Actualidad

Martes, 12 de Febrero, 2019

Titulada “Liderazgo adaptativo y desarrollo de negocio” la Jornada Business Networking-Directivos Españoles por el Mundo se ha celebrado en el Hotel Intercontinental de Madrid y ha estado protagonizada por Carolina Gómez, CEO de IKEA Polonia. La directiva de éxito ha compartido sus vivencias profesionales y su experiencia en la multinacional de muebles y decoración.

Carolina García Gómez es ingeniera industrial y MBA y ha trabajado en ICOM Ingeniería y el grupo Vocento. En 2005 entró en contacto con IKEA Barakaldo como Sales Manager y, 4 años después, se mudó a Suecia, a las oficinas centrales en Helsingborg. Desde entonces ha trabajado como Store Manager en IKEA Málaga o Valencia y ha ocupado el puesto de Deputy Retail Manager para IKEA República Checa, Hungría y Eslovaquia. Tras su experiencia en IKEA Japón (2017) trabaja desde octubre de 2018 en Varsovia como CEO de IKEA Polonia.

Enrique Sánchez de León, Director General APD, ha presentado el acto poniendo en valor el talento español y de sus directivos. Además, ha matizado la envergadura de una empresa como IKEA “una compañía con fortísimos atributos de marca, enfocada a la innovación que se está reinventando permanentemente”; su decidida apuesta por la sostenibilidad “consume el 1% de toda la masa maderera del mundo” y su capacidad a la hora de adaptarse a la cultura y los estilos de vida de los países en los que se establece. Marcelo Leporati, director del departamento académico “Dirección estratégica, emprendimiento e innovación” en EAE Business School ha presentado a la ponente y, al finalizar su intervención, ha realizado una serie de preguntas.

Con el título de Liderazgo Adaptativo y Desarrollo de Negocio Carolina García ha compartido sus experiencias profesionales liderando equipos dentro y fuera de España y ha detallado la forma en la que interiorizado conceptos como Sostenibilidad, Responsabilidad Social, Diversidad, Igualdad, Inclusión y Liderazgo. Fan de IKEA desde que llegó a Barakaldo, esta bilbaína nacida en Venezuela envío su curriculum a la multinacional y allí protagonizó su primera experiencia de liderazgo. Aunque en un primer momento se enfocó en la parte más comercial de la venta, cuando la ofrecieron la vacante en las oficinas centrales de Helsingborg abrió su mente a la gestión de equipos “fue un cambio, una manera de aprender cómo se lidera más en horizontal con personas que están a tu mismo nivel”. Allí estuvo dos años para volver a España en plena crisis económica con las aperturas de Málaga y Valencia.

“Málaga fue mi primer momento de liderazgo como directora de tienda”, explica Carolina. Con más de 400 personas a su cargo, comprueba en primer persona cómo adaptarse a costes a pesar de presentar cifras negativas. Las soluciones llegaron con acciones llenas de creatividad como el apoyo al equipo de fútbol local y el trabajo en equipo. En IKEA Valencia vive la experiencia de la responsabilidad como empresa para con los clientes y los empleados. La apertura de la tienda fue un fenómeno en la Comunidad Autónoma: aplicaron cerca de 100.000 personas a sus vacantes de empleo. La solución pasó por responder personalmente a cada una de ellas. El tercer reto consistió en aprender de las diferencias, y ocurrió cuando ocupó el puesto de Deputy Retail Manager para IKEA República Checa, Hungría y Eslovaquia: “Cuando llegas a otro país te das cuenta de que la manera de liderar difiere dependiendo de su historia y de su componente cultural”. Acostumbrada a algo más creativo y participativo, Carolina pasó del liderazgo creativo al adaptado y trabajó en la gestión de la diversidad y el empoderamiento de las mujeres.

En Japón se encontró con el concepto de cambio –OTMA One Tokyo Market Approach- y la dificultad añadida del componente cultural: “el mercado más difícil que me he encontrado por desconocimiento de marca, gama de producto y falta de accesibilidad en las tiendas IKEA, situadas afueras de las ciudad”. De vuelta a Europa, la exitosa directiva española lleva trabajando en IKEA Polonia desde octubre de 2018. En estos momentos está viviendo un momento de crecimiento lleno de retos: “la transformación digital es algo difícil para nosotros porque tenemos integrada toda la cadena de suministro” explica. El gran trabajo ahora consiste en adaptarnos a las nuevas necesidades, hacer tests y probar ideas para seguir avanzando.

Los nuevos objetivos para Carolina García se traducen, también, en una transformación en el liderazgo por resultados: “tenemos que cambiar las formas de trabajar y liderar, debemos dar resultados y avanzar con gente creativa que quiera ir a más… Si no cambiamos no vamos a poder llegar a satisfacer las necesidades de los consumidores”. El futuro pasa por la responsabilidad social corporativa y el cambio climático. La CEO de IKEA Polonia asistió al COP24 y comprobó en primer persona la responsabilidad que tienen las empresas en la sostenibilidad del planeta y las oportunidades que supone este cambio para el desarrollo de nuevos servicios para los clientes.

Con todo ello, para la directiva española sintetiza con las palabras equipo y pasión el aprendizaje de su trayectoria empresarial y las aplica en su día a día con el reclamo del togetherness: unión, trabajo conjunto, energía y motivación de los equipos para conseguir los objetivos.