divertida, motivadora y muy entretenida. La formación académica es importante pero el enriquecimiento personal que estoy viviendo lo considero aún más. En mi clase puede haber fácilmente más de 18 nacionalidades y todos hemos encajado muy bien, lo que nos permite vivir experiencias fuera del ambiente académico que nos hacen disfrutar mucho, aprender los unos de los otros y descubrir culturas de la forma más sana y bonita como puede ser entablando amistad.   

Para finalizar, ¿te sientes más preparada para enfrentarte al mercado laboral? 

Sí, sobre todo al mercado laboral de los recursos humanos en el que me estoy iniciando. 

¿Recomendarías EAE Business School? ¿Por qué?

Sí, como se puede concluir tras esta entrevista, las ventajas de formar parte de EAE Business School han sido múltiples. Pediría a la Escuela seguir trabajando en la organización interna y de contenido, pero me quedo con lo positivo y sí la recomiendo.