Actualidad

Martes, 6 de Marzo, 2018

El 20 de febrero, el campus de Barcelona de EAE acogió un nuevo Programa Enfocado impartido por Fátima Vila, profesora de Máster en Dirección de Marketing y Gestión Comercial y Máster en Dirección de Comunicación Corporativa. Bajo el título “La comunicación habilidad clave para el liderazgo”, la ponente desglosó la importancia del liderazgo y de una buena comunicación en la sociedad.

Según Fátima, lo que distingue a un buen líder es que toma la iniciativa, es un hijo de su tiempo, genera confianza y respeto, se atreve a innovar, gestiona las emociones y transforma la realidad y, claro está, “sabe comunicar todos estos valores”.

Sin comunicación, el líder queda como invisible, puesto que además de sus acciones las debe enseñar, mostrar e informar a los demás. Fátima se preguntaba ¿qué pasa en un mundo hiperconectado, marcado por Internet, las redes sociales y las 4.0? En este caso, es decir, actualmente, el liderazgo se dispersa y se complica. Fátima Vila explicó los diversos tipos de liderazgo, empezando por el estratégico, “Abordaje pragmático. Orientado a resultados, con una estrategia de misión, visión, valores”, el ejecutivo, “Centrado en las tareas y en la acción”, y el social o ético, “centrado en las personas, apela a los sentimientos”. Y el que dedica más tiempo y energía a la comunicación es el emocional.

En este sentido, puso diversos ejemplos como el del ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ligado al líder emocional porque explotó el mensaje retórico “Yes, we can”, mostró  cercanía y se identificó con los demás, no renunció a los arquetipos de su sistema, utilizó el sentido del humor, domina la comunicación no verbal y hace suyo el online con muestras continuas en su cuenta de twitter.

Para aplicar la comunicación persuasiva al liderazgo, la profesora comentó que es vital integrar la retórica del liderazgo en el discurso. Para Fátima el líder Logos (basado en la lógica) es el que tiene capacidad de acaparar la atención, exponer con claridad y apoyarse en datos, y establece  contacto, conecta anécdotas y siembra polémicas. Mientras que el líder Ethos (centrado en la credibilidad), tiene credibilidad y referencias, aporta experiencia, confianza, conocimiento

Por su parte, el líder Pathos (basado en la emoción, como el caso de Obama), lidera éticamente, empatiza y escucha y muestra. Tiene la capacidad de liderar bajo la responsabilidad, es agente de cambio, compromiso y pasión. Empatiza en la manera de escuchar, responder y se identifica. Mientras que escucha porque atiende, se muestra considerado, tiene paciencia y muestra humildad.