Actualidad

Miércoles, 19 de Diciembre, 2018

Adriana Aliaga (Bolivia), Alonso Vargas (Costa Rica) y Federico Castro (Costa Rica) han desarrollado QUPA, una herramienta de gestión de datos sobre ganado equino que comenzará a operar en Costa Rica para después llegar al mercado latinoamericano.

El equipo Equicontrol muestra su satisfacción por formar parte del grupo de emprendedores que dan vida a la incubadora EAE Lab, a la que consideran “una gran oportunidad para trabajar y concentrarnos en nuestro proyecto”. La conciencia de grupo es muy importante para ellos: “somos un equipo que durante todo el Máster ha trabajado a buen ritmo en el proyecto, con una visión similar que ha permitido que, de manera muy natural y sincera, tomemos decisiones clave a la hora de acceder a la incubadora y comprometernos con este nuevo trabajo y estilo de vida”.

¿Contabais con un proyecto ya desarrollado o habéis preparado uno expresamente para EAE Lab?

Desarrollamos un proyecto para el TFM del Máster en Emprendimiento e Innovación. Ese fue el cimiento inicial para la versión que postulamos a EAE Lab. Después de un mes de trabajo hemos pulido la idea inicial y dado un giro importante. Ahora tenemos definido el enfoque de nuestro modelo de negocio.

¿Por qué creéis que habéis sido seleccionados?

Nos han indicado en varias ocasiones que un punto determinante para ser seleccionados ha sido el equipo. Pensamos que es uno de nuestros puntos fuertes y demostramos no solo contar con habilidades técnicas, sino tener una buena dinámica de equipo y complementarnos bien para afrontar un desafío como el emprendimiento. 

EAE Lab acompaña al desarrollo de cada proyecto emprendedor durante cinco meses, ¿cómo va a evolucionar Equicontrol con el apoyo del equipo de mentores y expertos?

En el tiempo que ha transcurrido desde que inició EAE Lab el proyecto ha evolucionado notoriamente. Hemos avanzado principalmente en establecer procesos internos, definir una visión conjunta sobre qué queremos y hacia dónde queremos llegar con Equicontrol y acabamos de pulir la exploración de nuestros potenciales clientes. Antes de que finalice este proceso de acompañamiento buscamos contar con un producto piloto de calidad, listo para empezar la primera fase de comercialización.

¿Hablábamos antes del equipo, cuéntame un poco cómo sois cada uno y qué aportáis al proyecto?

Somos un equipo que, principalmente, se lleva bien y comparte una visión. Además, hemos buscado aprovechar nuestras fortalezas y capacidades para organizar nuestro emprendimiento. Alonso tiene grades habilidades para diseñar, crear imagen de empresa y es el más creativo a la hora de plantear el producto ya que siempre busca soluciones prácticas. Federico es el comercial de la empresa. Entre sus tareas están el contacto constante con potenciales clientes, efectuar reuniones para presentar nuestra propuesta y aprovechar los contactos. Adriana cuenta con experiencia en la gestión un negocio propio por varios años, se encarga de administrar las operaciones y da seguimiento al avance del proyecto.

Habéis pivotado e introducido cambios, ¿en qué consisten?

Sí, antes habíamos planteando una solución dirigida solo a mascotas y hemos pivotado después de realizar una profunda investigación. En ella nos hemos dado cuenta de que teníamos más ventajas si nos enfocábamos en un segmento tan concreto como el del cuidado equino. Con el mercado de caballos podemos llegar más fácilmente a contactos, potenciales usuarios y podemos aportar un valor adicional distinto que beneficie a los dueños de caballos en el campo latinoamericano.

¿Cómo ha contribuido EAE LAb en este giro?

El asesoramiento en EAE Lab nos ha ayudado a darnos cuenta de varias cosas. Nuestro mentor Jorge Urios, nos ha acompañado en la investigación de mercado, competidores y propuestas ya existentes en el sector de la mascota. Eso nos ha llevado a explorar otros segmentos relacionados con el cuidado animal, aunque manteniendo una propuesta similar, y buscando también oportunidades de negocio.

¿Tenéis algún referente en innovación que os sirva de estímulo en la ingente tarea de emprender?

Los estímulos están por todos lados, especialmente cuando nos encontramos inmersos en el ecosistema emprendedor. Madrid ofrece una diversa variedad de actividades en las que conocemos nuevos emprendimientos y asistimos a ronda de inversiones (aunque por ahora como observadores). En Equicontrol tratamos de sacar el mayor provecho a todo el entorno de eventos, actualizaciones sobre tendencias y eso nos inspira mucho. Cada vez que conocemos nuevas propuestas y a gente del ecosistema emprendedor nos llenamos de esa energía que nos ayuda a continuar en el proyecto.

En poco tiempo tenéis que tener desarrollado un mvp, ¿cómo transcurre el tiempo en la incubadora EAE Lab?

La verdad es que el tiempo pasa de manera muy acelerada. Sin darnos cuenta estamos llegando a una fase clave en la que iniciamos el trabajo de los mvps y que nos exige estar atentos, ser veloces y aprovechar bien el tiempo. Nuestra meta a corto plazo es tener un mvp simple pero muy convincente de cara a posibles clientes piloto, antes de que acabe el año.

Si echamos la vista atrás, desde la finalización del Máster a día de hoy, ¿cuántas cosas habéis aprendido? ¿Os sentís diferentes?

Hemos aprendido mucho de nosotros mismos, de nuestros compañeros y de la gente experta que nos ha aportado conocimiento práctico sobre el mundo emprendedor. Sin duda, no somos los mimos. Ahora tenemos mucha más noción sobre las fases de un emprendimiento planificado, estudiado y que trate de minimizar algo más los riesgos. Estar en constante contacto con experiencias emprendedoras de los profesores, empresas que visitamos y eventos nos han mostrado la realidad de este sector y han sido el impulso para iniciar el proyecto Equicontrol.

Proyecciones a futuro… ¿Tenéis algunas o de momento estáis con los pies bien puestos en el presente?

Tenemos claros nuestros objetivos para esta fase de la incubadora en EAE Lab: queremos tener nuestros primeros clientes y el modelo de negocio consolidado. En un futuro queremos ampliar nuestro servicio, al menos, a cuatro mercados en Latinoamérica. También pensamos que nuestra plataforma se puede aprovechar para el cuidado de más animales, no solo caballos, sino también a otros tipos de ganado. 

¿Cuál es el perfil de vuestro inversor? ¿Habéis pensado ya en ello?

En el caso de que recurramos a inversión externa, el perfil de esta debería ser compatible con las necesidades del proyecto. Es decir, que nos complemente con sus capacidades técnicas y comparta la esencia de nuestra visión como empresa. Pensamos que alguien del sector equino o de tecnologías para el campo podría encajar muy bien.

Por último, añadir que EAE Business School ha entregado a Equicontrol el Premio Emprendimiento e Innovación EAE 2018. El galardón consiste en un premio en metálico de 10.000 euros para invertir en su proyecto innovador. ¡Enhorabuena y mucha suerte al equipo de emprendedores de Equicontrol!.