Actualidad

“Haber estado en contacto con otras culturas se convertirá en una competencia básica para el mercado laboral”

Emilio Corpas, alumno del Grado en ADE de EAE, se encuentra de intercambio en Montréal (Canadá). Desde allí, nos cuenta cómo ha vivido la adaptación a la ciudad, sus objetivos en este año académico y qué otras experiencias internacionales acumula

Martes, 24 de Octubre, 2017

A través del Departamento de Relaciones Internacionales, EAE Business School ofrece la oportunidad única a sus alumnos del Grado de vivir una experiencia internacional, mediante un intercambio y estancias temporales con los programas Erasmus. La Escuela cuenta con acuerdos de colaboración con más de una veintena de universidades y centros de estudios, repartidos por todo el mundo.

En la siguiente entrevista conocemos, de primera mano, la experiencia de un alumno que está viviendo esta experiencia internacional. Es el caso de Emilio Corpas, alumnos del último curso del Grado en Administración y Dirección de Empresas de EAE Business School. Ya se ha instalado y ya ha comenzado su primer semestre en la Université du Quebec en Montréal (Canadá). Anteriormente, ya había disfrutado de un año Eramus en Cardiff (Reino Unido), y, según nos cuenta, al enterarse de la oportunidad de irse a Canadá, “se convirtió en mi único objetivo”.

Aunque prefiere no hacer pronósticos de todo lo que vivirá durante el próximo año, reconoce que espera formarse académicamente en un país líder a nivel educacional, además de “vivir experiencias en España no tendría la oportunidad”. Por supuesto, conocer otra cultura y, sobre todo, hacer nuevos amigos es otro de los motivos que destaca y por los que anima a todos los alumnos a solicitar un intercambio. “Todos los jóvenes deberíamos de tener la obligación de conocer mundo, de tener distintas visiones de la vida y de conocer nuevos métodos de trabajo; deberíamos aprovechar las oportunidades y romper la barrera del miedo de irse al extranjero”.

¿Por qué te interesó realizar este intercambio a la Université du Quebec en Canadá? 

Todo empezó el curso anterior, cuando me encontraba de Erasmus en Cardiff (Reino Unido). A mediados de diciembre me dije a mi mismo que sería una oportunidad única que pudiera irme otro año al extranjero. Por ello solicité información a EAE, específicamente al departamento de International Mobility. Cuando vi que existía la posibilidad de poder irme a Canadá, se convirtió en mi único objetivo. Todos sabemos que es un país líder a nivel educacional. Además, me informé sobre la Universidad de destino y vi que tenía una reputación muy buena.

Por ello consideré que era una oportunidad única que no se me podía escapar porque no se me presentaría nunca más. ¡Tenía que intentarlo sí o sí, no había otra elección!

¿Cómo fue el proceso para conseguirlo? ¿Cuáles eran los requisitos que debías cumplir? 

Mi caso era un poco más delicado. Como ya me había ido el año anterior al extranjero, los otros estudiantes que todavía no se habían ido tenían preferencia, por lo que tuve que esperar hasta el último momento para saber si quedaban plazas libres para Canadá o no. Ya cuando me enteré que existía realmente la posibilidad de irme y que quedaba una plaza libre para mí, me solicitaron un certificado de nivel de idioma -  francés o inglés -, además de tener todas mis notas académicas aprobadas. Para acabar, tuve que pasar una entrevista con el Decano de EAE Business School, con el fin de demostrarle mi motivación de cara a irme a un sitio tan lejos.

¿Qué esperas vivir y aprender de esta experiencia internacional? 

Después de mi experiencia en Cardiff, pienso que es mejor no tener ninguna idea de que es lo que te puede esperar, sin hacer pronósticos. Cuando vives y aprendes experiencias que nunca te habías imaginado, el resultado llega a ser doblemente gratificante.

No obstante, es obvio que espero formarme académicamente de la mejor manera posible. Además, sobre todo, de vivir experiencias que en España no tendría la oportunidad.

Por ejemplo, para este primer semestre he tenido que pasar dos pruebas para poder entrar solamente en una asignatura. Después de trabajar y esforzarme, ¡he sido aceptado! La asignatura se llama Social Entrepreneurship: Sustainable Solutions to Global Challenges. Lo que la hace diferente es que se trabaja al mismo tiempo con los estudiantes de la University of Cincinnati (USA). Durante este semestre tenemos que trabajar en un proyecto con los estudiantes de allí, sobre un producto innovador en un país en desarrollo. Durante noviembre, lo presentaremos ante jurado en Cincinnati. ¡Además de que tenemos que ponerlo en marcha en la vida real!

Así que si tuviera que destacar algo en especial de qué espero vivir aquí, sería poder vivir experiencias que en España no podría vivirlas. Tampoco mentiré, también quiero conocer mucha gente de distintos países y pasármelo de la mejor manera posible.

¿Cómo fue la primera adaptación a Canadá? 

¡Los primeros días fueron un poco estresantes y complicados la verdad! Tienes que asentarte en la cuidad, conocer dónde se encuentra la universidad, los supermercados... Además el detalle del cambio horario, que también influyó un poco al principio. Pero una vez acostumbrado a los cambios, uno se encuentra muy cómodo en esta cuidad. Montreal está muy bien pensada para los estudiantes; cada día tienes algo para hacer. ¡En sí la palabra “aburrirse” no existe aquí!

¿Qué es lo que más extrañarás de España durante este año académico?

¡Muchas cosas! La familia, los amigos, la comida, mi moto y muchas cosas más… Pero también tengo muchas cosas aquí que allí no tendría, así que lo compensa.

En la otra cara de la moneda, ¿cómo esperas que esta experiencia internacional repercuta en tu CV y en tu futuro profesional? 

¡Espero que positivamente, la verdad! Creo que podré tener más oportunidades tanto a nivel nacional, como a nivel internacional. Sinceramente creo que es una oportunidad única por la que se me pueden abrir muchas más puertas. Incluso conocer gente de distintas culturas, en un futuro, estoy seguro que me ayudará a nivel profesional. Además cuantas más experiencias vividas pueda contar, en mi opinión, será más enriquecedor mi CV.

¿Existe la posibilidad de realizar prácticas o algún tipo de trabajo durante tu formación en Canadá? En caso positivo, ¿te gustaría realizarlas? 

Debido al visado que tengo, que se llama study permit, solo puedo trabajar dentro del campus universitario. Si quisiera trabajar en una compañía fuera de la Universidad, debería de solicitar otro tipo de visado. Pero aunque solo tenga esta posibilidad, no descarto buscar trabajo.

Aunque sí tengo claro que durante el primer semestre quiero centrarme en los estudios y en asentarme en la ciudad. Más tarde, en el segundo semestre, si me veo capaz de compaginar las dos cosas, lo buscaré.

Además de tu experiencia Erasmus, también estuviste trabajando desde Londres en MOTUL como responsable administrativo. Cuéntanos qué otras experiencias internacionales has vivido, qué motivos te llevaron a optar por ellas y qué aprendiste de cada una de ellas.

Así es, estuve trabajando durante dos meses en Londres para MOTUL. Fue una oportunidad que se me presentó y no podía desaprovecharla. Fueron de los meses más intensos que recuerdo haber vivido. Del otro lado, aprendí una cantidad de cosas que ni yo me imaginaba que podría aprender.

Sobre todo me di cuenta lo diferente que es trabajar de estudiar, conocer cómo funcionan los procedimientos de una gran empresa y todos los problemas que surgen en una multinacional. Tengo que reconocer que tuve un trato magnífico por parte de la empresa, la cual facilitó que mi estancia acabase con una semana en París para acordar el plan de comunicación de cara a la próxima campaña, teniendo reuniones cada día con encargados de todo el mundo del departamento de comunicación.

A parte de esta experiencia laboral, una de mis pasiones en la vida es poder descubrir mundo, viajar, conocer nuevas culturas y nuevas tradiciones. Y, en ese aspecto, me considero un afortunado ya que he podido realizar muchos viajes por distintos países: China, Colombia, República Dominicana, Argentina, Rusia, Estados Unidos, Turquía, Tahití y casi toda Europa. En cada país que he visitado, recuerdo experiencias internacionales únicas que nunca voy a olvidar. Pero, también hay que decirlo, a veces han sido experiencias duras que me han hecho aprender y ser más maduro.

¿Qué aportan estas experiencias a nivel laboral para tu futuro? 

Mi última experiencia laboral me ha aportado muchísimo, tanto a nivel personal como profesional. Te das cuenta que el mínimo error que puedas cometer, puede llevar a tener consecuencias importantes para la empresa. Por ello, tienes que estar al 100% cuando trabajas, estar atento a los pequeños detalles. Es importante no dejar tareas para otro día, y remarcaría que ser organizado es básico. También creo que es esencial la motivación sobre lo que haces, pensar que cada día es diferente y que vas a aprender algo nuevo.

Haber estado en contacto con otras culturas, en un mundo tan globalizado como en el que estamos viviendo, ¿se convertirá en una competencia básica de cara a encontrar un buen puesto laboral? 

Por ejemplo, no es lo mismo hacer un trabajo de la universidad con una persona de tu propio país que con una persona de otro continente o país. Vivir experiencias de este tipo es una forma de aprendizaje al fin y al cabo.

Hay que saber adaptarse a todas las situaciones, y como indicas en la pregunta, vivimos en un mundo globalizado así que yo creo que el hecho de haber estado en contacto con otras culturas sí que se convertirá en una competencia básica.

¿Dónde te ves de aquí a cinco años? 

¡Para ser honesto, no lo sé! La verdad es que no sé si me veo en España, aunque me haría mucha ilusión. No cierro la puerta a irme al extranjero a ganar experiencia laboral, porque también me entusiasmaría.

Bajo mi punto de vista, todos los jóvenes deberíamos de tener la obligación de conocer mundo, de tener distintas visiones de la vida y conocer nuevos métodos de trabajo. Deberíamos de aprovechar las oportunidades que se nos presenten, y, sobre todo, romper la barrera del miedo de irse al extranjero.

Pero a largo plazo, sí que me haría ilusión poder vivir en España. Considero que conozco mucho mundo, pero después de todo lo que he conocido: como España no hay ninguna.

Me gustaría poder trabajar en una gran multinacional, relacionado con  el mundo internacional. Pero me gustaría empezar trabajando en alguna start up o en algún banco para poder formarme mejor profesionalmente.

¿Qué te lleva a optar por el Grado en Administración y Dirección de Empresas de EAE Business School? 

He crecido en una familia que siempre ha estado ligada con el mundo empresarial. Y, a medida que me hacía más mayor, era lo que más me gustaba y me interesaba. Por suerte, no me arrepiento para nada de haber escogido este grado.

Más allá de la posibilidad del intercambio, ¿qué destacarías de tu formación en la Escuela?

La Escuela me ha dado una formación que me ha ayudado a ser más competente y eficiente a nivel académico, pero también a nivel profesional. El curso se asemeja mucho a lo que se requiere desde el mundo laboral, en el que vivimos hoy en día. Considero que la Escuela es muy exigente con ciertos aspectos académicos, pero, a la inversa, es enriquecedor para el estudiante.

Finalmente, ¿recomendarías EAE Business School y por qué? 

¡Sí, obviamente que sí! Es una Universidad que siempre busca mejorarse, nunca está conforme con lo que tiene. Y, lo que creo más importante, siempre busca innovarse. Intentan facilitar a los estudiantes grandes oportunidades académicas y profesionales. Y no hay que irse muy lejos, simplemente lo veo ya que, en estos últimos años, hay cada vez más estudiantes que quieren realizar sus estudios en EAE Business School.

Añadir nuevo comentario:

CAPTCHA de imagen