Actualidad

Roger Gibert Piqué es, Director de Operaciones de Clean Tracker Box

Miércoles, 14 de Febrero, 2018

Emprendedor desde los 15 años, Roger Gibert Piqué es, actualmente, Director de Operaciones de Clean Tracker Box, una startup de innovación tecnológica en el sector de las empresas de limpieza. Gracias al Big Data y un buen análisis del dato, la empresa ofrece la posibilidad al usuario de valorar el servicio hecho por la empresa de limpieza, un feedback realmente útil para el gestor.

Además de su carrera profesional, Roger ha vivido la experiencia de emprendedor con diferentes proyectos. Los tres más reconocidos han sido Sportsimport (compra-venta de ropa deportiva), Acanvi (intercambio de divisas en el sector Fintech) y Planomi (Marketplace de venta de ocio). “Empecé a los 15 – actualmente Roger tiene 21 años – sin saber realmente qué era ser emprendedor. Simplemente hay que tener ganas de llevar a cabo tu proyecto”. Sin embargo, también advierte a los futuros emprendedores que el camino no es fácil: “ser emprendedor con pocos recursos es duro y requiere mucho trabajo sin horarios que, aparentemente, solo se verá recompensado si tu negocio triunfa”.

En cuanto a su carrera académica, este año está realizando el tercer curso del Grado en Administración y Dirección de Empresas en EAE Business School. “Las carreras universitarias relacionadas con el mundo empresarial se quedan muy atrás”, nos cuenta en la siguiente entrevista. No obstante, reconoce haberse sorprendido con las clases impartidas en la Escuela, con “asignaturas más aplicables a la empresa”. “No se trata de convertirnos en enciclopedias humanas, sino de aprender a cómo utilizar los recursos que tenemos y sacarles el máximo partido”.

Cuéntanos Roger, en primer lugar, qué es Clean Tracker Box y a qué os dedicáis.

CTB es una startup de innovación tecnológica/industrial en el sector de las empresas de limpieza. En CTB hemos creado un dispositivo que junta la obtención del feedback del cliente final del baño, con un sistema NFC de fichaje de empleados.

Es decir, este dispositivo, que encontramos en un baño de acceso público, dará la opción al usuario de valorar el servicio hecho por la empresa de limpieza, a la vez que nuestros servicios de Big Data clasifican estas valoraciones entre cada uno de los empleados según la hora en la que ficharon, algo imprescindible para un gestor de la empresa, que, ahora mismo, no dispone de la información del rendimiento de sus empleados.

¿Cómo surge tu incorporación a la empresa como COO? ¿En qué fase se encontraba la empresa cuando tu entras en ella? A nivel profesional, ¿con qué retos y objetivos te enfrentaste en el inicio?

Entré como Director de Operaciones en Clean Tracker Box cuando esta estaba en stand by, en fase inicial sin un producto en el mercado, y me encargué de establecer una planificación y un sistema de venta a empresas, y en el desarrollo del producto que estaba en fase beta.

A partir de ahí, introducir el producto en el sector del FM y todo tipo de empresas de limpieza. El producto responde a una necesidad del sector y se está adaptando bien a sus problemas de falta de información.

¿Cuál es el valor añadido que ofrece Clean Tracker Box a sus clientes?

Nuestro principal aporte es el servicio de Big Data e informes para el management generados por nuestros logaritmos informáticos con los cuales el gestor del negocio dispone de la información de rendimiento de sus trabajadores y le permite optimizar sus recursos de una forma mucho más fiable que el sistema actual de las hojas de control de limpieza.

Buscando una respuesta subjetiva de tu opinión, ¿por qué los datos son el futuro (o el presente) de las empresas?

En el sector de la limpieza hay mucho por hacer respecto a la información de la que dispone el gestor sobre productividad, y a esto le añadimos el feedback u opinión del cliente final.

Hoy en día, con la variedad de canales comunicativos que existen, el cliente ya no es que tenga siempre la razón, es que tiene el poder de decisión, ya que, a partir de su opinión en masa en las redes, un negocio puede funcionar o no. Los negocios que están de cara al público dependen de ello y eso se nota con este boom por la información sobre el cliente y el feedback que estamos viendo ahora en todo tipo de empresas B2C.

Sobre el futuro de Clean Tracker Box, ¿cuáles son vuestras expectativas para este 2018 y cómo esperáis llegar a cumplirlas?

A día de hoy tenemos nuestro producto desarrollado, aunque siempre nos adaptamos a las necesidades de cada empresa a la hora de cambiar funcionalidades y ya está en funcionamiento en empresas de limpieza.

Tenemos mucha esperanza en nuestra reciente colaboración con una multinacional del sector, en la fase de prueba, y esperamos que esta nos pueda abrir camino en España y en otros países si conseguimos que CTB sea escalable.

También sobre el futuro, pero, esta vez, acerca de tu persona, ¿dónde te ves de aquí a cinco años? ¿Cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo?

Me gusta ser emprendedor, la libertad de decisión en el negocio y el hecho de depender de ti mismo para crecer profesionalmente, pero no me desagrada la idea de poder trabajar algún día en una gran empresa si significa un trabajo en el que pueda aportar, crecer y sentirme realizado como profesional. No descarto considerar esta posibilidad una vez termine el grado en EAE.

Actualmente tienes 21 años, pero llevas emprendiendo desde los 15 con proyectos como Spotsimport, Acanvi y Planomi. ¿Nos puedes comentar, brevemente, a qué sector/negocio se enfocaba cada uno de ellos?

Estos tres han sido los más relevantes para mí. Con más o menos difusión, han sido los tres con los que he aprendido más.

El primero fue Sportsimport, que fue mi primera aventura empresarial con 15 años. Se trataba de un simple modelo de negocio de compra-venta de ropa deportiva, que importaba de otros países. Esta me permitió empezar con poco dinero, y progresivamente poder aumentar el volumen de negocio relativamente rápido. Fueron mis comienzos y me sirvió para aprender mucho, y poder afrontar diversos gastos, como la universidad o los costes de las siguientes empresas más adelante.

Acanvi se trataba de una startup que empezamos con dos ingenieros informáticos, sobre intercambio de divisas en el sector fintech. Finalmente, el modelo de negocio no cuajó en el mercado por dificultades económicas y de difusión.

Y finalmente Planomi, empresa que dejé a finales de este año, ha sido la que ha tenido más difusión y visibilidad, principalmente gracias a nuestra entrada en la aceleradora Conector. Es un marketplace de venta de ocio, en el sector turístico, con un modelo de negocio muy innovador que beneficiaba tanto al usuario como a la empresa.

He tenido algún proyecto más entremedio menos relevante, que no acabó de funcionar, o tengo previsto reemprender más adelante.

¿Cómo surge tu vocación por el emprendimiento? ¿Crees que emprendedor se nace, o se hace?

Yo empecé a los 15 con un negocio sin saber realmente que era ser emprendedor ni ser consciente de que eso era una empresa seria. Simplemente hay que tener ganas de llevar a cabo tu proyecto sin tener tanto en cuenta las “etiquetas”.

Creo que hay mucho movimiento ahora al respecto. Se ha puesto “de moda” la emprendeduría por decirlo de alguna manera, y a mucha gente le atrae la idea y se quiere subir al carro. Eso es genial para el movimiento de inversión hacia las startups, pero ser emprendedor con pocos recursos es duro, y requiere mucho trabajo sin horarios que, aparentemente, solo se verá recompensado si tu negocio triunfa.

Ni todo es tan bonito como lo pintan, ni pierdes el tiempo si no funciona. Emprender tu propio negocio es el mejor Máster que puedes cursar, y llevar las hipótesis del libro a la realidad te enseña cómo funcionan realmente las empresas y las personas. 

Sin duda, si volviera hacia atrás, volvería a emprender como lo he hecho.

Actualmente, estás estudiando el tercer curso del Grado en Administración y Dirección de Empresas de EAE Business School. Sin embargo, por tu experiencia profesional ya podríamos decir que sabes bastante del “mundillo”. ¿Por qué consideras necesario una formación académica como el Grado en ADE? ¿Qué te llevó a optar por realizarlo en EAE Business School? ¿Cuáles fueron los motivos? Finalmente, ¿recomendarías la Escuela y su Grado? ¿Por qué?

Decidí hacer el cambio de Universidad e irme de la UAB para venir a la EAE este año.

Como decía antes, pienso que el mejor Máster, si tienes ganas de hacerlo, es emprender. Aun así, hoy en día es imprescindible contar con un grado universitario a nivel profesional y EAE fue la mejor opción. De momento con el poco tiempo que llevo estoy contento de mi decisión y creo que ha sido lo mejor que podía hacer.

En mi opinión, las carreras universitarias relacionadas con el mundo empresarial se quedan muy atrás. Se basan más en memorizar trozos de texto o fórmulas y “vomitarlos” en un papel el día del examen que, en dar conocimientos útiles para el futuro profesional del alumno, que sale del grado y se ve perdido.

En EAE me he encontrado con asignaturas más aplicables a la empresa, y como ejemplo con un funcionamiento diferente en una de ellas, Dirección Financiera, en la que, para hacer el examen final, dispones de los recursos que dispones en un puesto de trabajo real, y está permitido el ordenador o el manual de la asignatura.

Actualmente, creo que no se trata de convertirnos en enciclopedias humanas, sino de aprender a cómo utilizar los recursos que tenemos como profesionales, y sacarles el máximo partido. Para lo anterior, no hace falta contratar a nadie, ya tenemos Google.