Actualidad

Martes, 26 de Septiembre, 2017

Qué es el Internet de las Cosas (IoT), cuándo nace y qué significa. Con este inicio, Víctor Momparler, Performance Marketing Manager de Just Eat Spain, dio comienzo a su conferencia el pasado miércoles 20 de septiembre en el Campus de Madrid. Organizada de forma conjunta con Adigital, esta sesión de título “El internet de las cosas: Un futuro hiperconectado” estuvo presentada por Jorge González Marcos, profesor del Máster en Marketing Online y Comercio Electrónico de EAE Business School.

El IoT no se trata de un concepto o fenómeno nuevo, sino que, a día de hoy, se ha producido una “explosión de su uso, que ha requerido unas condiciones”, entre las que sobresalen la tecnología y las necesidades digitales. Especialmente destacable de estos factores que hacen posible el IoT, Momparler hablaba del coste por almacenar un giga: “Si no podemos almacenar los datos que obtenemos, el IoT no sirve de nada”.

La compatibilidad entre los distintos dispositivos es uno de los retos a los que nos enfrentamos, aunque el invitado, antiguo alumno del Máster en Marketing Online y Comercio Electrónico, destacaba la seguridad y privacidad de los usuarios. Más allá también hablaba de la gestión de datos, el big data y el machine learning: “Hay pocas empresas hoy en día que sepan extraer y analizar los datos correctamente”, declaraba. La gestión del talento, finalmente, es el último de los retos, pasando por las posiciones laborales que triunfan en el mercado y para las que las políticas de captación y retención de talento serán imprescindibles. “Data Scientist es la más demandada hoy en día”.

El Perfomance Marketing Manager quiso ejemplificar cómo se estaba utilizando el Internet de las Cosas en diferentes sectores, con el fin de que el público (fundamentalmente antiguos y actuales alumnos de EAE Business School) lo viese más claro. Entre otras áreas, se trataron las aplicaciones de salud, los coches autónomos o los asistentes virtuales, tanto de Amazon como de Google, del que el ponente apuntaba que en un futuro “sus ganancias pasarán de la publicidad en el buscador actual a las búsquedas realizadas en estos asistentes virtuales”.  

Preocupado también por cómo el Internet de las Cosas puede afectar a la sociedad, Momparler dedicó parte de su sesión para hablar de efectos colaterales y comportamientos. Por un lado, apuntaba al descenso de precios del almacenamiento. “Ciertos players como Google o Amazon se dieron cuenta de que todos queremos almacenar datos, pero tenerlos sin más no supone nada”. Ejemplificando en el propio caso de Just Eat, “lograr una óptima visualización de estos datos supone un reto al que hacer frente con herramientas como Google Data Studio o Tableau”.

En segundo lugar, hablaba de aplicaciones que, en la actualidad, nos resultan habituales como Uber, Airbnb o Tinder. Sin embargo, estas repercuten en nuestra forma de entender la sociedad, en la manera de desplazarnos, de alojarnos en un destino o, incluso, de buscar pareja. “No es tanto la tecnología, sino todo lo que ha habilitado y cómo ha cambiado nuestro comportamiento”, puntualizaba Momparler.

En el caso particular de Just Eat, justo explicaba el ponente que acaban de lanzar la opción de entrega a través de robots, una de las principales vías a explorar del IoT. “También estamos explorando para estar presentes en los asistentes virtuales”. Con una visión clara de cómo será el futuro hiperconectado, Just Eat se ha propuesto estar presente en todos los dispositivos de los futuros hogares.